Eliminatorias

¿Penitencia? Cáceres, solo en la habitación

En las primeras horas de hoy eran esperados en Santa Cruz de la Sierra los dos jugadores que habían perdido en Buenos Aires el vuelo en el que, sobre el mediodía de la víspera, arribaron Cristian Rodríguez, Nicolás Lodeiro y Álvaro Pereira.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Vamos a hablar con él", dijo Tabárez

Y, como —en sus casos de acuerdo a lo previsto desde un primer momento— poco antes que Carlos Sánchez y Mayada, los futbolistas de River Plate argentino, habían llegado Egidio Arévalo Ríos y Álvaro González desde México, y Matías Corujo desde Chile, al plantel con el cual Uruguay disputará el partido contra Bolivia en La Paz, sólo le falta la incorporación de los que militan en clubes de Europa.

La delegación se encuentra en el Hotel Los Tajibos de Santa Cruz, y se desprende de la distribución de las habitaciones, según consta en la conserjería del hotel en forma "oficial", que Martín Cáceres va a ser el único futbolista que se alojará solo; el resto comparte habitación.

Más allá de que Tabárez se refirió ayer en el aeropuerto de Carrasco al accidente que sufrió el defensa hace poco en Turín, y que el entrenador dijo antes de partir desde Montevideo que es algo "a conversar" con el jugador, aunque primero hay que poner por delante a la persona, capaz que lo de la distribución de las habitaciones es una casualidad, o, quizá, también, la penitencia que le impuso el maestro: en vez de mandarlo a un rincón de la clase y de cara a la pared, como se dice que se estilaba en las escuelas de la primera mitad del siglo XX, puso al "Pelado" a dormir solo.

Quieren ganar hasta en el "futvoley"

"El que jugaba yo", contestó Nahitan Nández ante la pregunta de qué equipo había sido el ganador del mini-torneo de "futvoley" que —con el complemento de Rebollo— disputaron, divididos en tres tercetos, los ocho jugadores de la selección que ayer arribaron a Bolivia en diferentes vuelos y a distintas horas, y que a partir de las 16:30 hicieron el primer entrenamiento en el complejo de Blooming.

La respuesta hizo acordar a lo que le dijo a Ovación el Prof. José Herrera acerca de los cruces verbales que habían tenido Suárez y Godín en el último partido que disputaron Atlético de Madrid y Barcelona: "Acá son igual, quieren ganar hasta en los picados de los entrenamientos y uno los oye que se pelean por los goles: ¡discuten todo!". Pues bien, Nández hizo algo por el estilo; "El que jugaba yo", contestó, sin siquiera nombrar a los otros dos compañeros que también habían salido "campeones".

Fueron tres los equipos que participaron en el mini torneo de futvoley: uno integrado por el "Cebolla" Rodríguez, Santos y "Palito" Pereira; otro compuesto por Campaña, De Arrascaeta y Rebollo; y el restante, conformado por Nández, Lodeiro y Lozano, que caminaron los 300 metros de distancia que separaban la cancha del ómnibus, "cantando" su victoria. Antes y después del primer entrenamiento de la selección en Bolivia, una nota singular: el ómnibus pasó junto a un cartel situado a la entrada del complejo de Blooming, que cuyas letras rezan: "Mi corazón es celeste, y tu camiseta también". Es por el color emblemático del club cruceño, lógico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)