Uruguay

La selección anda sin rodeos

Esta mañana probarán a “Josema” para conocer si superó una molestia muscular; por las dudas, se apronta Coates.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jose María Gimenez

La verdad? No hay secretos; y, menos aún, misterios. La selección mantiene su bajo perfil, incluso ayer al mediodía el técnico Óscar Washington Tabárez marcó su disgusto por la circunstancia de que los jugadores tuvieran que estar expuestos al contacto con el público al verse obligados a bajar en ascensor desde el tercer piso al lobby del hotel y, luego de transitar largos metros por ese frecuentado lugar, seguir escaleras abajo hasta el salón del segundo subsuelo donde desayunan, almuerzan y cenan, algo que se corrigió luego de la comida del mediodía, ya que los celestes subieron directamente a sus habitaciones, pero no hay ocultamientos.

El ejemplo más claro de eso es la situación de José María Giménez, que ayer se levantó con un dolor en el lado posterior del muslo izquierdo, fue llevado a una clínica local para realizarle un examen imagenológico de la zona afectada, por la tarde entrenó en forma diferenciada en la cancha auxiliar del estadio Calvo y Buscañán, y se encuentra en duda para el debut de Uruguay el próximo sábado en la Copa América, ante Jamaica a la hora 16.

Esto es, lejos de guardar bajo llave en el seno de la delegación cómo está el zaguero de Atlético de Madrid, el médico Alberto Pan acudió a expresar su versión en la conferencia de prensa que estaba prevista con la única concurrencia de Egidio Arévalo Ríos y Carlos Sánchez, y en esa instancia su relato de lo sucedido y la descripción y opinión en torno a la situación del defensa fueron elocuentes; el médico no anduvo con vueltas.

En ese sentido, a estar por lo manejado por Pan, la inclusión de Giménez o no ante Jamaica a esta altura de los acontecimientos gira alrededor de un eje: lo que suceda hoy a la mañana, cuando los celestes vayan a entrenar al estadio del Parque Juan López, y el plantel haga los trabajos de calentamiento.

Evolución.

Si "Josema", que ayer sorprendió al médico, quien tras el comienzo del trabajo vespertino le aumentó las cargas de exigencia física porque la respuesta del jugador a la tarea suave que se le encomendó inicialmente había sido muy buena, esta mañana tolera el calentamiento que hará todo el grupo sin sentir molestias, se reincorporará a la fajina del resto y, a partir de ahí, su inclusión o no ante Jamaica, teniendo en cuenta que 76 horas más tarde Uruguay deberá enfrentar a Argentina, quedará a criterio y decisión del técnico; y si no, continuará su recuperación progresiva, pero sin urgencias, y entonces Sebastián Coates jugará en su puesto.

No hay, pues, secretos; y menos aún misterios. Ni ocultamientos. Solamente hay una duda: Giménez o Coates; y, si no queda resuelta hoy en forma definitiva, gran parte de la misma se develará esta mañana, incluso antes del trabajo formal del entrenamiento: en el calentamiento. Sea cual sea la salida para esta historia, los recursos de ambos defensas son relativamente parejos.

Dos futbolistas que tienen clase y suelen salir jugando.

En el terreno de las comparaciones (ver cuadro de la página 5), porque uno puede disimular la ausencia del otro: José María Giménez es más exuberante físicamente que Sebastián Coates, y también ha venido jugando a un mayor nivel competitivo, comparando al Atlético de Madrid con el Sunderland y a la Liga de España con la Premier de Inglaterra; incluso tiene algo más de velocidad "Josema".

Por contrapartida, Coates —por su estatura— es más sólido en el juego aéreo; tiene mayor experiencia, pues para la Conmebol fue el mejor jugador joven de la pasada Copa América; y, por eso mismo, y por no ser tan impetuoso, posee un mayor "timming".

Además, la mayoría de los jugadores de Jamaica, el rival del estreno de los celestes, actúan en equipos menores de Inglaterra, un fútbol que conoce muy bien el zaguero que pertenece a Liverpool.

Los dos son jugadores de clase, tienen pasta; y ambos, a veces, arriesgan al salir jugando desde la defensa.

Giménez. El más joven de los 23 de la celeste.

El futbolista de Atlético de Madrid, el de menor edad de los jugadores de Uruguay, debutó con la selección el 10 de septiembre de 2013 contra Colombia en el Estadio Centenario. Ya acumuló 17 partidos con el combinado absoluto.

Coates. A defender el prestigio ganado.

El futbolista de Liverpool, que actuó a préstamo en Sunderland la última temporada, debutó con la selección el 23 de junio de 2011 y jugó 16 encuentros con la blusa celeste. Fue elegido como la revelación en Argentina 2011. Tiene una particularidad: está invicto con Uruguay.

Ayer fue la hora de posar frente a las cámaras.

Previo al primer entrenamiento del plantel en Chile, la selección uruguaya tuvo un momento de distensión a pocas horas del debut ante Jamaica, del próximo sábado, por la Copa América de Chile.

La organización del torneo ultima todos los detalles y esta vez llegó el turno para los celestes. Tanto el técnico Óscar Washington Tabárez como los 23 futbolistas celestes debieron posar durante unos minutos para las cámaras oficiales de la Copa América. Esas imágenes son las que serán utilizadas en la presentación de cada uno de ellos en la transmisión de televisión como en las pantallas gigantes de los estadios al momento de dar las alineaciones. En Chile, nada está librado al azar, está todo planificado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º