ESPAÑA

La agonía de Santiago Cazorla llegó a su fin: vuelve a las canchas

Fue campeón con España en 2008 y 2012. En 2013 sufrió una grave lesión en el tobillo por la que tuvo que jugar con infiltraciones hasta que se operó y un médico le dijo que "si volvía a caminar por el jardín con mi hijo, me diera por satisfecho". Hoy en día se prepara para volver a jugar. 

Santiago Cazorla en su vuelta a las canchas en Villarreal. Foto: EFE
Santiago Cazorla en su vuelta a las canchas en Villarreal. Foto: EFE

El volante español Santiago Cazorla, campeón de la Europa en 2008 y 2012 dijo este miércoles que fue "muy especial" volver a sentirse futbolista en el amistoso que disputó con el Villarreal ante el Hércules este martes después de más de dos años parado por sus problemas físicos.

Cazorla, que se entrena con el Villarreal para tratar de recuperarse de sus graves lesiones en el tobillo, participó en el último cuarto de hora de primer partido amistoso del Villarreal de pretemporada.

"Es difícil expresar lo que se siente después de tanto tiempo fuera de los terrenos de juego. Volver a sentirte futbolista es muy especial. Sentir ese cariño de la gente y el recibimiento que me ha dado. Sólo por eso merece la pena el sufrimiento de este tiempo", dijo en declaraciones facilitadas por el Villarreal.

El jugador se mostró muy agradecido al Villarreal, tanto a sus dirigentes como a sus compañeros. "Me han tratado muy bien desde el primer día y es como si no me hubiera ido. El trato de los compañeros y el sentirme a gusto es importante para mi progresión", aseguró.

"Siempre he estado en contacto con el club desde que me fui -en 2011- y al corriente de la actualidad del equipo a través de gente de la directiva y jugadores. Ojalá pueda compensarles este trato volviendo a jugar", añadió.

El implante de piel que recibió Cazorla. Foto: Marca
El implante de piel que recibió Cazorla. Foto: Marca

"Realmente no se puede pagar ni recompensar lo que ha hecho por mí el Villarreal. No solo cuando llegué con 18 años, sobretodo por el detalle de abrirme las puertas tras dos años parado y darme facilidades, calma y sin presión en el día a día. Eso solo me lo puede dar el Villarreal", añadió el jugador oriundo de Asturias.

"Desde que me llamaron Fernando (Roig) padre, Fernando (Roig) hijo, José Manuel Llaneza y toda la directiva para que viniera porque sólo querían ayudarme para que volviera a ser futbolista, mi única obsesión ha sido devolverles el cariño", continuó.

Cazorla lamentó que, al ser una persona "muy exigente", no está disfrutando como debería del proceso de mejora que está experimentando.

"La gente me dice que tengo que valorar dónde estoy ahora y dónde estaba hace 20 meses y lo que he pasado, pero solo pienso en quitarme el dolor y estar lo antes posible y no disfruto lo que estoy haciendo como es compartir entrenamientos con los compañeros, volver a sentirme futbolista", manifestó.

"Realmente era impensable volver jugar un partido como el de ayer y no sé disfrutarlo. Soy muy exigente y quiero mejorar cada día, pero quisiera saber donde estoy y disfrutarlo", declaró Cazorla.

El futbolista asturiano también quiso agradecer el trato de la afición del Villarreal, ya que recordó que, además del apoyo recibido en su anterior estancia en el equipo, cuando estuvo en el Málaga y el Arsenal también le mostraron su cariño.

"Cuando salí -en 2011-, siempre dije que no era un adiós, era un hasta luego porque tenía en mente volver. A día de hoy estoy aquí y ojalá pueda volver a jugar y defender estos colores porque me siento uno más de esta gran familia", concluyó.

¿Qué le sucedió al jugador en el tobillo?

Su último partido oficial data del 19 de octubre de 2016, en un juego por la Champions League entre Arsenal y Ludogorets. El calvario por el que tuvo que pasar duró hasta los días de julio de 2018, 19 meses después.

A raíz de una lesión en el tobillo, Cazorla pasó por ocho operaciones, una rotura de ligamentos, infecciones en el hueso y un injerto de piel que le sacaron del brazo y para el talón. El gran problema fue la infección, que incluso le "comió" ocho centímetros del tendón, a causa de tres bacterias agresivas, según explicó Marca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)