CERRO

El abiceleste clasificó con doblete de su capitán: es el Richard del Cerro

Pellejero celebró el Día de los Trabajadores y el pasaje a la segunda ronda de la Sudamericana con un asado con familia y amigos. "Cada vez que esta institución logra algo importante está mi cara en el equipo. Algo bueno habré hecho", dijo. 

Richard
Un abrazo. Los brazos abiertos de Pellejero parecen querer rodear a todos los hinchas albicelestes en el Franzini. Foto: Agencias.

 Cerro derrotó el martes a Universidad Técnica de Cajamarca por 3 a 1 y selló su pasaje a la segunda fase de la Copa Sudamericana.

Los albicelestes habían igualado 1-1 en Perú en la ida, y les alcanzaba con un empate sin goles para clasificar. Sin embargo anotaron tres y dos de ellos fueron convertidos por Richard Pellejero, el capitán del equipo y todo un símbolo en el Cerro.

Como gran parte de los uruguayos, ayer Pellejero celebró el Día de los Trabajadores compartiendo un asado en familia. “Éramos unos cuantos, mi mujer (Daniela) mis hijos (María Pía y Valentino), mi papá, mi suegra y unos cuantos amigos, de la infancia y el fútbol. El asado estaba previsto, es como una tradición los 1° de mayo, pero después de lo del martes en el Franzini, se justificaba aún más. Siempre hay alguno que se suma o que cae en paracaídas. Pero es lindo compartir esos momentos”, contó Richard, quien luego vio el partido de Champions entre Barcelona y Liverpool.

“Estoy feliz de la vida, lo que pasó en el Franzini fue hermoso. Haber convertido dos goles y haber clasificado fue gratificante. Es como si me hubiera tocado la varita mágica. No sé, seré un afortunado, cada vez que esta institución logra algo importante, está mi cara en el equipo. La suerte acompaña muchísimo, pero algo bueno habré hecho a lo largo de esta carrera para conseguir este tipo de cosas”, afirmó el capitán quien, como escribió en su cuenta de Twitter, cree que el guionista de la película de su vida le tenía preparada una noche muy especial.

“No sé si fue la noche más importante de mi carrera. Hay varias cosas que me han marcado. Obvio que esta es una de ellas porque dije a principio de año que este era el último como jugador y lo estoy disfrutando al máximo. Haber conseguido pasar de fase y anotar dos goles, fue soñado. Lo comparo con la Liguilla que ganamos con Cerro. Haber conseguido el primer título oficial con el club, ser el capitán y haber levantado la copa fue de las cosas más importantes que me llevo”.

CONFIANZA. “Sabíamos que el partido del martes era muy difícil por todo lo que veníamos atravesando y viviendo a nivel institucional. Era fundamental pasar porque sabíamos que nos iba a servir en lo económico para el club y en lo anímico para nosotros. Creo que demostramos que podemos cambiar la cara en el Torneo Apertura, ojalá que el fin de semana ya podamos empezar a sumar”, explicó el volante sobre la situación de su equipo que marcha último en la tabla del campeonato doméstico.

“No hay una explicación. Son muchos los factores. Cuando uno no arranca de la mejor forma, a la larga se nota. Pero también hubo partidos donde no fuimos los mejores y nos superaron bien los rivales y otros en los que de repente merecíamos más, pero no encontramos el gol. Somos los mismos, los que debutamos en el campeonato y los que ahora clasificamos en la Copa Sudamericana. Depende de nosotros cambiar la pisada. Esta victoria nos ha servido muchísimo en lo anímico. Ahora volvemos a jugar de local y tenemos que hacernos fuertes en casa para comenzar a cambiar”, dijo sobre el partido que jugarán el domingo en el Tróccoli ante Defensor Sporting.

equipo
Saludo. El de los futbolistas de cerro tras lograr el pasaje a la segunda ronda de la Sudamericana.

UN RÉCORD. Nunca en una copa internacional un futbolista de su edad había logrado anotar. Y Richard, que cumplió los 43 a fines de marzo, se mandó un doblete. “Recibí un mensaje de Diego Scotti en el que me decía que él, el año pasado a los 41, había anotado con Boston River en la Copa. Era el último. Lo superé a él y algún otro jugado según la estadística que me mandaron. Soy un récord hasta que alguien me supere, o no. Je.”, contó y explicó por que muchos creen que aún no tiene los 43.

“Yo tendría 16 o 17 años y fui a renovar el documento y cuando llegué a casa mis padres me hicieron ver que me habían puesto mal la fecha de nacimiento. En lugar de 30 de marzo me habían puesto 30 de mayo. Me fui quedando, quedando y nunca lo arreglé. Hoy todos mis documentos dicen 30 de mayo o sea que todavía no cumplí los 43, pero yo lo festejo en marzo que es cuando nací. Hubiera querido que el error fuera de dos años, en lugar de dos meses, je”, bromeó.

“Yo me siento bien. Sé que tengo una edad que no es normal para un futbolista, pero la genética me ha ayudado muchísimo. Y el profesionalismo que he tenido a lo largo de carrera es lo que me lleva a esto. Soy consciente. Pero siempre dije que yo iba a dejar el fútbol antes de que el fútbol me dejara a mí. Por eso a principio de año decidí que este iba a ser el último en el club que amo. Y así es. Por eso lo disfruto tanto. Y que me pasen estas cosas como la que me sucedió el martes me hacen pensar que estoy predestinado para ellas”.

De los dos goles que le marcó a UTC, el primero con un cabezazo y el segundo con un toque corto, se queda con este último. “Me quedo con el segundo pero por el momento del partido. Ellos se habían puesto 2 a 1 y enseguida yo convertí el gol. Fue en el momento justo. No los dejamos avanzar”, explicó.

PASAJE. Los cuatro equipos uruguayos que juegan la Copa SudamericanaLiverpool, River Plate, Wanderers y Cerro,  pasaron a la segunda ronda.

“Que los cuatro hayamos clasificado, algo que hace mucho que no se daba, es muy importante para nosotros y para el fútbol uruguayo. Ayuda muchísimo a nuestro fútbol. Y a los compañeros, porque uno tiene compañeros y amigos en todos los clubes. Cuando juega un cuadro uruguayo siempre le deseamos lo mejor. Somos todos compañeros. Dejar lo más alto posible al fútbol uruguayo es muy bueno. Ojalá que estas cosas sigan pasando y que alguno llegue lo más alto posible”, afirmó el capitán albiceleste, quien espera el sorteo el 13 de este mes, para saber lo que les depara el destino.

“Es a suerte y verdad. Hay que jugar con el que nos toque. Tenemos una gran ilusión de seguir adelante en este torneo tan prestigioso”, finalizó Richard, el símbolo del Cerro.

cerro

Sigue en un barrio que lo marcó

Pellejero se crió en el Cerro y allí sigue viviendo: a media cuadra de la sede del club de sus amores. “Sólo una vez me fui del barrio, fue cuando recién me había casado y nos fuimos a la Costa de Oro. Pero extrañábamos el barrio, teníamos a la familia y los amigos acá. Pasábamos más tiempo en el Cerro que en nuestra casa, entonces cuando pudimos comprarnos algo, volvimos”, contó Richard quien también fue en el barrio donde conoció a su esposa Daniela. Ella vivía a unas cuadras de su casa y él le echaba el ojo.
El capitán  siempre juega con hinchada propia, y el martes en el Franzini no fue la excepción. “La familia y los amigos, están siempre. Más cuando las cosas no andan bien. Nunca dejan de estar al lado de uno. Nunca dejan de aparecer”, contó agradecido.

apertura

Por dar vuelta la pisada

Cerro recibirá el próximo domingo a Defensor Sporting en el Tróccoli. Los albicelestes están últimos en la tabla del torneo Apertura, donde apenas han podido conseguir 5 puntos y donde sólo pudieron sumar de a tres en la primera fecha del torneo ante Racing. Luego empataron dos juegos y perdieron siete.
Tras la gran victoria y la clasificación conseguida a nivel internacional, en el Cerro esperan poder dar vuelta la pisada frente a los violetas.
El técnico Richard Martínez no podrá contar con Mauro Brasil, quien tuvo que ser sustituido cuando apenas iban 6’ de juego ante UTC por un desgarro en el posterior. Otro que el martes tuvo que dejar la cancha acalambrado fue Martín González. Hoy cuando vuelvan a entrenar será evaluado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)