SELECCIÓN

"Aterrizaron" en Chile

Los celestes dejaron atrás la derrota y el viaje.Precaución: el “Tata” no terminó la práctica por una molestia en los gemelos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Chalecos. Herrera dividió a los futbolistas en tres equipos que intentaron tener la pelota. Foto: Francisco Flores

La selección retomó ayer los entrenamientos en el Complejo de la AUF, tras el largo periplo del regreso desde Ecuador.

A pesar de los inconvenientes del retorno, y de la derrota ante Ecuador, el ánimo de los celestes era muy bueno de cara al partido con Chile. Los futbolistas le restaron importancia a lo que sucedió en la vuelta. Y también a los temas extra futbolisticos que rodean al partido ante los transandinos. No lo toman como una revancha por lo ocurrido en la Copa. Ni siquiera Cavani, como él lo dejó claro en Quito.

Sin embargo, los chilenos están pendientes de todo eso. No en vano, ayer de mañana en el Complejo Celeste había más medios chilenos que uruguayos observando el movimiento que dirigió el profesor José Herrera.

El preparador físico repartió chalecos de tres colores y ordenó un movimiento en espacios reducidos basado en la posesión de pelota. Los de color celeste eran: Cáceres, Corujo, Sánchez, Abel Hernández, Nández y Santos. Los verdes eran “Palito” Pereira, De Arrascaeta, Álvaro González, Coates, “Maxi” Pereira, Lodeiro y Cavani. Mientras que Gastón Silva, Stuani, Rolan, Arévalo Ríos, Godín, Mayada y Lozano vistieron de fucsia. Dos futbolistas del equipo de la Mutual, que vestían de naranja, oficiaron de comodines.

“¡No paren, no paren!”, gritaba el “profe” Herrera pidiéndole intensidad a los futbolistas, mientras Tabárez observaba desde el banco de suplentes junto a Rebollo y los doctores Pan y Barbosa. “¡La tienen los celestes y no le pierden más!”, alentaba Herrera.

Tras ese trabajo llevado a cabo en la mitad de cancha número 1, los que jugaron frente a Ecuador realizaron corridas, mientras que el resto siguió trabajando con pelota.

El único futbolista que no finalizó el entrenamiento fue el “Tata” Álvaro González, quien ingresó a los vestuarios antes que sus compañeros acompañado por uno de los fisioterapeutas celestes.

Sin embargo, tras el entrenamiento, el propio jugador explicó que se trataba de una molestia en los gemelos que ya tenía antes de jugar frente a Ecuador, donde estuvo 85’ en la cancha, y que había salido por precaución. Hoy entrenará con normalidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)