COPA LIBERTADORES

Aguantó hasta los insultos

Como siempre, Arismendi, que denunció al árbitro, jugó de volante y zaguero, y se lució.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Arismendi

Las dos posturas eran atendibles. Pero fueron semanas y semanas de dimes y diretes cuando se veía terminar el contrato de Diego Arismendi. Y -el que juega con el número 8- en el primer partido oficial, luego de la firma, fue el mejor.

El “Mama” comenzó jugando de volante, su puesto natural, recostado a la izquierda de Porras (su compinche en el Torneo Apertura). Y cumplió con todo lo necesario en este tipo de partidos y ante esta clase de rivales. Presionó cuando lo tuvo que hacer, provocó errores y además, cuando recuperó la pelota, la jugó de buena manera, incluso generando algún acercamiento interesante al arco rival.

Era el mejor, sin dudas, hasta que la expulsión de Diego Polenta (a los 34 minutos) lo retrasó a la zaga. Y, también ahí, siguió siendo el mejor de los tricolores, cortando juego rival por arriba y por abajo.

Para la vuelta, se plantea la duda desde ya: un cambio de nombres con José Aja por Polenta, o Arismendi atrás y Ribaír Rodríguez al medio de la cancha. El técnico tiene una semana para resolverlo, a la espera de la llegada de un nuevo zaguero (que no podrá jugar en la revancha de la próxima semana), un puesto en que Álvaro Gutiérrez quiso sumar en el período de pases y no restar, como terminó pasando, tras el primer juego oficial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)