Eliminatorias

El alumno preferido: ‘Nico’ Lodeiro, un abanderado del maestro

Cuando asumió en su nuevo ciclo en la Celeste, Tabárez buscó a un “10”, y en Quito, lo hace pasar al pizarrón.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nicolás Lodeiro se adapta a los pedidos del entrenador. Foto: EFE

El ingreso de Nicolás Lodeiro como titular para el partido que hoy la selección jugará contra Ecuador en Quito no se registra, muy probablemente, en el marco habitual de un simple cambio de jugadores, como en el fútbol del mundo ocurre en la mayoría de las ocasiones: no se trata de que entre un futbolista y sustituya a otro que, por lo general, tiene características similares a las suyas.

No parece ser el caso, al menos a priori; porque "Palito" Pereira es un lateral volante, externo, que también puede jugar y ha jugado- de marcador de punta, mientras que "Nico" es "otra cosa": volante, pero de armado, aunque en la propia selección, sobre todo del último Mundial para adelante y como consecuencia del recambio generacional que se fue operando en el mediocampo, haya actuado cumpliendo otra función, como la de "doble 5", y lo haya hecho en buena forma, tal vez no lucida pero sí útil para el equipo, provechosa, como cuando tuvo un altísimo rendimiento en el amistoso que Uruguay le ganó a Chile por 2 a 1 en Santiago en noviembre de 2014.

No en vano, pese a que con modestia y mesura haya declarado en forma pública al llegar a la Argentina que "yo no soy enganche", Lodeiro asumió el reto de ponerse la camiseta N° 10 que no hacía tanto había dejado vacante Juan Román Riquelme en Boca, con todo lo que -aún hoy- sigue representando eso en… Boca: una responsabilidad enorme, casi como cargar una roca.

Ese es el verdadero "Nico", entonces. El más genuino. El que "rompió el cascarón" con "la Celeste" en el Sudamericano Sub 20 de Venezuela en 2009; el que confirmó la proyección que había tenido aquella aparición en el contexto futbolístico que ofrecía Nacional ese año; y el que, aunque en el transcurso del tiempo no pareciera algo muy notorio, que "rompiera los ojos", se fue constituyendo en el instrumento a través del cual Tabárez trató de plasmar con matices- aquella idea original de que el planteo básico de la selección fuera el 4-3-3, tal cual lo manifestó el propio técnico cuando asumió en 2006 para comenzar su segundo ciclo al frente de la selección con la disputa de una serie de amistosos en Estados Unidos y Europa.

Sudáfrica.

Obvio, el boceto estratégico fue mutando a impulsos de la realidad, de los resultados, sobre todo en la Copa América 2007 y las Eliminatorias para Sudáfrica; pero en el Mundial 2010, al que Uruguay llegó con un "Nico" monumental ante Costa Rica en el Repechaje, la Celeste empezó jugando contra Francia con Ignacio González, incluso en ese debut entró Lodeiro por "Nacho", y si jugó sólo 18 fue porque en medio de su ansiedad, "se le escapó" un pie arrastrado por la ansiedad, y le sacaron la roja. De la misma forma que si luego no tuvo mayor presencia se debió a que contra Ghana sufrió una fractura; porque "Nico" entró en el partido contra Corea y, fiel a su estilo, gestó la jugada con la cual Suárez metió el gol de lo que por la forma en la que se produjo- resultó un casi épico triunfo.

Copa América.

Es más, en la Copa América de 2011, Lodeiro empezó jugando de volante ofensivo, casi como un "10 clásico", poco menos que cumpliendo el rol de enganche, en el primer partido contra Perú: era como que el maestro insistía con su "vieja idea" y, para llevarla a cabo, hacía "pasar al pizarrón", sino al mejor, porque en esa categoría ya estaban Forlán y Suárez, a uno de sus preferidos, "Nico" Lodeiro. Un muy buen alumno.

Sin embargo, Uruguay en aquel comienzo no anduvo, en ese contexto Lodeiro tampoco, en el debut contra Perú fue sustituido a los 78 por el "Cebolla" Rodríguez y, como le había pasado a "Nacho" González en el Mundial de Sudáfrica 2010, no volvió a ser titular; y, desde el punto de vista táctico, el equipo empezó a jugar de otra forma, con un esquema distinto.

Doble 5.

Ya puesto a cumplir el rol de "doble 5", Lodeiro empieza jugando la Copa América 2015, Uruguay debuta con Jamaica en otro comienzo flojo y, para el partido contra Argentina, ¡zas!: en el contexto de un 4-2-3-1, de nuevo pasa "Nico" a jugar como volante ofensivo por el medio, delante de dos de contención y por detrás de Cavani, que fue el único punta. Casi un enganche, aunque ni al propio Lodeiro le guste definirse de esa forma.

¿La verdad? No pocas veces se le ha cuestionado a Tabárez que lo sacrificaba haciéndolo jugar en un "doble 5", en vez de "soltarlo", como jugaba en Boca; y aquella noche de La Serena lo puso así, y "Nico" no anduvo; o, al menos, no gravitó en correspondencia con sus atributos. Salió, entonces; y no volvió a ser titular, como en 2011. Hasta ahora.

Vuelve el 10.

Hoy, contra Ecuador en Quito, pues, Lodeiro entra por "Palito". No parece un simple cambio de jugadores: parece que al maestro le sigue rondando "la vieja idea" del "10" por llamarla de alguna forma- en la cabeza, y hace pasar otra vez al pizarrón, sino al mejor, a uno de sus "preferidos": un buen alumno.

Siempre en un grande.

Debutó en Nacional en 2007 y fue figura hasta 2009, cuando pasó al Ajax de Holanda. En 2012 y hasta 2014, recaló en el Botagofo. Luego pasó al Corinthians y tras un año, fue adquirido por Boca Jrs. Todos grandes.

Eliminatorias. - Lleva 13 partidos.

Nicolás Lodeiro es parte del proceso de selecciones. Empezó en las juveniles, y fue citado por Tabárez a la mayor, cuando ya se lucía en Nacional. Por Eliminatorias, el volante sanducero ha jugado 13 partidos, sumando hasta el momento, un

total de 743 minutos. En la Copa Confederaciones jugó dos partidos, con 117 minutos en cancha.

Mundiales. - En los últimos dos.

Estuvo en el Mundial de Sudáfrica 2010, y también en la Copa del Mundo de Brasil 2014. Jugó seis partidos, tres en cada uno de los mundiales, sumando 246 minutos en cancha. En Sudáfrica llegó al cuarto lugar con la Celeste y en Brasil hasta octavos, cuando la selección fue eliminada por Colombia.

Copa América. - Todo un campeón.

Por Copas América tiene cinco partidos en cancha. Jugó tres en la Copa de Argentina en 2011, donde consiguió el título con la selección uruguaya en la final ante Paraguay, y también estuvo y participó en la Copa de Chile 2015, donde disputó dos encuentros. En total, sumó 267 minutos en cancha, pero no marcó ningún gol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)