LUTO

El adiós a Santiago García: "Nadie escuchó que el 'Morro' estaba pidiendo ayuda"

Juan Suraci, periodista mendocino vinculado a Godoy Cruz, se refirió a cómo fueron los últimos años del uruguayo en Argentina y los problemas que lo afectaron en el último tiempo. 

García debutó en 2008 y en su primer pasaje anotó 46 goles en 102 partidos, algunos de ellos contra Peñarol. En su segundo paso (2013/2014) hizo un gol en 18 encuentros.
García debutó en 2008 y en su primer pasaje anotó 46 goles en 102 partidos, algunos de ellos contra Peñarol. En su segundo paso (2013/2014) hizo un gol en 18 encuentros.

"Nos hiciste ganar, nos hiciste feliz. Era tu lugar o al menos eso pensábamos. Un día dejaste de servir y todos te dejamos solo. Qué error. ¡En paz descanses amigo! ¡Te recordaremos por siempre!”. Esa publicación en Instagram, en este caso de Diego Riolfo, fue una de las tantas que hubo en las redes sociales en relación a la muerte inesperada de Santiago “Morro” García, ayer al mediodía en Mendoza, Argentina.

García y Riolfo compartieron plantel en Godoy Cruz en 2018 y se transformaron en amigos. Porque si hay una gran virtud que tenía el “Morro”, precisamente esa era el valor que le daba a la amistad. Y las palabras de Riolfo son muy profundas, porque tocan de costado a un tema súper importante como lo es el de la depresión, no solo en los futbolistas, sino en todos.

Qué importante es prestar el oído y escuchar lo que el otro está viviendo: sus problemas, sus vivencias, sus miedos. Ese simple gesto, ese encuentro, esa llamada, ese audio, ese mensaje, sin darnos cuenta puede ayudar de sobremanera a una persona que está atravesando una depresión o una situación delicada. Pero cuánto cuesta darnos ese tiempo de escuchar. Excusas hay miles, pero dejan de ser tales cuando suceden cosas dolorosas como esta y nos replanteamos (al menos por unas horas) nuestra prioridades diarias.

En las últimas 48 horas, el “Morro” (30 años) no atendía su teléfono ni respondía mensajes. Según los primeros indicios que llegaron desde Mendoza ayer, el futbolista se quitó la vida de un disparo en su cabeza con un arma calibre 22 y el cuerpo fue hallado en su cama, en un apartamento del centro de la ciudad.

Según indicaron medios argentinos, el “Morro” atravesaba una fuerte depresión y estaba en tratamiento. Se habla que la causa principal es que no podía ver a su hija desde hace más de un año, además de sus problemas con el club de donde es ídolo, pero donde últimamente no era valorado de esa forma, a tal punto que el presidente José Mansur habló mal del delantero de manera pública.

En las últimas semanas (además del COVID-19 que lo afectó), había sido apartado del plantel principal y pese a que su contrato finalizaba en junio, el presidente del “Tomba” quería sacar dinero por él. Hubo cuatro ofertas por García, incluyendo la de Nacional, pero ninguna negociación había prosperado por las exigencias de Mansur, quien había dicho que “su ciclo está terminado. Necesitamos líderes positivos. Hemos tenido líderes negativos. Tuvimos problemas complejos y no los pudimos resolver. Ahora lo vamos a resolver. Vos no podés ser un líder y no ir al gimnasio, estar en rojo con todas las mediciones. Hay una situación de jugadores que profesionalmente no han cumplido, si no cumplen no pueden estar”.

Juan Suraci es un periodista deportivo mendocino, que trabaja en radio Andina y que ha seguido de cerca la realidad de Godoy Cruz. “El ‘Morro’ es un ídolo del ‘Tomba’, siempre tuvo un vinculo afectivo con la provincia y actitudes que hablaron de su amor por el club, rechazando propuestas fuertes de otros mercados para quedarse en Godoy Cruz”, contó.

Santiago Morro Garcia festejando el gol de Godoy Cruz
Foto: La Nación / GDA

“Su situación en los últimos dos años se deterioró, fundamentalmente en el aspecto futbolístico y de vínculos con los distintos técnicos. Se fue rompiendo el vinculo entre el ‘Morro’ y la dirigencia hasta que se dio un corte en diciembre, donde los dirigentes decidieron terminar con el vinculo, aunque tenía contrato hasta el 30 de junio. Lo otro que se sabía por lo bajo es que el ‘Morro’ no estaba pasando un buen momento anímico en los últimos dos o tres años producto de situaciones personales en las que yo prefiero no entrar, más allá de conocerlas, y que tienen que ver con barras familiares, su tratamiento y el tema de sus adicciones. Evidentemente era una persona que estaba pidiendo ayuda y nadie lo escuchó; ni los más cercanos, ni sus afectos, ni la gente que solía compartir momentos con él, o sus compañeros. Nadie escuchó que el ‘Morro’ estaba pidiendo ayuda”, sentenció.

García debutó con Nacional en 2008 de la mano de Gerardo Pelusso con el dorsal 5 e hizo un gol para que los tricolores se quedaran con la Liguilla. Después pasó por Athletico Paranaense, Kasimpasa de Turquía, volvió a Nacional, se fue a River Plate hasta llegar a Godoy Cruz en 2016, donde se transformó en el goleador histórico del club en Primera División con 51 goles.

Aunque Vélez, Independiente y Estudiantes lo querían, había muchas chances de que García regresara a Uruguay para jugar en Nacional y así estar cerca de su hija. Alejandro Balbi, vicepresiente tricolor, le dijo ayer a TyC Sports que “hablé con él el miércoles, estábamos contando para que viniera en este último período de pases, pero había algunas dificultades contractuales con Godoy Cruz. Lo noté bien, por eso la mayor sorpresa; yo en broma le decía ‘bueno, moreno, apurate que te estamos esperando, no te hagas el vivo’ y él decía ‘no tranquilo, ya va a salir’. Sus comentarios eran positivos, todo lo contrario de lo que lamentablemente sucedió”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados