TORNEO APERTURA

De más a menos y de menos a más

Peñarol es líder del Apertura y Nacional le pisa los talones. ¿Quién llega mejor al domingo?

El eterno femenino de una imaginativa pintora
1

Recta final en el Torneo Apertura con los dos grandes definiendo cabeza a cabeza. Era lo lógico. Pero a lo largo del certamen, con tantos altibajos en sus rendimientos, hasta pudo colarse un tercero en discordia. Pero no. Los demás equipos no supieron sacar provecho de los traspiés que sufrieron Peñarol y Nacional. Todo lo contrario. Si parece que hasta jugaron para ellos, dejando puntos ante rivales que nadie imaginó podían dejar.

Hay una frase que ha ganado la calle en estos días. "El campeón va a ser el menos malo de todos". Y no está lejos de la realidad porque los grandes han hecho pobres campañas. Pruebas al canto: Peñarol encabeza la tabla de posiciones con 28 puntos y Nacional con 27. Sólo Cerro está al acecho con 25, los demás, con el 50% de los puntos disputados. Poco. Pero al Campeón poco le va a importar. Porque de eso se trata el fútbol. Lo que vale es el resultado. De lo demás, nadie se acuerda.

La última fecha será apasionante porque sólo un punto los separa en la tabla y cualquiera puede ser el dueño del Apertura.

Peñarol llega con una ventaja: está primero y no depende de nadie, sólo de sí mismo. Si gana, alzará la Copa y le pondrá punto final a la historia.

Nacional llega detrás, pisándole los talones al aurinegro, pero no depende de sí mismo. Sólo podrá llegar al cetro logrando un triunfo y si Peñarol no gana.

Es un punto a favor de los aurinegros, más en un final tan apretado como el que se va a dar el domingo.

Pero hay más aspectos para analizar. En lo futbolístico, por ejemplo, Nacional aparece mejor que el aurinegro. Peñarol ha ido de más a menos en este tramo final del Apertura y el tricolor de menos a más, fundamentalmente, en la última fecha, donde logró descontar una ventaja que ya parecía indescontable.

Y ese es un aspecto clave. Al menos en lo previo, porque en esta instancia decisiva, el factor anímico, el carácter puede terminar jugando un rol fundamental, y allí, el tricolor saca una ventaja sobre el aurinegro.

Nacional se ha hecho fuerte en la adversidad, y ha ganado partidos en la hora o en los descuentos (River Plate, Plaza Colonia, Cerro y Rentistas, por ejemplo) cuando ya no había más margen de error. Y en aquellos partidos que no pudo ganar, terminó apretando a su adversario de turno. Claro, hubo excepciones, como contra Danubio, el único encuentro en donde el tricolor pareció flaquear en lo anímico después del segundo gol de los franjeados.

En ese aspecto, Peñarol no ha mostrado carácter, y salvo el encuentro frente a Fénix, no pudo remontárselo a River ni a Defensor, rivales que lo golearon.

Salvó un punto en el clásico, cuando el partido se iba, rescató otro ante Wanderers, pero después, no logró hacerse fuerte en lo anímico ante rivales que le empataron como Plaza Colonia y El Tanque Sisley, por ejemplo.

Que el rendimiento individual y colectivo. En lo individual llegan muy parejos. Porque ambos tienen figuras que no han rendido y otras que sí han dado en la tecla.

Peñarol cuenta con Diego Forlán, la inspiración de Luis Aguiar, el trabajo defensivo de Guillermo Rodríguez y la entrega de Nández, que no va a estar ante Juventud.

Nacional también tiene una columna vertebral de peso. Conde salvó el triunfo ante Rentistas, Polenta carga con el equipo al hombro, si recupera al "Colo" Romero, Porras tendrá a su mejor socio, y arriba, sin Iván Alonso, tiene el oportunismo de "Papelito" Fernández y la clase de Amaral o "Nacho" González.

En lo colectivo, Nacional mejoró en la última fecha. Fue de menos a más y terminó sellando un triunfo bárbaro ante Rentistas, de gran partido.

Peñarol sigue sin responder en el juego de equipo. Y ha ido decayendo, llega al domingo de más a menos. ¿Quién gana el Apertura?

Figura - El "10" rinde.

Sin poder dar todo lo que puede, Diego Forlán es de las figuras de este Peñarol. Maneja el fútbol del equipo, genera y ha convertido goles claves.

Juego - En el debe.

El propio Bengoechea lo ha dicho: "no le encontramos la vuelta". Y no se la encontró. Peñarol sigue en el debe en el juego colectivo.

Carácter - Se cae.

No se mostró firme en varios juegos (El Tanque, Plaza, River, Defensor) donde sus rivales le empataron y ganaron metiéndolo en su arco.

Equilibrio - A favor.

p El aurinegro se mostró como un equipo equilibrado. No le convierten muchos goles, y eso le ha significado sumar en partidos parejos y ajustados.

Duda. Iván y sus goles.

Se lo va a probar mañana en el Parque. Si responde, va a estar ante Liverpool. Es difícil, pero todavía no se lo descarta.

Juego - Mejoró algo.

Tiene a favor que mantuvo el estilo y salvo excepciones (clásico) buscó siempre por las bandas con pelota al piso. Y logró buenos trabajos.

Carácter - Remonta.

Nacional se ha mostrado como un equipo de carácter capaz de remontar partidos sobre la hora. Es uno de los puntos fuertes del tricolor.

Equilibrio - Frágil.

Nacional tiene muchos goles a favor, pero también muchos en propio arco. En defensa no se ha mostrado muy seguro. Es frágil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)