Eliminatorias

Vienen sufriendo por el gol

En el Centenario chocarán dos ataques con varios puntos en común.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jose María Giménez. Foto: Francisco Flores

Desde aquel duelo por los octavos de final del Mundial de Brasil en Maracaná, hace poco más de un año, tanto Uruguay como Colombia han padecido un mismo mal: la falta de gol. Un problema similar que sin embargo responde a diferentes diagnósticos en ambos casos. Aquel día en Rio de Janeiro fue el primero en el que la Celeste se las vio sin Luis Suárez. Después llegó la retirada de Diego Forlán y el peso goleador desde entonces recayó sobre Edinson Cavani y los delanteros que venían detrás: Cristhian Stuani, Abel Hernández, Diego Rolan y Jonathan Rodríguez. El "Matador" (ausente mañana) respondió anotando cinco goles en estos 14 meses, pero todos ellos logrados en amistosos. Fue en la Copa América donde se evidenció la sequía y donde el juego de pelota quieta tuvo que sacar adelante los partidos, algo que se puede apreciar en la importancia que viene teniendo "Josema" Giménez en el apartado anotador en ese mismo periodo de tiempo mencionado: dos goles en amistosos y otro en la Copa, más alguna otra asistencia que generó su poderío aéreo,como por ejemplo en el gol del "Cebolla" a Jamaica.

Lo de Colombia con el gol es distinto. Posee una de las mejores generaciones ofensivas de su historia, con delanteros de máximo nivel como Falcao, Jackson, Bacca o Teófilo y ofensivos mediopuntas como James y Cuadrado. Hasta que Brasil los eliminó del Mundial en cuartos, el grupo formado por Pekerman brillaba y goleaba tanto en la Eliminatoria como en la propia cita mundialista. Sin embargo, en la Copa América se atascó de cara al arco y se marchó del torneo con un solo tanto anotado en cuatro partidos, convertido además por un defensa (Murillo) en una jugada de estrategia. En ese sentido es similar a Uruguay: cuando su fórmula habitual no funciona —juego elaborado y de toque que finaliza lo más cerca posible del arco— recurre a su fuerza aérea para sacar adelante los partidos. Por otra parte, si bien la ausencia de James es clave por ser el colombiano más talentoso, no afecta tanto al juego ya que su sustituto, Edwin Cardona, asume su mismo rol.

Uruguay y Colombia dominan la estrategia y el juego aéreo, pero ambos llegan con sus bajas y sus traumas de cara al arco. ¿Qué ataque logrará imponerse mañana?

LAS CLAVES OFENSIVAS DE URUGUAY.

El pizarrón - Recurso ante las bajas.

Sin Forlán ni Suárez, los goles de estrategia retomaron protagonismo en los últimos tiempos, con "Josema" Giménez como estandarte.

Juego directo - Robar y a la contra.

Un clásico del ADN celeste: renuncia al protagonismo y a la elaboración compleja. Ataques directos y veloces en busca de la sorpresa.

Ausencias - Falta de pólvora.

Resulta inevitable que Uruguay extrañe a dos delanteros de máximo nivel mundial como Suárez y Cavani. A cualquier equipo le pasaría.

LAS CLAVES OFENSIVAS DE COLOMBIA.

Ataque aéreo - Estrategia y en juego.

El poderío aéreo de los zagueros Zapata y Murillo, más rematadores como Falcao y Bacca, genera goles tanto de pelota quieta como en juego.

Elaboración - En lo bueno y en lo malo.

El vistoso juego de toque de la Colombia de Pekerman es arma de doble filo: le da golazos de jugada, pero se atasca ante rivales cerrados.

Ausencias - Juega igual, pero distinto.

El marcado estilo de Colombia hace que Edwin Cardona asuma las mismas tareas de James, pero el talento del merengue no tiene sustituto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)