SELECCIÓN

Nada de subestimar a los rivales

Uruguay fue más que Japón; simplemente no pudo anotarle un gol más

Uruguay empató con Japón en Porto Alegre. Foto: Gerardo Pérez.
Uruguay empató con Japón en Porto Alegre. Foto: Gerardo Pérez.

Partido que no se puede ganar, no se debe perder. Esa es una regla no escrita en el fútbol que Uruguay aplicó ante Japón. Nada se le puede reprochar a los Celestes, que hasta la última jugada buscaron el tercer gol que le diera los tres puntos ante Japón, pero sin perder el orden. Y ese es un punto a destacar, porque demuestra madurez y con ello confianza para lo que viene.

No se ganó y quedó un sabor a frustración, es cierto. Luego de la primera presentación uruguaya (victoria 4-0 ante Ecuador) y de la japonesa (derrota 0-4 con Chile) era tentador presagiar un claro triunfo de los de Tabárez. Personalmente, había vaticinado un 2-1 y sobre la hora, porque esta clase de rivales es la que más le cuesta a Uruguay.

Debió haber sido victoria celeste o, al menos, si hubo un equipo que hizo más méritos para ganar ese fue el uruguayo. Los números no mienten: 58% de posesión, 29 (sí, veintinueve) remates -10 de ellos al arco-, dos pelotas en los palos y dos goles. Con esas cifras no puede decirse que Uruguay subestimó a Japón, simplemente no pudo con él.

Lo que se le debe destacar a Japón es su efectividad: remató solo tres veces al arco (tuvo 12 intentos) y anotó dos goles.

Si Uruguay no ganó fue porque el arquero rival fue figura y por cuestión de centímetros en los remates que dieron en el palo.

Sí quedaron algunas preocupaciones, a saber:

- La nueva lesión muscular, en este caso de Laxalt, con pinta de que el plantel quedará con 21 futbolistas.

- Las pocas veces que Uruguay ganó por arriba pese a que es uno de sus fuertes y enfrentó a un equipo con bastantes centímetros menos, aunque el empate, es cierto, vino vía aérea.

- La poca contención que hubo por la derecha cuando entró Gio González, seguramente producto de los nervios del debut.

Por lo demás, Uruguay volvió a mostrar a su dupla ofensiva muy activa, a Bentancur cubriendo todos los espacios en el medio y a un “JosemaGiménez exuberante.

No se ganó, pero tampoco se perdió. Y eso vale.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)