ELIMINATORIAS

Tranquilos, Sampaoli tiene ganadas y perdidas

El entrenador argentino potenció a la selección trasandina cada vez que le tocó jugar en Santiago, pero si le toca dirigir a Argentina deberá enfrentar a Uruguay en el Centenario, donde no le ha ido bien.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sampaoli

Pasado: potenció a Chile como local.

Llegó a la selección chilena para suplir a Claudio Borghi, cesado tras sufrir una goleada ante Uruguay en el Centenario por 4-0. A partir de ese momento, la "Roja" fue un equipo diferente, con mayor volúmen de juego, con una dinámica poco habitual, con potencia ofensiva y mucha personalidad, fundamentalmente, cuando jugó de local en Santiago.

La mano de Sampaoli estaba a la vista de todos. Juego netamente atacante — hasta llegar al desequilibrio— pero con una efectividad asombrosa.

Al frente de la "Roja", logró lo que ningún otro entrenador había logrado. Ganó la Copa América de selecciones en 2015 y pasó a la historia, conformando un plantel pleno de figuras, muchas, crecieron a partir de su designación como entrenador. Pero como todo ciclo tiene un comienzo y un final. El de Sampaoli fue abrupto, para muchos sorpresivos, y quiso el destino que se diera después de una derrota ante Uruguay en el Centenario (3-0) en noviembtre de 2015. Esa noche, hubo un punto de inflexión, y Sampaoli, decidió dar un paso al costado. Había dejado una semilla, un estilo, una marca: hacerse fuertes de local, crecer ante la adversidad, y Chile lo demostró al ganar la Copa América Centenario ya bajo la conducción técnica de Juan Antonio Pizzi.

Sampaoli tuvo un antes y un después con Uruguay. Ganó y perdió con la Celeste, pero siempre se impuso en casa, como en marzo de 2013 cuando ganó 2-0 o en el choque de Copa América, en junio de 2015, con el recordado incidente entre Jara y Cavani, en noche victoriosa de la "Roja" por 1-0.

También le tocó perder, y feo: en el amistoso de Santiago el 18 de noviembre de 2014 (2-1) y en Montevideo, con goleada de la Celeste (3-0) en día de renuncia incluída.

El pasado no lo condena, pero marca una tendencia de Sampaoli como entrenador ante Uruguay: dos ganados, dos perdidos.

Si viene con Argentina, sabe que se encontrará a un rival muy duro, pero también sabe que llegará con otros jugadores al Centenario, esta vez, con la celeste y blanca en el pecho, y ese, es el plus que quería tener como entrenador.

DE SANTIAGO.

Chau. Goleada y despedida.

El 11 de noviembre de 2011, fue goleada de Uruguay ante Chile 4-0 en Montevideo. Fue el último partido de Borghi al frente de la selección trasandina. Ya estaba el nombre para suplirlo: Jorge Sampaoli.

Debut. Victoria en Eliminatorias.

Jorge Sampaoli tuvo un debut exitoso ante Uruguay por las Eliminatorias sudamericanas. La "Roja" se impuso en Santiago por 2-1 con goles de Paredes y Vargas. Fue el 28 de marzo de 2013.

Final. Se fue con dura derrota.

El último partido de Sampaoli fue en el Centenario el 17/11/15. Uruguay goleó 3-0 a la "Roja". Chile venía de ganar en partido por la Copa América 1-0 con el incidente entre Jara y Cavani.

Futuro: el Centenario es todo un karma.

Estuvo en Montevideo en febrero de 2016. Llegó para recibir el trofeo de la encuesta de "América y Europa le responden a El País", como Mejor Entrenador de América, y en ese momento, ya había dejado su sentir respecto a la posibilidad de dirigir, algún día, a la selección argentina. "Me gustaría dirigirla, claro. A cualquier técnico argentino, le gustaría, pero tendría que terminar el proceso que está viviendo hoy la selección con el "Tata" (Martino), que seguramente terminará yendo al Mundial y haciendo un gran Mundial como el que terminó haciendo Argentina en Brasil", dijo a Ovación, y agregó: "todos estamos esperanzados de tener la chance, pero en Argentina todo es muy complejo, hay mucha competencia, hay un técnico vigente que tiene mucha capacidad así que hay que coincidir con los tiempos una vez finalizado este proceso", indicó en febrero de 2016, casi 15 meses atrás.

Hoy, con otra realidad, sin entrenador al frente de la selección, los dardos de la AFA apuntan a Sampaoli, sin tener en cuenta el malestar que causó en el Sevilla todo lo que se generó alrededor de su actual director técnico.

El club andaluz indicó, entre otras cosas, que tiene contrato "en vigor con el Sevilla FC hasta 30 de Junio de 2018", y que "ha remitido un escrito a AFA en el que manifiesta que, en el caso de ser ciertas dichas informaciones, el Sevilla FC consideraría una falta de respeto, al tiempo que inaceptable, cualquier reunión o contacto destinado a que el entrenador proceda a la ruptura contractual con este Club, y que por tanto no dudará en hacer valer sus derechos".

En la AFA, no se dieron por enterados y esperan definir el tema porque, según medios argentinos, Sampaoli ya habría dado el "ok" para asumir al frente de la selección.

Argentina, próximo rival de Uruguay por las Eliminatorias (30 de agosto en Montevideo) llegaría renovada, con "nueva cara" y también nuevas citaciones.

La Celeste hace casi cuatro años que no logra vencer a los argentinos. La última victoria se dio en octubre de 2013 (3-2) en un Centenario que no ha sido propicio para Sampaoli. De aquí se fue goleado.

A BUENOS AIRES.

¿Debut?. En el Centenario.

Si se confirma, el debut oficial de Sampaoli al frente de la selección argentina se daría ante la Celeste en el Centenario el próximo 30 de agosto de 2017, en choque por las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018.

Racha. Cuatro años sin ganar.

Uruguay lleva cuatro años sin triunfos ante la selección albiceste. El último se dio (3-2) en Montevideo, en octubre 2013 por Eliminatorias, y con Argentina ya clasificada al Mundial de Brasil 2014.

Mendoza. Con gol de Messi.

El último choque frente a la selección albiceleste se dio el 1 de septiembre de 2016 en Mendoza. Fue el debut de Bauza en Argentina, que venció a Uruguay 1-0 con gol de Lionel Messi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados