EN EL CAMPEÓN DEL SIGLO

Otro adiós: Peñarol dejó una mala imagen y se despidió de la Copa Sudamericana

En 15 días. el equipo de Mario Saralegui quedó eliminado de toda competencia internacional y está a 10 puntos de Nacional en la Tabla Anual.

Los jugadores de Peñarol tras la eliminación de la Copa Sudamericana. Foto: EFE.
Los jugadores de Peñarol tras la eliminación de la Copa Sudamericana. Foto: EFE.

Lo intentó, pero no pudo. Lo buscó, pero no lo encontró. Hizo todo para ganar y no lo logró. Se desesperó y fue letal. Peñarol quedó eliminado de la Copa Sudamericana y le dijo adiós en menos de tres semanas a otro torneo internacional.

Es que luego de haber quedado por el camino en la fase de grupos de la Copa Libertadores, el objetivo del equipo de Mario Saralegui pasó a ser este torneo porque hasta se dio el lujo de dejar los primeros seis puntos del Torneo Intermedio 2020 por el camino tras perder con River Plate y Defensor Sporting.

Y ese objetivo estaba reducido a un solo partido: el de anoche. El técnico apostó al mismo equipo que había jugado siete días atrás en el Estadio José Amalfitani y en la primera parte el carbonero fue dominador de las acciones, pero nuevamente volvió a quedar en el debe en un aspecto que a esta altura de la temporada ya no tiene explicación: la definición.

El mirasol generó sus chances y llegó en varias oportunidades con peligro al arco de Alexander Domínguez, pero no pudo convertir.

Pero mientras eso sucedía, el karma de las lesiones se hizo presente nuevamente en el Estadio Campeón del Siglo porque a los 32’, Jonathan Urretaviscaya, quien había estado en duda antes de este encuentro por una molestia muscular, dejó la cancha y en su lugar ingresó Christian Bravo.

David Terans y un intento en la ofensiva de Peñarol ante Vélez. Foto: EFE.
David Terans y un intento en la ofensiva de Peñarol ante Vélez. Foto: EFE.

Luego de un primer tiempo en el que Vélez no pateó al arco de Kevin Dawson, Mauricio Pellegrino hizo cambios. Le dio ingreso a Ricardo Centurión y el ataque del “Fortín” fue otro. Luego entraron Thiago Almada, Cristian Tarragona y Ricardo Álvarez.

La visita empezaba a generar jugadas de peligro ante un Peñarol que en el complemento sintió el bajón de todo el despliegue físico que había tenido en la primera mitad.

Pero había algo claro. El aurinegro no lograba vulnerar a la defensa de un equipo que llegaba a esta instancia con una larga inactividad de más de siete meses.

Y Vélez se empezó a animar. Primero con un intento de Thiago Almada y luego con dos incursiones de “Ricky” Centurión, el “Fortín” dejaba en claro sus intenciones de querer llevarse el partido y la clasificación.

Hasta que a los 92’ la visita tuvo su premio y tras un tonto penal de Fabricio Formiliano sobre Ricardo Centurión, Thiago Almada la mandó a guardar poniendo el 1-0 y obligando a Peñarol a convertir dos goles para avanzar.

En la recarga, Alexander Domínguez lo bajó a Luis Acevedo en el área, el árbitro cobró penal y Cristian Rodríguez puso el 1-1. Vélez movió del medio y se terminó el partido.

Los jugadores de Vélez celebran la clasificación a octavos de final. Foto: EFE.
Los jugadores de Vélez celebran la clasificación a octavos de final. Foto: EFE.

Con ese pitazo final del brasileño Flavio de Souza, se acabó la ilusión de un desconcertado equipo que dentro de la cancha termina pagando los platos rotos de las malas decisiones institucionales en medio de un presente deportivo más que complicado.

Es que en apenas 15 días el carbonero se despidió de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana. Hoy está último en el Grupo “B” del Torneo Intermedio 2020 y a 10 puntos de Nacional en la Tabla Anual, instancia clave para la definición del Campeonato Uruguayo.

El panorama actual es muy complicado dentro de la cancha y afuera también, porque el clima electoral no ayuda en nada a un equipo que no tiene rumbo, con un entrenador al que ya se le llamó la atención por el desmedido uso de las redes sociales y que en poco tiempo no logró levantar a un plantel que sufrió bastante la salida de Diego Forlán y el cambio de timón que decidió darle el Consejo Directivo a la conducción técnica.

Peñarol tuvo otro adiós y el hincha sufrió una nueva decepción en una temporada que hasta ahora, es para olvidar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados