en la serena

El punto justo

Uruguay y Paraguay cerraron su actuación en el Grupo B con empate a 1, resultado que le permitió a los celestes avanzar a los cuartos de final para enfrentar —seguramente— a Chile el próximo miércoles. José María Giménez y Lucas Barrios fueron los autores de los goles. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay

Uruguay sigue. Avanza. Y ahora va a jugar en cuartos de final contra Chile. “Es lo que hay valor”, como dice Kesman; porque tal vez no es el mejor cruce de los probables, pues el rival será el local y eso siempre es un “detalle” importante, aunque si bien Brasil sin Neymar parecía abordable, Colombia como equipo -y también por la jerarquía de varias individualidades- no lo era tanto.

Por eso, entonces, “es lo que hay valor”; y no sólo por el camino que Uruguay tiene por delante, sino también por el que dejó atrás en su recorrido por la primera fase, donde su nivel de juego -tanto defensivo como atacante- no ha sido malo, pero alcanzó sólo para ganarle a Jamaica.

Con la clasificación asegurada, algo es algo, claro; pero no demasiado. ¿Qué fue lo que se vio ante Paraguay? Que amenazó con sus contragolpes cuando Uruguay tuvo la pelota y pasó al ataque y complicó con su juego aéreo, al extremo de que Valdez casi mete un gol de cabeza en los minutos iniciales. Por la misma vía -en un córner- se produjo el de Barrios y hubo un par más de entreveros en el aire cerca de Muslera en la segunda parte.

Ante ese rival lineal, perpendicular, que cuando Giménez -en otro córner- metió el cabezazo que puso a los celestes en ventaja, y que hasta pareció acusar anímicamente ese golpe que le asestó Uruguay cuando pisando la primera media hora aún no había llegado con peligro hasta el arco paraguayo, de la misma manera que en el segundo tiempo dejó la sensación de estar físicamente desgastado, amén de que se recostó pues le servía el empate, a la Celeste le costó armarse y, cuando lo hizo, pareció repetirse en los medios empleados (ver página 8) para conseguir la victoria que necesitaba si quería lograr el segundo puesto y evitar el cruce con Chile en Santiago.

Esto es: desde antes del gol de Giménez, Uruguay ya había desplegado el circuito ofensivo que provocó el córner con el cual se puso en ventaja y otra jugada de pelota quieta en la que “Josema” cruzó el cabezazo hacia afuera junto al segundo palo: la triangulación entre “Maxi”, González y Sánchez, casi siempre rematada por la llegada exuberante del ayer capitán hasta el fondo.

Sin embargo, en el complemento Uruguay dejó de atacar por la derecha y lo hizo por la izquierda, sobre todo cuando entró el “Cebolla”, que tiene mejor perfil que Rolan para desbordar por ese flanco; y, entonces, poco importó que Stuani entrara por Hernández: buscando siempre por afuera, por derecha o izquierda, pero nunca tratando de quebrar las líneas rivales por adentro ante un rival bien plantado con dos líneas de cuatro, Uruguay no pudo ganar y terminó tercero, con un triunfo, una derrota y un empate.
“Es lo que hay valor”: al menos está clasificado.

URUGUAY 1 -  PARAGUAY 1

Estadio: La Portada, ubicado en la ciudad La Serena.

Árbitro: Roberto García (México). Asistentes: José Luis Camargo, Marvin Torrentera y Enrique Osses.

Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, José María Giménez, Sebastián Coates, Álvaro Pereira; Carlos Sánchez (66' Cristian Rodríguez), Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Diego Rolan; Abel Hernández (45' Cristhian Stuani) y Edinson Cavani.

DT: Óscar Washington Tabárez.

Paraguay: Justo Villar; Bruno Valdez, Paulo Da Silva, Marcos Cáceres, Iván Piris; Osmar Molinas, Néstor Ortigoza (63' R. Ortiz), Edgar Benítez; Raúl Bobadilla (67' Derlis González), Nelson Haedo Valdez y Lucas Barrios (71' Roque Santa Cruz). 

DT: Ramón Díaz.

Amarillas: 4' A. Hernández (U); 8' N. Ortigoza (P); 68' Richard Ortiz (P); 72' Sebastián Coates (U); 73' A. Pereira (U); 80' Osmar Molinas (P).

Goles: 28' José María Giménez (U); 44' Lucas Barrios (P).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)