GRUPO C

Uruguay confirmó su condición de candidatazo a ganar la Copa América

Triunfo, goleada 4-0 sobre Ecuador, dinámica, desborde: eso y más de la Celeste en el debut.

Gol de Cavani a Ecuador
El balón le quedó servido a Cavani al borde del área chica y metió esta tijera para el 2-0. Foto: EFE

Ya está, pasó media hora del triunfo 4-0 de Uruguay ante Ecuador y apareció en la redacción el comentario que esperaba (aunque no quería) escuchar: “Le ganamos al peor Ecuador de los últimos 20 años”. (Si pudiera pondría aquí el emoticón que se toma la cara con las dos manos y abre la boca para pronunciar un ¡Ohh!).

Capaz que es así, yo qué sé. No he visto todos los partidos de Ecuador de los últmos 20 años, así que no lo puedo negar. Me llamo a silencio y empiezo a escribir de lo que sí vi: un Uruguay arrollador.

“Nos tocó debutar contra el equipo más poderoso de la Copa América. Parece verdaderamente un equipo europeo”, dice ante los medios Hernán “Bolillo” Gómez luego de que sus dirigidos se comieran una paliza. Y añade: “Lamentablemente tuvimos que jugar un segundo tiempo para que no nos hicieran más goles”.

Me siento más cerca de la opinión del técnico de los ecuatorianos que de mi compañero de tareas.

Uruguay debutó en la Copa América ante Ecuador. Foto: Gerardo Pérez / El País
Vecino gana en el juego aéreo. Foto: Gerardo Pérez / El País

De repente hay una mezcla de las dos cosas, pero de lo que estoy seguro es que no es fácil hacerle cuatro goles a ningún equipo hoy en día. Los uruguayos solemos minimizar el rendimiento propio (sea de selección o de equipos) cuando le ganamos bien a otro. Mucho menos sencillo es golear en el debut. La última vez que Uruguay había hecho cuatro goles en la Copa América había sido en Venezuela 2007, cuando recién iniciaba la segunda Era Tabárez. Entonces fue 4-1 sobre la vinotinto para sacarla de su torneo en cuartos de final. Y la Celeste no ganaba 4-0 desde julio de 1967, cuando en el debut lo logró ante Bolivia y repitió en la segunda fecha ante Venezuela. Entonces Uruguay fue campeón, así que es un buen augurio. Pero repasemos más cosas.

Uruguay tuvo un 61% de posesión de pelota (impensado), remató 16 veces al arco, Fernando Muslera se congeló en el arco y liquidó el partido en el primer tiempo, con el 3-0 y provocando una expulsión. Acá hay otro hecho: históricamente se ha dicho que jugamos mejor en inferioridad numérica y que no sabemos jugar cuando tenemos uno más. Esta Celeste demostró que siempre es mejor jugar en ventaja numérica, siempre que el equipo haga lo recomendado para aprovecharla.

Repasemos algunos de los muchos méritos que tuvo Uruguay desde lo colectivo ante Ecuador:

Desbordes.

Uruguay vs. Ecuador
Nahitan Nández en una de sus proyecciones. Foto: Gerardo Pérez

Martín Cáceres y Nahitan Nández se proyectaron por derecha, en tanto Diego Laxalt y Nicolás Lodeiro lo hicieron por izquierda, generando llegadas hasta el fondo y luego retrocesos rápidos para no dejar al equipo expuesto. Laxalt hizo un cierre espectacular en el segundo tiempo.

Despliegue.

Nicolás Lodeiro
Nicolás Lodeiro y la pelota ante Ecuador. Foto: Gerardo Pérez

Siempre hubo alguien libre para recibir. Bentancur, Vecino, Lodeiro, Cavani, Suárez... Uruguay fue un equipo dinámico, siempre en movimiento, provocando errores en la defensa rival.

Goleadores.

De pique nomás aparecieron Cavani y Suárez con goles, como para demostrar que la delantera de Uruguay llegó para ser protagonista.

¿Conclusión? Sí, Uruguay es candidatazo al título.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)