ITALIA

Agnelli niega estar involucrado en examen amañado de Luis Suárez

Aseguró que se enteró que el futbolista uruguayo estaba interesado en fichar por la Juventus porque se lo contó el vicepresidente Pavel Nedved.

Andrea Agnelli. Foto: AFP
Andrea Agnelli. Foto: AFP

Andrea Agnelli, presidente del Juventus Turín, negó ante el fiscal de Perugia (centro de Italia) todo tipo de responsabilidad personal en el examen amañado de lengua italiana del uruguayo Luis Suárez, entonces jugador del Barcelona y objetivo de mercado del club turinés, informa este miércoles el diario "Corriere della Sera".

Según el informe sobre su comparecencia del pasado 26 de enero ante el fiscal de Perugia Raffaele Cantone, Agnelli aseguró que se enteró de que Suárez pasaría el examen de lengua italiana en la Universidad para Extranjeros de Perugia "por los diarios" y que el tema fue "enteramente gestionado" por el director deportivo Fabio Paratici.

"Paratici tiene amplios derechos de acción en los límites del presupuesto. Las decisiones sobre los fichajes de los jugadores pertenecen a él. Evidentemente, me informa de sus decisiones de manera ocasional y casual", aseguró Agnelli ante el fiscal.

El presidente del Juventus reconoció, por otro lado, que sabía que Luis Suárez, quien finalmente recaló en el Atlético Madrid, estaba interesado en fichar por el Juventus porque se lo comunicó el vicepresidente, el checo Pavel Nedved, en una comida a finales de agosto de 2020.

"Me acuerdo de que en un almuerzo a finales de agosto Nedved me dijo que el jugador del Barcelona se había ofrecido al Juventus con un mensaje. En este período teníamos varias negociaciones abiertas con (el bosnio Edin) Dzeko, (el polaco Arkadiusz) Milik, (el uruguayo Edinson) Cavani y (el español Álvaro) Morata, que finalmente fichamos, además de la opción Suárez", dijo.

"A principios de septiembre se me dijo que el fichaje de Suárez era difícil porque no tenía ciudadanía comunitaria", agregó.

Los hechos se remontan al 17 de septiembre de 2020, cuando Suárez acudió a la Universidad para Extranjeros de Perugia para conseguir el certificado B1 de conocimiento de la lengua italiana necesario para obtener el pasaporte de Italia, lo que facilitaría su fichaje por el Juventus.

La justicia italiana descubrió poco después, gracias a interceptaciones telefónicas y al registro de correos electrónicos, que el examen había sido amañado y que unos profesores de la Universidad entregaron anteriormente a Suárez las preguntas.

El propio Suárez, entrevistado por el Fiscal como testigo y no como investigado, reconoció que se le enviaron por correo las preguntas para facilitar la consecución del certificado.

Por este escándalo, las autoridades italianas han suspendido de sus funciones durante ocho meses a los responsables de la Universidad para Extranjeros de Perugia que organizaron y amañaron el examen de ciudadanía de Suárez, quien, al ver imposible cerrar su fichaje por el Juventus, fichó por el Atlético Madrid.

La Guardia di Finanza ha suspendido a la rectora de la universidad, Giuliana Grego, al director Simone Olivieri y a los profesores que examinaron al delantero uruguayo, después de que la Fiscalía de Perugia haya concluido en su investigación que "los contenidos de la prueba habían sido comunicados previamente al propio jugador, llegando a predeterminar el resultado y la puntuación del examen".

Todo ello para cumplir con las solicitudes que había hecho el Juventus, que negociaba un posible fichaje si Suárez lograba un acuerdo favorable de salida con el Barcelona, ya que su contrato era válido hasta 2021

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados