Selección

Depende del presidente

Tabárez viajará a La Paz si Evo Morales le presta el ascensor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
¿Sube a La Paz? Tabárez está suspendido y sólo podrá ver el partido desde un palco.

En forma sorpresiva, al menos, porque es una posibilidad que no se había manejado antes, ayer pareció volverse probable la eventualidad de que Tabárez, que se encuentra suspendido y no podrá dirigir a la selección ante Bolivia, no viaje a La Paz y permanezca en Santa Cruz de la Sierra, a donde los celestes —ya camino de retorno a Montevideo— volverán a cenar luego del partido en la capital boliviana.

Es que fue el propio Prof. José Herrera quien reveló que se había analizado tal eventualidad en el curso de una reunión que los integrantes de los cuerpos técnico y médico mantuvieron ayer, al aire libre, aunque bajo una de las pasivas que corren por delante de algunos de los bloques de habitaciones del Hotel Los Tajibos, en las primeras horas de la mañana.

Uno de los argumentos que se habrían manejado en el concilio para que Tabárez no viaje, es el que refiere al aspecto reglamentario; según explicó Marcos Méndez a Ovación, el técnico no solo tiene prohibido ir a los vestuarios antes y después del partido: ni siquiera puede llegar junto a los jugadores al estadio, algo que el subdirector del Departamento de Marketing de la AUF y delegado de Juventud conoce muy bien después que su club hizo una consulta a la Conmebol a raíz de un partido luego del cual Rampla reclamó los puntos ganados por el equipo pedrense ante la suspensión que pesaba sobre Jorge Giordano.

En ese caso, entonces, Tabárez sólo podrá ver el partido Bolivia-Uruguay desde un palco cerrado situado en el quinto piso del estadio, en donde la comunicación con el resto de los integrantes de la selección —por caso Celso Otero, que será quien ingrese como técnico a la cancha— no será tan limpia como lo sería, por ejemplo, a través de un celular, si hablara desde su habitación en el Hotel Los Tajibos, pese a la distancia y la cadena de montañas que separa a Santa Cruz de la Sierra de la capital boliviana.

Ahora bien, ¿por qué surgió esta posibilidad recién acá, si todo esto se sabía antes? Es que hay algunos elementos, incluso anecdóticos (ver aparte) que pueden reforzar el argumento de que será mejor que Tabárez no viaje, y que "se refrescaron" por parte de gente como Gastón Cabrera, el cónsul de Nacional radicado en Santa Cruz de la Sierra desde hace 19 años, que es hombre de fútbol y conoce muy bien el estadio Hernando Siles de la capital boliviana.

Concretamente, el palco al que deberá ir Tabárez está en un quinto piso, y no hay ascensor para el uso público; el único que existe está reservado pura y exclusivamente para el uso privado del presidente Evo Morales; y en ese sentido ya los celestes tuvieron una experiencia ingrata en ocasión del partido Bolivia-Uruguay de las Eliminatorias pasadas.

Si Tabárez debe subir cinco pisos por escaleras, parece innecesario someterlo a esa exigencia física cuando ese sacrificio no tendrá ningún rédito, sino al contrario.

Por eso, pues, aunque no se sabe cuál es la decisión, sí se conoce que depende de lo que resuelva el propio técnico, con lo que es difícil que viaje, en la misma proporción que es probable que Uruguay ostente hoy un récord mundial: debe ser el primer y único equipo en el que la duda no es un jugador, sino el entrenador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)