Selección

Se acabó la pista

Uruguay entra a Eliminatorias con el sobrepeso de los que no están, de los éxitos, y no puede levantar vuelo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tabarez

Desde que en setiembre de 2014 empezó la renovación en la selección, Tabárez reafirmó los mismos conceptos después de cada uno de los últimos 14 partidos amistosos y oficiales. "Como ya dije, no espero el milagro de que un equipo se haga por generación espontánea", expresa con el mismo énfasis, tras el triunfo, el empate o la derrota. Y luego insiste: "Va a llevar tiempo". El martes, tras la derrota 1-0 ante Costa Rica, agregó matices, como: "Los jugadores jóvenes mostraron cosas para que en el futuro, esperemos que no muy lejano, puedan darnos triunfos".

Sin embargo, el hincha no está conforme. Expresa su desilusión porque Uruguay no juega a nada, es impreciso, inseguro, tiene jugadores de bajo nivel, le falta juego colectivo, audacia al equipo, no tiene un generador de fútbol y extraña a Suárez, el único de los que no está que puede retornar para levantar el nivel.

El dilema que padece Uruguay parece simple y se puede explicar en pocas palabras: se terminó una generación que cambió la historia, que revolucionó a la selección y consiguió éxitos impensados; ahora empezó otra que requiere de esa dosis de paciencia ineludible para todas las grandes campañas. Y en eso se apoya Tabárez para creer en el futuro.

En Costa Rica, previo al último amistoso, al técnico de Uruguay le preguntaron por qué aceptó continuar en la selección cuatro años más y respondió: "Por lo difícil del desafío (de clasificar al Mundial)". Luego se explayó en la respuesta: "En Sudamérica no solo Argentina y Brasil siempre clasificaron, por historia. No sé si se verá alguna vez que uno de ellos no vaya al Mundial. Además hay equipos que en Brasil 2014 y en las Eliminatorias mostraron una estabilidad, permanecen con sus entrenadores, tienen prácticamente los mismos futbolistas que el paso del tiempo y todavía no ponen en la duda si tienen vigencia o no. Son Colombia y Chile. Ahí son cuatro equipos. Nosotros tenemos como objetivo ir a Rusia 2018. No sabemos si vamos a poder, pero lo vamos a intentar, incluso cuando en algunos momentos la situación sea difícil". Reflexivo, profundo, auténtico. A Rusia van cuatro selecciones y una quinta al repechaje. Para el DT hay cuatro favoritos y no está la Celeste.

En ese contexto, Uruguay cerró su preparación para las Eliminatorias. Se acabó la pista. Debe levantar vuelo. En un año calendario, Tabárez probó a 12 nuevos jugadores en la mayor y aún no encontró a otro Suárez. Tampoco el funcionamiento de Sudáfrica 2010, ni de Argentina 2011. Y sigue probando. El 8 de octubre en La Paz empieza a subir el camino al Mundial. El tiempo dirá si la paciencia del hincha, la confianza del dirigente en el proyecto del DT y la consolidación de la selección termina en octubre de 2017 en el lugar que los uruguayos quieren y ven tan lejos: en Rusia 2018.

El 26 de marzo, el día esperado.

El calendario de Uruguay en las Eliminatorias para Rusia 2018 tiene señalada la fecha del debut (8 de octubre) como punto de partida y una más remarcada aún: el regreso de Luis Suárez a la selección, que se producirá el 26 de marzo en Brasil, en sede a confirmar. La agenda de Uruguay establece para este año cuatro partidos por el clasificatorio: 8 de octubre con Bolivia en La Paz, el día 13 con Colombia en Montevideo, el 13 de noviembre con Ecuador en Quito y el día 17 con Chile en Montevideo. En 2016 jugará seis partidos y en 2017 ocho.

En números, sigue el mismo rumbo.

En el último año calendario (desde el 5 de setiembre 2014 hasta el martes), pese a la renovación, Uruguay recorrió el camino que venía transitando en la selección mayor: con más triunfos que derrotas y empates. En 12 meses, el combinado de Tabárez disputó 14 encuentros oficiales (Copa América) y amistosos, ganó ocho, empató tres y perdió tres. Anotó 21 goles y recibió 10.

En los números, el balance es favorable, pese a que en los rendimientos no se entienden de la misma forma. El recorrido de Uruguay fue marcado por estos resultados: 2-0 Japón, 1-0 Corea del Sur, 1-1 Arabia Saudita, 3-0 Omán, 3-3 Costa Rica, 2-1 Chile, 1-0 Marruecos, 5-1 Guatemala, 1-0 Jamaica (Copa América), 1-1 Paraguay (CA), 0-1 Argentina (CA), 0-1 Chile (CA), 1-0 Panamá y 0-1 Costa Rica.

EN UN AÑO, EL DT PROBÓ A 12 NUEVOS FUTBOLISTAS EN LA MAYOR.

D. Rolan.

Estuvo en los 14 partidos de la selección tras el Mundial de Brasil 2014. Es el estandarte de la renovación. Jugó en 13. Fue la nueva referencia ofensiva. Anotó dos goles. Jugó como volante por afuera, por izquierda y derecha, y como delantero.

C. Mayada.

Debutó el 5 de septiembre de 2014 en el triunfo 2-0 ante Japón en Sapporo, cuando ingresó a los 84. En la selección jugó como lateral o como carrilero. El lunes acumuló su sexto partido en la mayor. No es primera opción para el DT.

M. Corujo.

El lateral fue uno de los tres jugadores que debutaron en el primer partido tras el Mundial. Participó en nueve de los 14 encuentros que disputó Uruguay el último año. Estuvo en el plantel de la Copa América. Actuó como lateral y como volante.

De Arrascaeta.

Tras subir la escalera de las selecciones juveniles, llegó a la mayor. Estuvo desde la primera convocatoria, pero debutó en el segundo partido (8/9/2014) del cuarto ciclo de Tabárez ante Corea del Sur. Lleva siete partidos (sólo 347) y un gol con la mayor.

J. Rodríguez.

El delantero se perdió la primera citación a la mayor por una lesión. Apareció un mes después y debutó el 10 de octubre de 2014 contra Arabia Saudita. Disputó 9 de los últimos 12 partidos y anotó un gol. Estuvo en la Copa América.

E. Velázquez.

Formó parte de la nueva avanzada de juveniles que llegaron a la mayor, pero fue postergado. Jugó un solo partido en la absoluta, en su debut, el 10 de octubre ante Arabia Saudita. Estuvo en otras cuatro convocatorias. No es celeste desde marzo.

G. Silva.

Su situación es muy particular: estuvo en 11 partidos, pero jugó uno solo, como lateral izquierdo, el 13 de octubre cuando Uruguay venció a Omán. Debutó con el número 13 en la espalda. Estuvo en la Copa América, pero no acumuló minutos.

C. Sánchez.

Debutó a los 29 años en la selección y, a fuerza de fútbol, se metió en el equipo titular. Es inamovible en el mediocampo. Su primer encuentro lo jugó el 14 de noviembre de 2014. Estuvo en los últimos 10 partidos. Aún no marcó goles.

G. Pereira.

Se estrenó en la selección el 14 de noviembre. Se había ganado un lugar en el plantel y estuvo en Chile 2015. En agosto sufrió fractura de la base del quinto metatarsiano izquierdo. Aún no volvió a la actividad. De celeste disputó tres partidos.

B. Lozano.

El volante de 21 años llegó a la selección mayor sin recorrer el camino que transita la mayoría de los jugadores de Tabárez: el laboratorio de juveniles. Jugó en Toronto 2015 y el viernes debutó ante Panamá. Lleva dos partidos con la mayor.

M. Santos.

Debutó en las selecciones con la medalla de oro en los Juegos Panamericanos. El delantero de River y mejor jugador del Uruguayo 2014-2015 se estrenó el martes con la absoluta de Uruguay. Ingresó a los 62 por Jonathan Rodríguez.

N. Nández.

El 8 de setiembre de 2015 quedará en la historia del volante de Peñarol. A los 36 del partido que Uruguay jugó con Costa Rica ingresó por Rolan. Forma parte de los sub 20 que empujan y buscan su lugar en la selección de Tabárez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)