GRUPO B

Scaloni hizo cuatro cambios sacando a Agüero y Di María; hubo larga charla

La selección argentina prepara el partido de este miércoles contra Paraguay con cuatro variantes con respecto a el once titular en la caída 2-0 con Colombia. Messi tuvo un cambio de reacción tras la derrota.

Lionel Messi en el entrenamiento de Argentina
Foto: AFP

Continúa el gran dilema argentino en la Copa América. ¿Qué hacer? ¿Qué rumbo tomar, después de la caída por 2 a 0 en el debut ante Colombia? Según avanzó este martes, el panorama se volvió mucho más claro respecto de la formación de Argentina ante Paraguay, que se disputará mañana y corresponde a la segunda fecha del Grupo B del principal torneo continental sudamericano. Claro, sí, agitado también.

Se especulaba con que habría tres cambios, pero Lionel Scaloni subió la apuesta hasta cuatro. El técnico decidió modificar nombres en todas las líneas excepto el arquero. De esta forma, Milton Casco jugará por Renzo Saravia en el lateral derecho; en el mediocampo, Roberto Pereyra sustituirá a Guido Rodríguez; Rodrigo De Paul ocupará el puesto de Ángel Di María, mientras que en el cambio más impactante, Lautaro Martínez jugará como centrodelantero en reemplazo de Sergio Agüero.

Estas variantes surgieron del entrenamiento de esta mañana en Cidade do Galo, el predio de Atlético Mineiro que fue la concentración argentina durante el Mundial de Brasil 2014. Pero además, hubo una charla entre el DT y el plantel que se prolongó por más de 40 minutos, una vez terminados los ejercicios tácticos. Así las cosas, Scaloni da un importante cambio de timón para intentar corregir falencias tácticas y algunos muy bajos rendimientos del debut.

La charla de Argentina en el centro del campo en Cidade do Galo. Foto: EFE
La charla de Argentina en el centro del campo en Cidade do Galo. Foto: EFE

La conversación grupal se dio alrededor del centro del campo de juego. El primero que tomó la palabra fue Scaloni, ya lejos de la mirada de la prensa, que pudo observar los primeros 15 minutos de la práctica, los dedicados a la entrada en calor sobre un campo inmejorable. El técnico había dudado hasta anoche sobre si iría a fondo o solo haría retoques en la formación. Después del partido del sábado había empezado a meditar las variantes, y esperó hasta el momento de poner a los jugadores sobre la cancha para comunicarlo al plantel.

En esa charla, de la que participó todo el plantel, después fueron tomando alternativamente la palabra los referentes: Messi, Otamendi y los dos que salen de la formación, Agüero y Di María. El capitán había sido el más inquieto de los cuatro en las horas previas. Tanto en Salvador como aquí, donde la selección llegó el domingo, fue hablando con los más jóvenes, siempre con el discurso que inició en la zona mixta del estadio: "Hay que seguir, hay que trabajar, ganándole a Paraguay nos acomodamos". Una versión diferente de aquel que se había derrumbado tras otro debut fallido: el del Mundial pasado, cuando decidió autoacuartelarse en su habitación para masticar la frustración.

Sergio Agüero y Lautaro Martínez en el entrenamiento de Argentina
Sergio Agüero y Lautaro Martínez. Foto: AFP

El cambio de De Paul por Di María fue el que menos llamó la atención: fue el mismo que había introducido en el entretiempo ante Colombia. Pero el que lo hacía dudar era uno más pesado: animarse a quitar a Agüero, el 9 que convocó por primera vez en la última citación y al que le dio apenas dos partidos de titularidad: contra Nicaragua y Colombia. El reparto de pecheras que dividió a los que jugarán de los que irán al banco confirmó la decisión: vuelve a confiar en Lautaro Martínez, que en Salvador no ingresó ni cuando salió "Kun".

Los otros cambios tienen una lectura diferente. Pereyra ingresa al equipo con apenas un entrenamiento a la par de sus compañeros, porque hasta ayer había trabajado a un costado por una sobrecarga muscular. El volante de Watford de Inglaterra jugará por derecha para que Lo Celso pueda cerrarse más. Lo llamativo es que el que deja el equipo es Guido Rodríguez, por lo que la selección jugará sin un volante central clásico (Pizarro también será suplente). Y el ingreso de Casco por Saravia se explica a partir del pésimo partido del lateral, desbordado durante toda la noche.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)