UNA GAMBETA

Acá no alcanzarían dos estadios

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

Cada vez más lejos del selecto grupo de los mejores. El tiempo que sigue transcurriendo sin equipos uruguayos en las definiciones de los torneos continentales es como una fisura que se va extendiendo para dejar bien marcada la diferencia que existe entre esta Liga nuestra y las otras del resto del continente. Y hay que conformarse con la realidad, aceptarla. Porque la verdad es que hacen poquito, pero de verdad, para mejorarla.

Inevitablemente, hay que admitirlo, da un poquito de envidia que del otro lado del Río tengan la chance de ser testigos de dos finales increíbles. Harán historia, el mundo hablará y escribirá de ellos, porque nunca antes se dio un choque de trenes tan fuerte y con tanta rivalidad como el que protagonizarán River y Boca por la final de la Copa Libertadores.

Qué glorioso hubiese sido que algo así ocurriera con los grandes nuestros. Es cierto que antes el reglamento no lo permitía y que a lo mejor con las reglas actuales se pudo haber dado, pero hoy eso un sueño utópico. Irreal.

Eso sí, aquí hubiesen necesitado tener un Centenario arriba del otro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)