SELECCIÓN

Talento al medio: todos respondieron y eso genera seguridad

Los volantes devuelven la confianza que les dio Tabárez, aunque en algunos partidos mejor que en otros.

Federico Valverde saluda a Óscar Tabárez tras ser reemplazado ante Chile. Foto: Gerardo Pérez.
Federico Valverde saluda a Óscar Tabárez tras ser reemplazado ante Chile. Foto: Gerardo Pérez.

Seguramente nadie del cuerpo técnico de Uruguay imaginó todas las lesiones y problemas que rodearían a la selección celeste durante la primera fase de la Copa América. Esos hechos llevaron, sumado a aspectos tácticos y técnicos, a Oscar Tabárez a modificar el mediocampo en varias oportunidades.

“Es bueno tener un día más de descanso, pero hubiera cambiado eso por tener a todos los jugadores a disposición. Hemos tenido muchos inconvenientes de diversa índole”, afirmó el estratega uruguayo en conferencia de prensa apenas terminado el partido en el que Uruguay logró obtener el primer lugar del Grupo C tras vencer a Chile 1-0.

Nahitan Nández, Matías Vecino, Rodrigo Bentancur y Nicolás Lodeiro fueron los mediocampistas que iniciaron en la oncena que debutó en el Mineirão y que goleó a Ecuador 4-0. Ese día Uruguay se mostró seguro y los avatares del juego lo fueron llevando a ganar confianza, porque jugó gran parte del partido con un futbolista de más. El jugador del Seattle Sounders fue la figura y marcó el primer gol de la Copa América para la Celeste, generando además un buen circuito de juego con Diego Laxalt, de igual forma que Martín Cáceres y Nández plasmaron una sociedad que le aportó mucho al equipo.

Después entraron Lucas Torreira y Federico Valverde y Uruguay pasó a jugar con un 4-3-3 con el jugador del Arsenal como tapón, con el del Real Madrid a la derecha y el del Inter a la izquierda (Gastón Pereiro fue el punta por derecha, con Luis Suárez y Edinson Cavani). Ya en esa primera noche de competencia en Belo Horizonte, Uruguay mostró tener un plantel de muchas variantes, sobre todo en la mitad de la cancha, uno de los puntos fuertes del equipo.

LUCAS, TU TURNO. El desgarro de Vecino le dio un lugar en la oncena a Torreira para enfrentar a Japón en Porto Alegre. El nacido en Fray Bentos se repartió la mitad de la cancha con Bentancur, manteniéndose Nández y Lodeiro por afuera.

Torreira no se sintió tan cómodo con el trámite del juego, aunque fue de menos a más y terminó cumpliendo una correcta actuación. Lodeiro, con un mayor desgaste en la marca, no entró tanto en contacto con el balón. “Ellos quitaron bien los espacios y no me sentí cómodo con el trámite. No tuve libertad para poder jugar”, afirmó.

TALENTO. “Tuve dos días fatales, en los que no me sentía bien e hice fiebre”, le dijo Torreira a Ovación cuando pasó por la zona mixta luego del triunfo con Chile del lunes a la noche en Maracaná. Ese hecho - que también alcanzó a Christian Stuani y algún otro integrante de la delegación-, generado seguramente por la alimentación según lo que explicó el doctor Alberto Pan, llevó a que Lucas se perdiera el duelo contra los trasandinos.

Esta vez el que entró desde el inicio fue Valverde, volvió a jugar Bentancur (a esta altura un titular indiscutido), así como Lodeiro en la izquierda y De Arrascaeta le ganó el lugar a Nández. A los 45’ hubo cambios de nombres: entró Nández por Lodeiro y el volante del Flamengo pasó a jugar por la izquierda.

Si bien en los primeros minutos del partido a Uruguay le costó agarrar la pelota, porque Chile la manejó con criterio, la dupla Valverde-Bentancur se fue agigantando con el transcurso del juego. Se conocen muy bien porque vienen jugando juntos desde las juveniles uruguayas y el lunes lo plasmaron en la cancha, principalmente en la sincronización de los movimientos y en los respaldos tácticos.

El futbolista de Juventus se destaca por su elegancia a la hora de tratar la pelota, pero le ha sumado mucha marca. No en vano está jugando en un equipo de primera línea. Es que la ausencia de Vecino y de Torreira llevó a que Uruguay se quedara sin dos de sus mayores recuperadores, pero encontró a una dupla bien parada, con argumentos como para no extrañarlos. Bentancur fue clave en la jugada del gol, rompiendo líneas con el pase a Suárez, que luego terminó con el centro de Jonathan Rodríguez a Cavani.

Valverde ya es un futbolista maduro y consolidado pese a su corta edad. En el primer tiempo no mostró su mejor versión, pero en el complemento creció y se llevó todo por delante, como en una contra donde trancó dos veces y se quedó con la pelota.

Claro que preocupan las ausencias por las lesiones, pero hay algo que está claro: cada uno que entra respalda las decisiones de Tabárez de por qué los incluyó en la lista de 23. Por eso, Maestro, no se preocupe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)