BOSTON RIVER

Adrián Berbia, el Buffon uruguayo

Tiene la misma edad que su colega de Juventus y mañana atajará a 3.200 metros defendiendo a Boston River, un club de otro mundo, por la Copa Sudamericana.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Adrián Berbia

Adrián Berbia ya está en Lima, con sus compañeros de Boston River, esperando el partido de vuelta frente a Comerciantes Unidos que tendrá lugar mañana en Huancayo. "Estamos bien, con muchas ganas, aunque es una situación particular porque cuando juguemos la revancha ya se habrán cumplido los tres meses del primer partido. Y es algo inusual. Pero hay que afrontarlo", dijo el arquero, quien ha jugado muchas veces en la altura.

"Sabíamos que Comerciantes era un rival que juega en la altura, pero en la cancha de ellos, en Cutervo, hay 2.500 metros y ahora nos llevan a Huancayo, que tiene 800 metros más. Es una adversidad más, pero hay que estar preparados mentalmente y confiar en nuestras armas para hacer el mejor partido y poder seguir en la Copa", añadió.

El golero es consciente que si el rival de Comerciantes hubiera sido un equipo grande, argentino o mismo uruguayo, la Conmebol no hubiese permitido el cambio de sede. Pero no se detiene demasiado en eso. "No queremos distraernos con esas cosas, lo nuestro es jugar los 90 minutos, nos toque donde nos toque. Si nos llevaban a Cutervo o ahora en Huancayo. Donde nos toque vamos a ir a dar el máximo. Sabemos que Comerciantes se excedió del plazo para fijar la revancha y sin embargo, fueron contemplados. Pero no queremos desenfocarnos de lo que nos corresponde. Tenemos que jugar el partido de forma inteligente para lograr la clasificación".

Diferente.

Berbia llegó al equipo del barrio Bolívar hace dos años y medio. Hacía seis meses que estaba sin equipo y una tarde, mientras tomaba mate y disfrutaba de la playa jugando con sus hijos, recibió una llamada. "Era Tito Sierra, uno de los gerenciadores de Boston River y me invitó a este proyecto. En ese momento Boston River estaba en la B, pero ahí comenzó este lindo camino", contó quien descubrió un club diferente.

"Encontré cosas que de repente cuesta hallar en otros lados. Tranquilidad y gente muy humilde pero de bien. Gente con ganas de crecer y hacer las cosas bien. Generalmente, a los cuadros se los mira por las cantidades de dinero y las masas que puedan mover. Y a veces no es tan importante la cantidad sino la calidad de la gente. En Boston River somos pocos, pero todos nos sentimos importantes. Y ninguno más importante que el otro, sea cual sea la función que nos toque. Puede ser jugador, funcionario del club, canchero, utilero, kinesiólogo o presidente. Todos nos sentimos importantes y con el mismo respeto hacia el otro. Esas son cosas que tenemos claras y que se van transmitiendo a los que llegan semestre a semestre. Más allá de un resultado siempre nos podemos mirar a los ojos", explicó. Y eso influye en lo futbolistico.

"Desde que vino el cuerpo técnico de Apud jugamos de la misma forma. El primer torneo fue el Uruguayo Especial y nos jugábamos la permanencia en 15 partidos. No había margen para especular o para lamentarse. Teníamos que salir a proponer sabiendo que muchos nos iban a subestimar porque Boston River estaba haciendo sus primeras armas en Primera División. Había un gran desconocimiento sobre lo que era el club y nosotros lo teníamos que aprovechar. El año pasado soprendimos. Este ha sido más difícil porque ya nos conocían. Uno siempre aspira a más, pero estamos conformes con lo que venimos haciendo. Soy un convencido que el ser humano hasta su último suspiro siempre tiene que tratar de seguir mejorando. Y cuando uno hace las cosas con felicidad está más cerca de conseguir el objetivo".

La "Juve".

Berbia tiene 39 años, los mismos que Gianluigi Buffon, el arquero de Juventus que se prepara para jugar la final de la Champions League. "Noooo, que voy a ser el Buffon uruguayo. Compararme con ese monstruo, sería como una broma. Él es muy grande, una persona que ha marcado las últimas décadas en lo más alto de nuestro puesto. Son referentes, gente admirable. Uno trata de hacer su historia humildemente, muy lejana a lo que puede ser Buffon. Es un gran arquero que nos ha marcado a los que estamos en este puesto", dijo Berbia quien no ocultó que quiere que Juventus gane la final del sábado.

"Me encantaría que ganara Juventus, por él y porque además siempre han pasado jugadores uruguayos. Los que nos ponemos guantes seguro que estamos haciendo fuerza por él", admitió quien piensa seguir jugando mientras pueda disfrutar. Y mañana lo hará a 3.200 metros de altura.

El arquero no le teme a la altura de Huancayo.

"Tenemos que tratar de jugar y defendernos con la pelota, porque el que la tiene posee el control del partido. No somos de meternos atrás. Jugamos con línea de tres, pero eso no nos hace ser defensivos ni muy líricos. Tratamos de tener siempre un balance. De ofender y estar bien protegidos", dijo sobre lo que espera de la revancha de mañana por copa.

Hizo 21 días de aclimatación en la altura.

Berbia es de los que tienen más experiencia en la altura. Estando en la selección hizo aquellos 21 días de aclimatación con Passarella. "En cada puesto incide diferente. En los arqueros lo que más sufrís es la velocidad de la pelota; el pique y el cálculo".

Disfrutando de cada entrenamiento.

"A lo largo de la carrera siempre tuve compañeros mayores que me hablaban de la necesidad de disfrutar de lo que uno hace. Hoy en día lo estoy disfrutando y trato de transmitirle lo mismo a los jóvenes. Disfruto de cada entrenamiento y cada partido más allá de las dificultades que uno pueda tener".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados