SELECCIÓN

Este Uruguay invita a la ilusión

Nicolás Lodeiro respaldó la decisión del entrenador y jugó un partidazo contra Ecuador en el debut de la Celeste en la Copa América 2019.

Un equipo. El abrazo de Suárez, Nández, Vecino, God¿ín y Lodeiro reflejan lo que fue Uruguay en cancha: un conjunto solidario y letal.

Fue un comienzo inmejorable de Uruguay en la Copa América. Una victoria 4-0 sobre Ecuador donde lo más importante es el gran trabajo colectivo que tuvo la Celeste, que ilusiona aún más para lo que se viene en Brasil 2019. Realizó un primer tiempo espectacular y si bien en el segundo bajó las revoluciones, igualmente logró aumentar la ventaja en el marcador.

Si Uruguay hubiera soñado con un primer tiempo perfecto, seguramente se hubiera imaginado algo cercano a lo que sucedió en el debut. La selección de Óscar Tabárez tuvo todo contra Ecuador: juego colectivo, precisión en los pases, transiciones rápidas, orden táctico, desborde por las bandas y efectividad.

Hubo sí un error al principio que pudo haberle costado muy caro a la Celeste, con un pase de Diego Godín a Fernando Muslera en donde arriesgó mucho y Enner Valencia estuvo muy cerca de llegar antes que el arquero uruguayo, que estuvo muy atento.

Sólo iban dos minuto cuando ya tuvo que intervenir el VAR por una posible mano en el área de Ecuador que el juez brasileño Anderson Daronco desestimó.

Luis Suárez, de excelente primer tiempo, ganó en velocidad por la derecha (Uruguay entró como quiso por las bandas), metió el centro al medio que Nicolás Lodeiro bajó notablemente para sentenciar el primer gol celeste en la Copa América de Brasil.

Justicia con el jugador del Seattle Sounders, que definió de forma exquisita.

Muchas veces cuestionado, incluso resistido por una parte de los hinchas uruguayos, solo alcanzaron cinco minutos para que Lodeiro marcara y diga ‘aquí estoy yo’. Un jugador con una carrera muy importante, con varios títulos ganados, que lo llevan a seguir siendo parte de la selección uruguaya.

No en vano Tabárez lo sigue teniendo en cuenta cuando varios pensaban que después de haber quedado afuera de la lista de la Copa del Mundo de Rusia se había acabado su carrera en la Celeste.

También fue “Nico” el responsable de la roja a José Quintero, que le metió un codazo tremendo; incluso minutos antes el lateral derecho había tenido una jugada similar en la que le cometió una dura falta a Diego Laxalt.

En primera instancia Daronco lo amonestó, pero del VAR le advirtieron, el juez observó la jugada por el monitor y el brasileño lo expulsó.

Desde ese momento fue una debacle para Ecuador. Uruguay dominó ampliamente el juego y se sintió cada vez más cómodo con el trámite del juego. Incluso “Bolillo” Gómez colocó a Pedro Velasco en el lateral, pero ni así logró frenar la arremetida celeste.

Alexander Domínguez demostró su vigencia con una doble atajada monumental, ambos por remates a Edinson Cavani.

Primero el salteño finalizó una buena jugada colectiva por derecha, pero cuando ya se aprestaba a gritar el gol, apareció la mano del meta. Luego metió un taco que era gol, pero otra vez la mano derecha de Domínguez evitó la caída de su arco. En esa incidencia, Cavani se acercó al arquero de Vélez y lo felicitó; quizás presagiando lo que vendría después: con una pirueta sensacional puso el 2-0 a los 32 minutos.

Y en una de las últimas incidencias de la primera parte llegó el gol de Suárez, otra vez con participación de Lodeiro, con un preciso córner que peinaron en el primer palo para que el jugador del Barcelona entrara por el segundo palo.

En el segundo tiempo, y como era de esperar, Uruguay bajó las revoluciones.

Tabárez le dio ingreso a Pereiro primero y a Torreira después, momento en el que pasó a un 4-3-3 con el jugador del Arsenal como cinco, con Vecino a la derecha y Bentancur hacia la izquierda.

Un gol en contra de Mina sentenció el definitivo 4-0 con el que Uruguay goleó con claridad a Ecuador y empezó excelente la Copa América.

EL VAR ESTUVO POR TODOS LADOS

Ya a los dos minutos de juego intervino el VAR en una incidencia que pareció pegar en la mano de un ecuatoriano dentro del área, pero no fue penal. Después el VAR intervino para que Daronco expulsara correctamente a Quintero. Por momentos, el público se impacientaba porque se demoraba en tomar las decisiones. Suárez protestó penal, pero el VAR no le dio la razón, y como si fuera poco en el segundo tiempo, cuando el línea había anulado el cuarto gol celeste, el VAR lo dio como válido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)