Copa América 2015

Tabárez abrió el libro de las tácticas

El DT manejó distintas situaciones durante el partido; tras lo observado, seguro el 4-3-3 puede ir al banco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Misión cumplida. Lodeiro y “Palito” Pereira se saludan tras el triunfo ante Jamaica.

Sí, más allá del resultado favorable, Uruguay mostró algo positivo, o al menos aceptable: la forma en la que el funcionamiento del equipo fue mimetizando sus líneas de acuerdo a las exigencias del trámite.

Por ejemplo, en el primer tiempo, cuando los celestes tuvieron la pelota, Arévalo Ríos jugó como tapón central por delante de la línea de cuatro (ver canchas "En ataque" y "En defensa").

Uruguay así, con ese 4-1-2-3 que llegó a ser 4-3-3 por algunos pasajes aislados, apostó "a ganador" ante un rival tosco como Jamaica; y, hay que reconocer: así dejó espacios, permitió que el rival lo atacara y, saliendo desde el fondo y el medio con pelotazos, llegó poco y nada.

Precisamente, ahí fue cuando los celestes adoptaron otra estructura, más cauta y apretada: a la hora de defender, el "Cacha" siguió como volante central delante de la retaguardia; Rolan, Sánchez, Lodeiro y el "Cebolla" jugaron en el medio, y Cavani lo hizo en punta.

Finalmente, en el segundo tiempo, ya en ganancia, el "Cacha" y Lodeiro hicieron el doble 5"; Sánchez —luego Stuani—, De Arrascaeta y Rolan, se recostaron y salieron por delante de los volantes; y Cavani fue el único atacante, aunque por ráfagas De Arrascaeta, el "Matador" y Rolan jugaron de punta a la hora de lanzar los contraataques.

De las tres caras que tuvo Uruguay, la segunda, y en parte la tercera, fueron las más sólidas. Así que, como en las dos copas América anteriores, tras aparecer en el debut, seguro que el 4-3-3 va al banco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)