COPA DEL REY

Lo acostó: Barcelona a cuartos con goleada y un tanto de Suárez

El elenco culé venció 5 a 0 al Celta de Vigo, se clasificó en el certamen, sigue estirando su invicto y se consolida con Valverde en el banco

Foto: AFP
Foto: AFP

V olvió el mejor Barça: el de la velocidad para pensar y ejecutar, con la sociedad Messi-Jordi Alba en el zénit y Luis Suárez marcando seis goles en sus últimos cinco partidos por todas las competencias. Así goleó 5-0 al Celta de Vigo.

Al finalizar la primera mitad ya estaba 4-0 ante un equipo como el gallego con el que había repartido puntos en los últimos cuatro enfrentamientos. Sin duda, la mejor primera parte de la era Valverde.

En la previa todo lucía un partido equilibrado, pero el Celta terminó el primer tiempo sin disparar ninguna vez al arco y fue sometido por el Barcelona que lo obligó a tener la pelota solamente el 30 por ciento del partido. Unzué, con Maxi Gómez en el banco, quiso apostar por la velocidad en la ofensiva pero nunca pudo imponer esas condiciones porque su equipo corrió frustrado detrás de la pelota que monopolizaba el local.

En el palco del Camp Nou, Phillipe Coutinho observaba el partido después de que en el túnel hacia la cancha sus ex compañeros en el Liverpool, Luis Suárez y Iago Aspas, se abrazaban recordando los viejos tiempos de Anfield.

La resistencia del Celta apenas duró 13 minutos. Iniesta cedió a Jordi Alba que, como está pasando últimamente, dio el pase para que Messi desde el punto penal pusiera la apertura pese al manotazo del golero Sergio.

Dos minutos después volvió a funcionar la sociedad Messi-Alba. El argentino fabricó su tradicional diagonal de derecha a izquierda, habilitó al lateral que de cabeza devolvió en el área y el 10 no tuvo rubor para repetir su disparo mortal. La séptima asistencia de gol de Alba al rosarino en la temporada.

El Barça ya tenía media clasificación asegurada a la siguiente ronda. En el palco, Coutinho ríe discretamente con ganas de estar allí abajo.

El tradicional coro independentista de los minutos 17 se prolonga más de lo habitual con el grito de “llibertat” acompañado de miles de banderolas amarillas que habían repartido fuera del estadio.

A los 27, Messi trazó una diagonal de más de 25 metros, caminando desde el medio de la cancha, para la entrada de Alba que selló la sociedad de la noche con el 3-0. Suárez, quien había buscado el gol de distintas formas, lo consiguió a los 30 minutos después de un error de Pione Sisto. El salteño no perdonó el regalo y lo festejó sin demasiada euforia, casi solidario con el error del rival.

El Celta terminó el primer tiempo sin tirar al arco de Cillessen. Ernesto Valverde demoró 15 temporadas para conseguir que un equipo dirigido por él terminara 4-0 en la primera parte.

Para el segundo tiempo ingresó Maxi Gómez en lugar de Aspas, aunque ya era muy tarde y poco pudo hacer el ex delantero de Defensor Sporting que estuvo cerca de provocar un penal. Antes de la reanudación del duelo se abrazó con Suárez en el círculo del campo. Con el control del partido y de la eliminatoria, el Barça sustituyó a Messi en el complemento.

A los 63, Maxi, quien batalló en solitario contra la defensiva culé, estuvo cerca del gol pero Semedo le quitó la pelota cuando ya se aprestaba a fusilar a Cillessen.

Dembelé hizo las delicias del Camp Nou con una galopada llena de quiebres y amagues, pero se diluyó en un remate que no merecía la espectacular jugada.

Cuando faltaban 10 minutos para el final, Suárez probó un gol de media cancha y no lo logró por centímetros. La fiesta blaugrana alcanzó a Rakitic, quien de cabeza cantó lotería a los 87 minutos. De esta manera, Barcelona sigue dominando a los rivales. Comenzó el 2018, al igual que como culminó el 2017. Es superior y no solo mantiene la pelota, juega y demuestra esa superioridad en el marcador, no en vano solamente en dos partidos de los últimos diez anotó un solo gol. Valverde le encontró el punto al equipo, Luis Suárez está en una gran racha, que también puede llegar a favorecer a Uruguay en el Mundial, y Messi se ha convertido en el líder dentro y fuera de la cancha.

El Barça sigue adelante en la Copa del Rey y cerró así la zona de los octavos de final del certamen. El elenco culé acompañará en los cuartos de final a: Atlético de Madrid, Deportivo Alavés, Valencia, Sevilla, Leganés, Espanyol y Real Madrid.

Barcelona ganó, goleó y gustó, se metió en los cuartos y acostó a su rival, un Celta de Vigo que poco pudo hacer ante un equipo que cada día pareciera juega mejor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)