Eliminatorias

La visita a La Paz, mojón uno rumbo a Rusia

A las 17:00 horas, Uruguay sale a disputar las unidades “perdibles”, pero que pueden hacer pesar Chile, Colombia y Ecuador.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hinchas de Uruguay. Foto: Archivo El País

Todos los puntos que se disputan a lo largo de un torneo, sea cual sea, sin importar su calibre, valen lo mismo; desde el punto de vista matemático es obvio y, ya en el ámbito futbolístico, es lo que los protagonistas dicen siempre.

Sin embargo, hay factores que hacen que tal afirmación, al menos a veces, se transforme en una verdad a medias; y a veces, incluso, ni se llegue s eso.

Pues bien, este partido que esta tarde, a partir de la hora 17 de Uruguay, la selección que dirige Óscar Washington Tabárez disputará con Bolivia en el estadio Hernando Siles de La Paz parece ser uno de esos ejemplos: en lo que refiere a "la Celeste", los tres puntos que estarán en juego tienen un valor especial; incluso a futuro, no solamente para el presente.

Es que, a priori, en los 3.650 metros de altura sobre el nivel del mar y sin las dos figuras más importantes que tiene el equipo de Tabárez a nivel mundial, Luis Suárez y Edinson Cavani, y sumando a último momento la situación de Egidio Arévalo Ríos, para Uruguay estos tres puntos de hoy —o por lo menos dos— son de los llamados "perdibles", si se quiere: que gane Bolivia, o incluso que se registre un empate, es lo que ha ocurrido con mayor frecuencia.

Desde ese punto de vista, entonces, no debería haber presión para los celestes; ni siquiera cuando los propios bolivianos sostienen que su fútbol —y, por consecuencia, su representativo nacional— está atravesando por un muy mal momento, al extremo de que se llega a decir que la que dirige Julio César Baldivieso "es la peor selección de todos los tiempos".

En ese aspecto, entonces, sacar un punto para Uruguay esta tarde sería un resultado favorable; pero es ahí donde los tres que están en disputa son, muy probablemente, "diferentes": un empate en el futuro puede ser poco, ante la posibilidad de que Chile, Colombia y Ecuador, vengan luego a La Paz y ganen, como ya lo han hecho; los dirigidos por Jorge Sampaoli porque han realizado exigentes adaptaciones a la altura en Calama, y los otros dos, cafeteros y ecuatorianos, porque son países con ciudades de altura, cuyos jugadores no sufren al jugar en una de ellas, aunque esa vez tengan que hacerlo en el extranjero.

En ese plano, entonces, el valor de los puntos de hoy cambia radicalmente: sin los delanteros Luis Suárez y Edinson Cavani , sumados a la ausencia de Arévalo Ríos, nada más ni nada menos, Uruguay juega —ya en el comienzo de las Eliminatorias— con la presión de ganar, si es posible, estas tres unidades que tienen un valor de referencia; porque los que eventualmente pierdan los celestes los "ganarán" indirectamente sus rivales directos para la clasificación al Mundial de Rusia 2018, que son justamente los colombianos, los ecuatorianos y los chilenos.

Tabárez repitió .

En la práctica de ayer, que se llevó a cabo a puertas cerradas, Tabárez repitió la oncena del día anterior.

Sin “Mono” ni “Cacha”.

Maximiliano Pereira, con malas experiencias en La Paz, y Arévalo Ríos, quedaron afuera del plantel.

A La Paz, a las 12.30.

Uruguay volará a La Paz tres horas y media antes del partido. Llega 13.20 y a las 14 están en el estadio.

Almuerzan y suben.

El almuerzo se servirá a las 11. "En base a lo de siempre", dijo el cheff Cauteruccio: pastas y ensaladas.

Algunos, desayunan.

Hay jugadores que no almuerzan, desayunan tarde y fuerte. Lo manejan según su experiencia en la altura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)