ELIMINATORIAS

La “S” vs. la “M”

Luis Suárez y Lionel Messi chocan por primera vez desde que se hicieron amigos en Barcelona; el historial favorece al argentino... ¡A cambiar la pisada!

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suarez Messi

El destino los unió hace dos años en Barcelona. Los 31 goles y 15 asistencias en su mejor temporada en Liverpool le alcanzaron a Luis Suárez para, a pesar de haber sido expulsado de un Campeonato del Mundo, ser fichado por el club top del momento y así acompañar en el ataque a nada más y nada menos que Lionel Messi.

En esa última década, Barcelona había conseguido absolutamente todo. Vivió sus días más felices y se consolidó con una base del equipo formada propiamente en la cantera. Sin embargo, siempre había un puesto que hacía ruido: el del centrodelantero. El resto, prácticamente se repetía de memoria. Thierry Henry, Samuel Etoo, Zlatan Ibrahimovic y Alexis Sánchez llegaron como principales figuras de ataque, pero a pesar de que se mantuvieron en la titularidad, fueron perdiendo espacio, simpatía en los hinchas y se marcharon antes de lo planeado. Que les queda grande la camiseta, que no están a la altura, que no se llevan bien con Messi... fueron algunas de las justificaciones que circularon acerca de este tema.

Solo él, el "Pistolero", pudo derribar todos esos mitos y por eso hoy ya va por su tercera temporada en el conjunto culé. La química perfecta que tienen en la cancha se traslada a sus vidas personales. Las risas y los mates no quedan solo en la Ciudad Deportiva, sino que replican en Castelldefels, el barrio donde viven y donde junto a sus familias disfrutan asados rioplatenses y ven jugar a sus hijos.

Dos temporadas, ocho títulos y varios kilos de yerba después, "Lucho" y "Leo" se enfrentarán hoy por primera vez desde que entablaron esta amistad. Por eso Barcelona está a la expectativa de conocer cómo sale el clásico entre sus dos principales figuras.

Lo cierto es que hasta ahora los números favorecen al rosarino. Suárez y Messi se enfrentaron en cuatro oportunidades representando cada uno a su país con un empate y tres triunfos para el "10".

Son de la misma generación, podrían haberse cruzado antes, pero el destino no lo quiso. En Sub 20, el Groningen no cedió a Suárez y se perdió el Sudamericano. Luego, ambos fueron al Mundial de Canadá (que ganó Argentina), pero no coincidieron en la cancha.

Recién el 11 de octubre de 2008, por las Eliminatorias para Sudáfrica 2010 y en Núñez, se vieron las caras. Esa tarde, ganó la albiceleste por 2 a 1 y Messi marcó un gol.

Un año después, el 14 de octubre por la revancha en Montevideo, volvieron a chocar, pero la victoria también fue para Argentina, esta vez por 1 a 0.

El 16 de julio de 2011, en Santa Fe por la Copa América, Uruguay no ganó pero fue uno de los partidos más festejados en los últimos años. Empató 1-1 y en penales eliminó a Argentina y se metió en semifinales, donde luego terminaría siendo campeón por decimoquinta vez.

En cuarto lugar, y por último, se enfrentaron en Mendoza el 12 de octubre de 2012 por las Eliminatorias camino a Brasil 2014. La albiceleste ganó por 3-0 y encima Messi hizo dos goles.

Hasta ahí va el mano entre ellos. En 2013 chocaron en el Centenario por Eliminatorias y la Celeste se quedó con el triunfo por 3-2 y con gol de Suárez, pero Messi no jugó. En 2015, se enfrentaron en la fase de grupos de la Copa América y la victoria fue para Argentina, aunque Suárez no estuvo.

Hoy, otra vez en Mendoza como hace casi cuatro años, se vuelven a ver las caras pero ahora lo harán por primera vez desde que son amigos. Suárez vs. Messi, el gran duelo de esta noche.

Un mate amargo que unió a las dos orillas.

"Rivalidad entre uruguayos y argentinos siempre va a haber. Es un clásico. La relación con Leo es genial y el mate tiene mucho que ver. El arrimarse a tomar mate genera un acercamiento. Eso fue lo que nos unió a Leo y a mí al principio. Mascherano también toma mate", reconoció "Lucho".

Sofía y Antonella también pusieron de lo suyo.

Otro factor determinante en la buena relación entre estos dos futbolistas es que sus parejas han congeniado a la perfección. Sofía Balbi, la mujer de Luis, y Antonella Roccuzzo, la de Lionel, son íntimas entre las esposas de los jugadores del Barcelona y comparten ratos al margen de las comidas familiares.

Ocho títulos en dos años para los amigos.

Desde que están juntos, Barcelona ganó ocho títulos, cinco locales y tres internacionales: Liga de España 2015, Copa del Rey 2015, Champions League 2015, Supercopa de Europa 2015, Mundial de Clubes 2015, Liga de España 2016, Copa del Rey 2016 y Supercopa de España 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)