ELIMINATORIAS

Cinco motivos para creer en Uruguay

Venezuela no ha sido un adversario fácil de doblegar. Es más: sus últimas presentaciones en el Centenario fueron bastante complicadas para la Celeste.

Si no puede ver el interactivo, haga click aquí

Pero un viejo adagio del fútbol dice que "no hay dos partidos iguales" y esta noche se escribirá una nueva historia, diferente a las anteriores, con nuevos protagonistas de un lado y del otro.

Sin ir más lejos, este encuentro de hoy tendrá a Uruguay con su dupla ofensiva completa. Nada tiene que ver con el duelo de la Copa América Centenario, el antecedente inmediato, donde la Vinotinto se despachó con una victoria.

Uruguay, además, llega como líder absoluto en la tabla de las Eliminatorias y Venezuela está último, un dato que no es menor, porque existe una clara diferencia (no sólo en puntaje) entre una selección y otra.

Las figuras que tiene la Celeste no las tiene la Vinotinto, y por más que se diga y se sostenga que en la cancha "son once contra once", la categoría y el peso de los futbolistas puede terminar inclinando la balanza en favor del equipo de Tabárez.

Más allá de los datos estadísticos que hoy, de cierta manera favorecen a los venezolanos, Uruguay se mantiene invicto como local en estas Eliminatorias y tiene el arco en cero. Sí, en cero. Y ya jugó ante Colombia, Chile, Perú y Paraguay, selecciones que tienen un poderío ofensivo mayor al que puede tener el conjunto de Rafael Dudamel.

Más allá de esos dos invictos (el del Centenario y el del arco) está el juego que propone Uruguay en cancha. Es otro equipo cuando juega en casa, y a la larga o a la corta, termina imponiendo su fútbol.

Hay motivos de sobra para creer en este equipo, en esta selección, que como bien apunta Tabárez, "sabe lo que se juega" en cada partido, y fundamentalmente en éste, donde se termina la primera rueda y puede alcanzar un puntaje que jamás logró en las Eliminatorias anteriores.

Con tres puntos en casa, se habrá dado un paso gigante rumbo a Rusia 2018. Y los Celestes lo saben.

La localía - No perdió un punto.

Colombia, Chile, Perú y Paraguay se fueron del Estadio Centenario con las manos vacías. Ni siquiera pudieron rescatar un punto ante la Celeste, y eso que venían con viento en la camiseta, entonados. La localía se siente, y Uruguay la aprovecha al máximo. Es otro punto a favor de nuestra selección.

El fondo - Un pilar en la zaga.

Uno de los puntos fuertes de la selección uruguaya es su defensa. Diego Godín, uno de los mejores zagueros del mundo en la actualidad, se ha transformado en un pilar en el fondo. Llega lesionado, pero nadie duda de su capacidad. Hoy tendrá a Sebastián Coates como compañero, otro zaguero que ha rendido y rinde en la Celeste.

La actitud - Un medio combativo.

Si hay un equipo que se entrega y no da pelota por perdida es éste. Uruguay tiene cien por ciento de actitud en cancha, nace desde el fondo, sigue en un mediocampo combativo, dinámico y mixto, y continúa con dos delanteros que van a todas y son verdaderas pesadillas para los defensas adversarios.

La estrategia - Presión alta.

Uruguay en casa es otro. Sale a proponer, a presionar en campo rival, a maniatar al adversario desde el vamos. esa presión alta que impone el equipo ha sido fundamental para abrochar victorias más que importantes ante selecciones que tienen tenencia y buen trato de pelota. Esa estrategia fue vital ante Colombia, Chile y Paraguay.

Los goles - De Suárez y Cavani.

En la Copa América Centenario no estuvo Luis Suárez en cancha, y Uruguay sintió su ausencia. Hoy, el goleador Celeste volverá a estar junto a Edinson Cavani, el artilleros del PSG, que anda en racha y fortalece aún más el poderío ofensivo uruguayo. Una dupla que envidia todo el mundo. Sus goles son claves.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)