TORNEO CLAUSURA

Fénix 3-Wanderers 3: Se bombardearon los arcos y regalaron golazos

El partidazo en Parque Capurro. El Albivioleta había comenzado mucho mejor, pero el Bohemio reaccionó en dos oportunidades y rescató un punto.

Fénix-Wanderers
Lluvia y de goles en el Capurro. Foto: Campeonato Uruguayo

Bajo agua, Fénix y Wanderers empataron 3-3, se bombardearon los arcos y protagonizaron un partidazo en el cual sobraron las emociones, hubo goles espectaculares por los remates lejanos o por la combinación de las jugadas.

El Bohemio de Daniel Carreño se vio obligado a reaccionar en dos ocasiones y lo hizo con fútbol. El último impulso lo consiguió gracias al ingreso de Diego Riolfo, que empujó al equipo al moverse por todo el frente del ataque y con gran dominio de la pelota.

El Albivioleta de Juan Ramón Carrasco, que había empezado muy bien, sacando una gran ventaja de dos goles, cuando se le torció el partido porque Wanderers impuso las condiciones, volvió a entrar en juego con un soberbio cañonazo de Agustín Alfaro.

La propia alternancia en el dominio de las acciones hizo que el encuentro nunca perdiera emotividad. Y lo mejor es que ambos procuraron llegar al gol con el juego asociado.

La historia había comenzado mejor para Fénix con un doblete de Maureen Franco, el segundo de un penal que cometió Ignacio De Arruabarrena a Juan Álvez. Pero un gol en contra de Ángel Rodríguez en los últimos minutos del primer tiempo le permitió a Wanderers quedar a tiro.

Y esa circunstancia no la desprovechó, porque después una gran jugada elaborada con el fútbol por abajo, con un pase de taco de Riolfo, le dio a Nicolás Quagliata la posibilidad de buscar el espacio para sacar el disparo que puso el 2-2

Ese era el momento de Wanderers. Mandando en el juego, atacando por todo el frente del ataque. Parecía que podían seguir de largo, pero un bombazo de zurda de Agustín Alfaro (el mejor gol del partido) hizo que Fénix nuevamente se pusiera arriba.

La historia parecía sentenciada. Pero la lluvia siguió trayendo golazos. Ahora de tiro libre. Leonardo País cuando faltaba un minuto para cumplir el tiempo reglamentario la colgó en el ángulo y puso el 3-3 definitivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error