Eliminatorias

El Centenario sigue siendo un fortín

Hace una década, Venezuela y Perú derribaron las murallas del Estadio; desde entonces volvió a reconstruirlas: Uruguay lleva 18 partidos al hilo sin perder en el Centenario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La última. El 14 de octubre de 2009, con gol de Bolatti, Uruguay cayó 1-0 ante Argentina. Foto: Archivo El País

Aquella terrible noche del 30 de marzo de 2004, con el 0-3 de Uruguay ante Venezuela y los abucheos para Juan Ramón Carrasco, caía un símbolo de la Celeste: el inexpugnable Estadio Centenario, el escenario de las épicas batallas y de los grandes triunfos, había cedido ante una de las selecciones más débiles de Sudamérica. Para alimentar el drama, la tensión y la preocupación porque Uruguay comprometía su clasificación a Alemania 2006, dos meses después, Jorge Fossati empezaría su ciclo con otro revolcón: 1-3 ante Perú.

A partir de entonces, nada sería igual, y previo a cada encuentro de local se alimentaba el temor por repetir esas traumáticas experiencias.

Le costó mucho tiempo a Uruguay comenzar a reconstruir esa muralla, que incluso el hincha recuerda cuando ve en su piel aquella cicatriz, aún, como símbolo de una época difícil.

Le resultó difícil levantarse, también, porque en el clasificatorio para Sudáfrica 2010, tuvo un bajó promedio de puntos conquistados de local. El peor en unas Eliminatorias en el siglo XXI: apenas superó el 56%.

Fue a partir de los últimos seis años (el jueves se cumple aniversario de aquella derrota de la selección ante Argentina, el 14 de octubre de 2009), en el último partido del clasificatorio sudamericano —que será recordado por la zambullida de Maradona al césped del Centenario cuando Bolatti marcó el gol del triunfo y la clasificación de los albicelestes—, cuando Uruguay comenzó a recuperar una de sus fortalezas.

Desde entonces, y contando el triunfo de este martes ante Colombia, los celestes ya acumulan 18 partidos sin perder de local: diez internacionales (ver cuadro) y ocho amistosos (ver cuadro).

En 17 de esos 18 encuentros convirtieron al menos un gol; además, en casi la mitad de los partidos anotó más de tres tantos, y en el 50% de los encuentros no recibió goles.

Estos seis años los corona con resonantes triunfos: la goleada 4-0 a Chile, en aquella formidable noche de los cuatro goles de Suárez, el 2-0 ante Colombia y el 3-2 frente a Argentina.

Finalmente, la selección de Tabárez cerró su participación en las Eliminatorias para Brasil 2014 con un preciado 75% de puntos ganados como local y la confianza que brinda una racha tan exitosa, incluso cuando los fantasmas de aquel otoño-invierno para el olvido de 2004 no terminan de alejarse y la renovación aún no se consolida en esta nueva etapa de la selección.

NÚMEROS QUE HABLAN.

Para Japón y Corea 2002.

En casa perdió con Paraguay, empató con Perú, Colombia y Argentina, ganó cinco partidos y logró el 67% de los puntos.

Para Alemania 2006.

De local perdió dos partidos, ante Venezuela y Perú, empató con Brasil y ganó seis. Consiguió el 70,4% de los puntos.

Para Sudáfrica 2010.

Perdió con Argentina y Brasil, empató con Chile, Ecuador y Venezuela y ganó cuatro juegos. Logró 56% de los puntos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)