Eliminatorias

Sigue la tormenta

Argentina y Brasil desconocidos: empataron 1-1 en un partido pobre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nicolás Otamendi le entró duro a Neymar.

Cuando se anunció que el partido entre Argentina y Brasil fue postergado debido a la tormenta que azotó a Buenos Aires el jueves, muchas personas se lamentaron por tener que esperar 24 horas más para ver este clásico prometedor.

Pero luego del partido, con el campo del Monumental en muy buen estado, las ilusiones se hicieron agua. Argentina y Brasil empataron 1-1 en un partido con muchos más golpes que juego.

La albiceleste, que llegó a las Eliminatorias con el listón alto ya que venía de ser finalista en el Mundial y la Copa América, tenía un solo objetivo: sumar de a tres.

A su frente Brasil, que también debía sumar pero dado el contexto el triunfo no era fundamental. Igualmente, la vuelta de Neymar al ataque encendía la esperanza.

Contagiada por el público, que llegó en gran número al estadio de River Plate, la albiceleste se hizo protagonista en el primer tiempo.

Di María tomó la posta e hizo jugar a sus compañeros. Creó chances, aunque fallaron en la definición. A los 33, tras una bonita jugada que involucró a Di María e Higuaín, Argentina marcó el primero. Un duro golpe para Brasil que no hacía pie.

Tras el descanso, Argentina salió a confirmar y Banega lo pudo liquidar. Al minuto, con el arquero vencido, remató al palo.

Argentina perdonó a Brasil y eso se pagó caro. La "verdeamarela" no fue una máquina, pero a los 58 empató gracias a una volea de Lucas Lima y desató otra tormenta en el Monumental.

A pesar de jugar sin lluvia, Argentina se empantanó y ya no creó ocasiones claras. El partido comenzó a tener más roce que fútbol y Brasil hizo negocio, se llevó un punto de una cancha usualmente difícil.

La efervescencia del primer tiempo, en el que el local dominó, se cambió por un murmullo de descontento. Descontento con razón, dado que la albiceleste concretó el peor comienzo en su historia de Eliminatorias.

Camino a México 1970, Mundial al que Argentina no clasificó, había logrado el 33% de los puntos tras las primeras tres fechas. En estas Eliminatorias ha logrado solamente el 22% y aunque todavía falta mucho tiempo, el temor comenzó a crecer.

Para colmo, el martes deberá visitar a Colombia en Barranquilla en un partido difícil.

Una tormenta azota a la albiceleste, que no encuentra salida. Brasil consiguió un empate y se fue conforme, pero la campaña es irregular y en el fondo deja un poco de preocupación.

LA ESTRELLA.

Di María.

Tuvo un gran primer tiempo, complicó a la defensa brasileña y fue clave en el gol. En el segundo se diluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)