COPA AMÉRICA

La primera final Argentina-Brasil terminó de madrugada y con escándalo

El partido tuvo que suspenderse dos veces por la violencia con la que se estaba jugando

Argentina 1937
El equipo argentino campeón de América 1937, en una imagen del libro Historia de la Copa América, de la Conmebol

La edición de la Copa América 1937 en Buenos Aires se jugó en el formato de todos contra todos, pero hubo que definir el campeón en una final entre Argentina y Brasil porque empataron en puntos. El primer duelo directo lo habían ganado 1-0 los albicelestes, que habían perdido antes ante Uruguay.

La final se disputó en el viejo estadio de San Lorenzo, el legendario Gasómetro, empezó el 1 de febrero por la noche y terminó a las dos de la mañana del día siguiente.

Duró tanto por dos razones: dos escándalos obligaron a suspender el juego. Y la prolongación del empate hizo necesario ir a un alargue.

Los dos equipos jugaron fuerte sin que el árbitro uruguayo Mirabal tomara medidas drásticas. Entre foules duros y las correspondientes revanchas, que derivaron en empujones y amontonamientos, se produjeron dos interrupciones durante el primer tiempo.

Se llegó casi milagrosamente al intervalo. Después, según las crónicas, en los vestuarios hubo intensas gestiones de los dirigentes para aplacar los ánimos. “Se pidieron disculpas recíprocamente, cambiaron frases amistosas y se abrazaron”, indicó la crónica de la revista El Gráfico.

Así se pudo completar el encuentro, ya en la madrugada porteña. Todo se definió recién en el segundo tiempo del alargue, con dos goles de Vicente “Capote” de la Mata, quien entonces tenía solo 17 años.

“Queda por esperar que el tiempo hará desaparecer los enconos creados por esta rivalidad que, salió de sus cauces y las futuras contiendas entre brasileños y argentinos constituyan una muestra superior de cultura deportiva”, comentó luego El Gráfico.

Una curiosidad: no existen fotos de ese partido. La rudimentaria iluminación del Gasómetro no permitía captar imágenes en movimiento, solo a los futbolistas posando. Fue la primera Copa América con partidos nocturnos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error