eliminatorias

Sampaoli, correr riesgos está en su ADN

Es quizás el técnico de mayor vocación ofensiva en el mundo y es intransigente: su equipo tiene que ser siempre "el protagonista del juego" y para ello pondera la posesión de la pelota y la "búsqueda del partido" a partir de un hecho ineludible "instalarse en campo rival".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Sampaoli. Foto: Leonardo Maine

No hay que ser un Grado 5 de los analistas del fútbol para tratar de descifrar qué vendrá a hacer la Argentina de Jorge Sampaoli al Estadio Centenario. Hay aspectos básicos de su denominada revolución que se han expuesto en todos los lugares que estuvo y en cada opinión que ha ofrecido para demostrar hacia dónde irá cuando toma el control de un grupo de jugadores.

Para Sampaoli hay una frase de cabecera: “ser protagonista del juego”. Y en eso es intransigente. Busca con una convicción absoluta que su equipo tenga el control de la pelota, porque a partir de eso procura conseguir que la mayor cantidad de minutos del juego se dispute en el campo rival.

Correr riesgos, para que eso sea posible, jamás ha sido un problema para Sampaoli. Es más, celebra que sus jugadores se identifiquen con un rasgo bien elocuente: “la búsqueda del partido”.

Para Sampaoli no hay nada más importante que la “esencia de su juego” y se le podrá escuchar reiteradamente destacar, a modo de recompensa para sus futbolistas, “estuvimos todo el tiempo en campo rival”.

Es, si se quiere, uno de los técnicos que tiene más arraigado en su ADN la esencia del fútbol ofensivo. Las raíces de su fútbol es el del atacar, atacar y seguir atacando.
Y es capaz de armar una defensa de dos hombres –como lo hizo en el amistoso que disputó Argentina ante Singapur- para probar, para entregar a los medios de comunicación “el equipo más agresivo de la historia”.

Ni de casualidad esa fórmula se repetirá en un partido de responsabilidad tan grande como esta que demanda el clásico del Río de la Plata, pero que nadie dude que se verá una Argentina muy diferente a la de Edgardo Bauza.

Jamás podrá verse otra cosa que no sea la de un equipo ultra agresivo en la faz ofensiva. La Chile que dirigió Sampaoli llegó a ganarse la consideración mundial por tener mayor intensidad de juego en ataque que hasta la Alemania campeona del mundo.

Las reglas claves de Sampaoli

1 Salir jugando: El técnico pretende siempre tener una salida limpia desde el fondo, para eso es clave la participación del arquero. La salida “Lavolpiana”(denominada así porque la impuso el argentino Ricardo La Volpe) está en el decálogo de Sampaoli.

2 Papel protagónico: Para el entrenador de Argentina hay algo que debe cumplirse a rajatabla: la pelota debe ser propiedad de su equipo. A partir de la posesión iniciar la búsqueda ofensiva sin pausa.

3 Agresividad: Para ser los protagonistas del partido, Sampaoli quiere que sus jugadores sean agresivos en la marca para recuperar rápidamente la pelota. Si se perdió, hay que recuperarlo en menos de diez segundos.

4 Presión alta: Sampaoli no quiere que los rivales hagan en la cancha lo que él intenta imponer. O sea, desde el área de enfrente no se puede salir con comodidad. Presión alta para obligar a que recurran al pelotazo y la pelota quede dividida rápidamente.

5 Mini-sociedades: Combinaciones entre laterales y volantes, o entre mediocampistas y delanteros. Triangulaciones, diagonales, ingresos por el centro del ataque para definir las jugadas. Sampaoli pondera las sociedades que se pueden armar en cada sector del campo para desnivelar.

6 El nueve falso: El técnico busca sorprender, confundir a la marca del adversario. Un nueve que baje, que reciba y toque. Que alguien entré por el lugar que dejó ese centrodelantero falso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)