PEÑAROL

El ADN aurinegro: Actitud, Dinámica y Nández

Los motivos que sostienen al aurinegro en la lucha por el título del Uruguayo

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Joyita. Por escándalo, Nahitan Nández fue hasta ahora el mejor jugador aurinegro en esta temporada; Valencia y Sampdoria ya posaron los ojos en él. ¿Se irá? Foto: Marcelo Bonjour

En el partido ante Rampla, el aurinegro volvió a parecerse al del debut con Fénix: ganó, goleó y manejó la pelota a pesar de que sufrió hasta los últimos minutos para cerrar el encuentro. Por momentos, también recordó al del primer tiempo ante Palmeiras, al de aquella tarde en el Viera y al de los primeros minutos en el clásico. Con mayores y peores rendimientos, con picos más altos y bajos, Peñarol volvió a exponer en cancha parte de lo que quiere su DT y también lo que reclaman los hinchas.

Ganando, empatando o perdiendo, el equipo de Leonardo Ramos tiene argumentos que son innegociables al margen de lo que después pueda desarrollar ante el rival de turno.

“El ADN creo que es algo que no se puede negar, que está instalado en el equipo y en los jugadores más allá de los resultados”, dijo “Leo” tras el debut en el Intermedio. ¿El ADN? Actitud, Dinámica y Nández.

Actitud.

Si en algo creció el equipo en este 2017, es en ese sentido. Se podrá recriminar que por momentos sin determinados futbolistas carece de ideas para generar fútbol, que tal delantero debe jugar por otro, pero no caben dudas con la intensidad que salen a disputar el encuentro. Ver a delanteros volanteando o al “Cebolla” Rodríguez jugando como el sábado la última media hora de doble cinco es una clara muestra de ello.

Además, ya demostró que al margen de tener esa carencia de no poder cerrar partidos donde es superior puede revertir resultados, aspecto que le había faltado en la anterior temporada.

Dinámica.

Las alas que creó con Nández-Petryk por derecha y “Cebolla”-Hernández por izquierda, son su mejor arma. Se entienden a la perfección y son el gran acierto del DT. Cuatro futbolistas con buen manejo de pelota y gol. Los laterales se sueltan constantemente y llegan hasta el fondo, algo que no abunda en nuestro país. Los volantes por afuera son el salto de calidad que tiene este equipo. Tienen nivel de selección y son insustituibles.

Nández.

La gran figura. El jugador más determinante. Líder, letal por sus subidas por derecha y encima, uno de los goleadores del equipo. Es el alma de este Peñarol. Del riñón del club, el preferido del hincha y el mimado por el entrenador. Le dio la cinta, lo transformó en el capitán más joven en la historia de la institución, y lo cierto es que no le pesó. La joyita aurinegra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)