NACIONAL

Se acerca a la mejor versión

Otalvaro jugó ante Villa Española su partido más destacado desde que llegó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sergio Otálvaro, lateral de Nacional. Foto: Gerardo Pérez.

Después de la victoria contra Wanderers, y refiriéndose a la muy buena actuación que tuvo ese día Jorge Fucile, el técnico Martín Lasarte dijo que los buenos rendimientos a nivel individual relucen y se magnifican cuando se concreta un buen resultado. Así pasó el domingo con Sergio Otalvaro, quien fue de menos a más en el partido, así como le está sucediendo en el Campeonato Uruguayo Especial.

El futbolista colombiano arribó a Nacional para realizar el tramo final de la pretemporada, ya recuperado de su tendinitis, aunque con varios meses de inactividad ya que su último partido con Independiente Santa Fe había sido en mayo. En principio llegaba para ser una carta de recambio para Jorge Fucile, quien entre sus convocatorias a la selección y sus rendimientos generaba incertidumbre.

"Fuchi" viene siendo de los mejores exponentes de Nacional en el certamen, pero Martín Lasarte le encontró un lugar al colombiano sacando del equipo a Alfonso Espino y pasando a Fucile al lateral izquierdo, en un momento del torneo en el que los tricolores tenían apenas tres unidades de nueve posibles tras haber perdido con Danubio y Liverpool. Así, Otalvaro debutó finalmente de manera oficial con la camiseta de Nacional —en lo que se constituyó como su primer salida al exterior tras defender a cinco equipos en su país natal— contra Fénix en la cuarta fecha del Uruguayo Especial.

En esa tardecita contra los albivioletas, Otalvaro jugó un partido correcto al igual que en el enfrentamiento de la quinta jornada contra Wanderers, que fue donde más tuvo que marcar, por la movilidad y la velocidad de los atacantes bohemios.

Contra Villa Española, el futbolista de 29 años nacido en Medellín, mostró su mejor versión. Luego de un primer tiempo en el que no subió tanto, donde Fucile tuvo más protagonismo que él, tomó la batuta en el complemento y fue importante para lograr el triunfo, ya que aprovechó un pase de Martín Ligüera para levantar un centro medido a Hugo Silveira, que cabeceó y anotó el gol del triunfo. Antes, levantó otros tres centros precisos que generaron peligro sobre el arco de Villa Española (a los 46, 71 y 83). Uno de ellos fue cabeceado por el propio Silveira y otro por Diego Arismendi, que se fue arriba.

Tras el partido, Lasarte elogió el rendimiento del colombiano: "Tiró cuatro o cinco centros de gol. Fue por una de las cosas por las que lo trajimos a Nacional. Gente de confianza nos había hablado de sus virtudes y esa era una de ellas. Se está acomodando; los compañeros lo tienen que conocer y él tiene que conocer el medio y a los rivales".

Otalvaro viene evolucionando y se lo nota bien, con mayor confianza. Habrá que esperar para saber cuál es su techo en el fútbol uruguayo.

5 - Marca: aceptable.

Quizás es la faceta donde aún no se ha destacado, aunque está claro que no es su principal virtud. Contra Fénix y Villa Española cerró bien su sector y sufrió algo más frente a la velocidad de los atacantes bohemios.

6 - Proyección: en ascenso.

Partido a partido cada vez se viene superando más en este aspecto, ya que se lo nota jugar con mayor comodidad, más conocedor del medio y de sus compañeros. Se percibe que le gusta mandarse al ataque.

7 - Centros: destacado.

Quedó de manifiesto contra Villa Española su habilidad a la hora de levantar centros, ya que su función relució. Levantó centros desde 3/4 y algunas veces, incluso, llegó hasta el fondo de la cancha. En los partidos anteriores no había subido tanto como el domingo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)