Copa América

¿Cuál será la sorpresa de Jamaica?

El primer rival de Uruguay jugó un amistoso ante Cobreloa a puertas cerradas y con mucho misterio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jamaica. Los futbolistas que enfrentarán el sábado a Uruguay durante el calentamiento. Foto: Francisco Flores

Jamaica jugaba un partido de entrenamiento con Cobreloa a las cuatro de la tarde. Así que…allá vamos, ¿no? Al fin y al cabo, para eso estamos en Antofagasta; las playas, aunque artificiales, parecen lindas, pero se sabe que esa agua color turquesa del Oceáno Pacífico –como uno mismo lo sufrió en Salinas, el balneario ecuatoriano, durante la Copa América de 1993- es helada y más aún a esta altura del año.

El estadio Juan López queda a no muchas cuadras del mar, como casi todo acá en Antofagasta, pero calle arriba de la costa, por lo que el paisaje más de suburbio popular que el que ofrece el centro y otros tramos de la costanera- está impregnado del color ocre de la montaña, siempre presente por estos lares, y del suelo de las plazas y los descampados.

Con ese marco, en un lugar muy abierto, rodeado casi totalmente de casas bajas, está enclavado el llamado Parque Juan López, que es el nombre oficial del sitio donde, en definitiva, practicaba Jamaica.

El tema es que Jamaica "se la tiró" tal vez porque su entrenador, Winfried Schäfer, es alemán- de… Alemania; y no sólo jugó su partido con Cobreloa a puertas cerradas. El intendente del complejo —por llamarlo de alguna manera, porque sus instalaciones son elementales— salió a "visitar" a la gente del barrio para avisarles que no debían dejar entrar a nadie que quisiera ver la cancha desde sus azoteas o pisos altos.

Craso error, porque justo una vecina le pidió al jerarca del Parque Juan López para ir a ver el partido, ya que no podía asistir a los de la Copa América pues (según explicó la señora a Ovación) "las entradas son muy caras"; y el funcionario no sólo le contestó que no: cuando la mujer le dijo "no me importa, miro igual desde el balcón", también le advirtió que no podía hacer eso, lo que dejó con la sangre en el ojo a la dama. ¿Cómo un extraño le iba a impedir hacer lo que quisiera dentro de su propia casa?

Así fue, entonces, que después de "rebotar" en un edificio en construcción aledaño, el fotógrafo de Ovación "embocó" al tocar el timbre del apartamento de la vecina despechada. Resultado: cuarto piso, altura ideal, "pase", el cuento de la historia relatada antes y las fotos de está página del partido Cobreloa-Alem…perdón, Jamaica.

La mayoría de los jugadores de la selección a la que enfrentará Uruguay en el debut es nacida —y juega— en Inglaterra, pero hijos de jamaiquinos; y no tienen trayectorias de notoriedad. Así que no se sabe por qué tanto misterio.

El periodista quería entrar ¡y a ellos les gustaría salir!

Tanta inquietud por parte de los enviados de Ovación por conseguir un lugar para "espiar" a los jamaiquinos llevó a que el periodista protagonizara un "blooper". Después que los guardias que custodiaban la reja del estadio no dejaran pasar al fotógrafo, éste se dirigió hacia otro lugar. Se encontró a un par de hombres que estaban en la azotea de una casa de enfrente, a los que les pidió que lo dejaran subir a ese lugar privilegiado. Como estos dos se negaron, el periodista la emprendió contra ellos tratando de hacerles ver que solo querían hacer unas tomas; que no les costaba nada dejarlo subir. Entonces vino el reportero gráfico, lo calmó y le dijo: "Tranquilo… me dijeron que no porque son presos. ¡Esa es una cárcel!".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)