eliminatorias

Cambio en el ataque

Diego Rolan en la ofensiva junto con Edinson Cavani.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Edinson Cavani y Diego Rolan. Foto: Ariel Colmegna

La selección entrenó ayer en el Complejo Celeste y el técnico Tabárez ensayó con Diego Rolan en lugar de Abel Hernández en el ataque. Fue el único cambio en relación a la alineación con la que los celestes enfrentaron a Ecuador en Quito. Pero promediando el entrenamiento, ingresaron Mathías Corujo y Álvaro "Palito" Pereira, en lugar del "Tata" González y Martín Cáceres respectivamente.

La práctica, que era a puertas cerradas, estaba prevista para las 15 y 30 horas, pero comenzó una hora más tarde, seguramente porque el sol caía fuerte sobre el complejo.

Los conos, pelotas y demás implementos que se utilizan en los entrenamientos estaban ya dispuestos por la utilería en la cancha número 1. Y allí comenzó el movimiento. Los arqueros entrenaron durante unos minutos con Celso Otero y el resto de los futbolistas participó del clásico monito. Sin embargo, de repente la práctica se mudó para la cancha número 3, la que está en el medio del complejo y a la que es más difícil acceder desde las afueras. Seguramente, la presencia de los medios de prensa, locales y chilenos hizo que el técnico tomara esta determinación.

Allí, en la cancha número 3, se repartieron los chalecos y se confirmó que el equipo titular, que vistió de celeste, era el mismo que cayó derrotado frente a Ecuador en la altura de Quito. Fernando Muslera, Maximiliano Pereira, Sebastián Coates, Diego Godín, Martín Cáceres, Carlos Sánchez, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro González Nicolás Lodeiro, Edinson Cavani y Diego Rolan.

Los suplentes, por su parte, fueron Martín Silva, Camilo Mayada, Emiliano Velázquez, Gastón Silva, Álvaro Pereira, Nahitan Nández, Mathías Corujo, Giorgian De Arrascaeta, Brian Lozano, Cristhian Stuani y Abel Hernández.

Promediando el movimiento, pasó Mathías Corujo a la mitad de la cancha del equipo titular en lugar del "Tata" González. Michael Santos ingresó en los suplentes en lugar del lateral volante de Universidad de Chile.

El "Tata" pateó una pelota y mostró signos de dolor en su rostro. Salió de la cancha. Cabe recordar que González también había salido antes del entrenamiento del día anterior por una molestia en los gemelos, que según él mismo explicó ya la tenía antes de jugar frente a Ecuador. Sin embargo, el "Tata" no pareció resentirse de esa zona sino haberse lesionado en la rodilla. De todas formas, su salida puede haber sido por precaución.

Unos minutos más tarde, Martín Cáceres fue sustituido por "Palito" Pereira, pero a diferencia del "Tata", el "Pelado" se colocó el chaleco naranja de los suplentes y pasó al jugar en el equipo alternativo.

Sin embargo, tampoco terminó la práctica. Se quitó los zapatos y se fue descalzo, seguramente sentido en uno de sus pies. Esta tarde, cuando los celestes vuelvan a entrenar a puertas cerradas, se sabrá cómo están ambos jugadores.

SEGURIDAD.

A propósito de puertas cerradas ayer la nueva empresa que se ocupa de la seguridad del Complejo de la AUF intentó impedir por todos los medios que fotógrafos y camarógrafos, cumplieran con su trabajo desde un campo lindero al lugar.

Los funcionarios insultaron a los periodistas chilenos presentes en el lugar y hasta los amenazaron con pegarles. "Mirá que hoy tengo ganas de hacer guantes", dijo uno de ellos, pero el que parecía ser el jefe lo calmó. De todas formas, este último le ordenó a sus compañeros que se pusieran delante de las cámaras para impedir que vieran el movimiento de los celestes.

Pareció que hasta unos caballos que pastaban en el campo trabajaban para Tabárez, porque uno empujaba al fotógrafo de Ovación.

Luego apareció en escena el encargado de la seguridad de la selección, inspector Miguel Zuluaga, quien también intentó persuadir a los representantes de los medios de comunicación. Dijo que iba a llamar a la Policía y lo hizo. Un rato después llegó un patrullero. Los efectivos policiales, muy gentiles, explicaron que la práctica era a puertas cerradas, pero al ver que periodistas y fotógrafos no estaban dentro del Complejo, comprendieron la situación. Unos minutos más tarde, llegó un segundo patrullero. A esa altura los futbolistas ya realizaban trabajos de definición. Era hora de retirarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)