PEÑAROL

Se abraza a la ilusión

Bengoechea vivió su primer día en Los Aromos con intensidad y emoción; “Estoy muy entusiasmado”, confesó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Primer día de Pablo Bengoechea como DT de Peñarol. Fotos: Leonardo Carreño.

Pablo Bengoechea llego a Los Aromos a las 15 y 40 horas manejando su camioneta Suzuki Gran Vitara de color negro. Con él venían todos sus colaboradores, el profesor Modesto Turrén, Óscar Aguirregaray y el "Caballo" Enrique De Los Santos, que se unió al cuerpo técnico del "Profesor". Más temprano había llegado Robert Lima, quien a pedido del riverense fue nombrado técnico de Tercera División.

El presidente Juan Pedro Damiani se hizo presente en el complejo para darle la bienvenida a Bengoechea. No fue el único, la histórica hincha Tita Picarelli también lo alentó desde el costado de la cancha, tras advertirle que había agarrado un fierro caliente.

La primera charla del técnico con los jugadores fue breve y tuvo lugar bajo la sombra de los árboles. Les habló de la realidad. "Les dije que sabemos el Apertura que hicimos, sabemos lo que nos queda por delante y que hay que preparase bien para abrazarse a la ilusión. Necesitamos que todos los jugadores estén convencidos. Con los días nos iremos conociendo más y ellos se irán abrazando a esa ilusión que tenemos", contó Bengoechea sobre el primer contacto con sus futbolistas. "Estamos en carrera, falta la segunda parte de la temporada y nos vamos a aferrar a esa ilusión. La de hacer un gran campeonato para poder estar definiendo", añadió.

"Ojalá el plantel le pueda retribuir tanto cariño a la gente de Peñarol. Está en nosotros devolverle parte del cariño que nos brindan con una buena campaña", agregó el riverense.

La primera práctica del año fue conducida por el preparador físico Modesto Turrén y observado desde un costado por Bengoechea y sus colaboradores. Aunque tanto el "Vasco" Oscar Aguirregaray como el entrenador de arqueros, Oscar Ferro, participaron activamente en parte de los ejercicios indicados por el "profe".

La primera vez que los futbolistas recorrieron la cancha a pleno trote recibieron el aliento de la hinchada. "¡Vamos muchachos, esto es Peñarooool!" "¡Queremos ganaaar!". El único sobre el que llovieron críticas fue Carlos Núñez. "Autolesionate Carlitos, andáte y no vuelvas más!", le gritaron. Justo ayer, que el delantero se tomó el año nuevo con seriedad. Al menos fue el primer jugador en llegar a Los Aromos.

Entre los 28 futbolistas que comenzaron a entrenar en la víspera, estaban Cristian Palacios, que regresó del Olmedo de Ecuador, Augusto Medina que estaba a préstamo en Central Español y Gastón Poncet que regresó de Centroamérica. Otro que entrenó con el plantel principal fue Elbio Álvarez, que se había lesionado cuando se iba para Portugal. Será observado por Bengoechea.

AUSENTES.

Sorprendió la ausencia de Carlos Valdez. Consultado Bengoechea sobre el motivo de la misma, dijo que habían surgido unos inconvenientes con su contrato, pero que esperaba que en los próximos días se solucionaran para que el "Hormiga" se uniera al plantel.

El otro gran ausente fue obviamente Darío Rodríguez, quien decidió colgar los zapatos. "Con Darío hemos hablado y estamos de acuerdo en todo. Y también hemos hablado con el club sobre Darío. Es un jugador que ha vivido muchísimas cosas en el club y ahora le ha tocado terminar su carrera. Pero él sabe que va a estar ligado al club, lo que se está viendo es en que función y cuando empieza", explicó Bengoechea, quien anunció a su vez, que hasta que se jueguen los cuatro amistosos que tienen por delante no definirá si el plantel necesita refuerzos.

"Recién sobre el 20 de enero voy a tener claro si el plantel necesita alguna incorporación. Se han manejado algunos nombres pero no queremos apresurarnos a tomar ninguna decisión".

Consultado sobre el clásico que jugarán el lunes que viene, el nuevo técnico dijo que lo más difícil no era para él, sino para los futbolistas. "Trabajar y armar el equipo es mucho mas sencillo, el problema es para los jugadores que vienen de las vacaciones, el 12 van a llevar recién una semana de entrenamientos y su rendimiento va a ser acorde a eso. Intentaremos jugarlo de la mejor manera porque un clásico es muy importante, por más que sea amistoso", enfatizó.

Tras contar que su mujer y sus hijas están felices porque lo tienen de vuelta tras siete años afuera, confió cual fue el momento del día que más disfrutó. "Cuando saludé a los jugadores... ver sus rostros me dio tranquilidad y me ilusionó. Me voy muy conforme tras el primer entrenamiento por la seriedad con que vi que trabajan. Estoy muy entusiasmado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)