eliminatorias

Apareció el lamento chileno y la calculadora argentina

Perú está de fiesta y sueña con algo que no consigue desde 1982, en Venezuela sienten orgullo por el empate en Buenos Aires y en Colombia remarcan que el empate con Brasil tiene sabor "a vodka"

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alexis Vidal busca explicaciones en el césped del Hernando Siles de La Paz. Foto: Reuters

El fútbol te da y te quita, como la vida misma, según dicen los filósofos del balón. Pues bien, la decimosexta fecha de las Eliminatorias ha permitido comprobar que todo puede cambiar en cuestión de unos 90 minutos de juego. Este miércoles, por ejemplo, apareció el lamento chileno, la calculadora argentina, el fervor peruano, la felicidad venezolana y la tristeza paraguaya.

En Chile, la derrota ante Bolivia caló muy hondo. El Mercurio fue contundente al señalar “Chile sigue en picada, pierde ahora con Bolivia y el Mundial de Rusia está cada vez más lejos”.

Su análisis de lo que aconteció en la altura de La Paz deja en claro que lo que apareció fue “otra vez un débil rendimiento”. Por esa razón consideró que “la clasificación está cada vez más empinada”.

Para el analista Juvenal Olmos, ex entrenador de la Roja, el problema es que “al igual como en una Orquesta Sinfónica desafinada, la selección chilena de fútbol perdió la partitura de juego y cada músico toca su propia melodía sin escuchar al compañero, tratando de priorizar sus intereses individuales por sobre los colectivos”.

Y enfatizó: “las presentaciones contra Paraguay y Bolivia solo han evidenciado un alejamiento del sello futbolístico impuesto por Bielsa y modificado eficientemente por Sampaoli. La selección ha perdido absolutamente el fondo de juego y eso es responsabilidad de Pizzi”.

En Argentina, por su parte, están usando la vieja y querida calculadora uruguaya. La Nación consideró que se entró “en zona de riesgo: en la cancha y en la tabla, para la Argentina todo sigue rematadamente mal”.

Al momento de valorar lo que ocurrió en el Monumental de Núñez se remarcó: “ni siquiera ante el último en las posiciones el equipo de Jorge Sampaoli pudo demostrar un atisbo de cambio, cuando con cada partido queda menos margen de error”.

La frustración argentina y el dolor chileno es contrastado con la enorme algarabía que hay en Perú, donde sueñan con una clasificación a una Copa del Mundo que se les viene negando desde 1982 en adelante.
El Comercio lo palpita. “Perú hizo historia en Quito y sueña con los ojos bien abiertos”. El diario puso de manifiesto algo que desde hace tiempo aguardaban: “la blanquirroja depende de sí misma para llegar al Mundial”.

Paraguay acusó el golpe de la derrota ante la selección uruguaya. Así lo expone Última Hora. “La selección paraguaya no pudo hacer valer la localía”, comentó, para luego dejar en claro que la derrota “deja casi sentenciada la eliminación de la Albirroja”.

Colombia recibió de buen modo su empate ante Brasil, porque ese punto lo arrimó un pasito más a la Copa de Rusia 2018. El editor de El Tiempo, Gabriel Meluk, rotuló su columna de opinión: “¡Puntazo!” y en la misma explicó: “El que sí es dato mayor es el punto que, para Colombia, pesa una tonelada en la tabla de posiciones de la eliminatoria. Voy a romperme de originalidad: ¡este es un empate de oro! No como el de oropel del jueves pasado contra Venezuela.
Y el 1-1 toma mayor valor porque cuando se es de menor potencia que el rival, no perder es muy bueno y aún más cuando se estaba abajo en el marcador. Este empate tiene sabor a vodka. ¡Salud!”.

Finalmente, para Venezuela no fue un partido cualquiera el de Buenos Aires y El Universal lo exaltó como correspondía: “Venezuela hace historia al igualar con Argentina. La Vinotinto empató en suelo argentino por primera vez en la historia de las Eliminatorias”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)