SELECCIÓN

Del plantel celeste, 19 de los 23 pasaron por selecciones juveniles

La gran mayoría de los jugadores que defienden a Uruguay en esta Copa América tuvieron pasajes por otras selecciones.

Festejo de la Selección Uruguaya.
Festejo de la Selección Uruguaya. Foto: Gerardo Pérez

Emergen al mundo del fútbol bien temprano. Los ven. Observan sus cualidades y los recomiendan. Llegan a las selecciones juveniles, les dan espacio. Los apoyan. Van avanzando en su carrera. Los van puliendo. Los empujan a seguir creciendo. Y crecen.

Es una constante en Uruguay desde hace mucho tiempo. En realidad desde que llegó Óscar Tabárez otra vez a la Selección uruguaya, porque empezó a comandar un barco con destino fijo: darle a Uruguay una identidad y que a ella se sumaran los actores más importante de todos: los futbolistas.

Quizás todos crean que la historia del ciclo recién comenzó en 2007, un año después de que Tabárez tomara el liderazgo de todas las selecciones. No, ya puso los ojos en las generaciones anteriores. Y también les dio continuidad a los que consideró que podían llegar a convertirse en piezas importantes de este proceso.

Ahí entran Diego Godín y Fernando Muslera. Ahí, también, está Martín Silva.

Después fue más concreto: elegir lo que asomaba con mayor fuerza pero que acatara sin miramientos las normas básicas. La número uno de ellas: respeto a la Celeste.

No asombra ni sorprende, entonces, que el plantel actual lo integren 19 futbolistas que pasaron por las selecciones juveniles.

De ellas, paso a paso, clase tras clase, fueron avanzando hasta demostrar que tenían un rendimiento sostenido en el tiempo, exámenes aprobados en partidos de riesgo, en situaciones adversas. Sin ignorar que también pesó el hecho de que algunos adoptaron decisiones trascendentes en momentos clave para no perder ritmo.

Todo se puso en la balanza para que de 23 futbolistas 19 hayan iniciado su historia con la camiseta celeste desde muy jóvenes. No llegaron desde la cuna, pero casi, casi.

Y hoy, entonces, aunque haya jugadores de diferentes características, aunque vengan de diferentes ligas a la Selección mayor, todos saben de memoria el papel que deben cumplir cuando se ponen la camiseta celeste.

Es por eso que aquellos gorriones celestes del pasado hoy vuelan muy alto.

Año a año del proceso y la inclusión de jugadores.

2001/2003: Martín Silva estuvo en los torneos Sudamericanos de Ecuador y Uruguay.

2005: Fernando Muslera, Diego Godín y Cristhian Stuani jugaron el Sub 20 de 2005 en Colombia.

2007: Martín Cáceres, Edinson Cavani y Luis Suárez fueron mundialistas en Canadá.

2009: Sebastián Coates, Nicolás Lodeiro y Martín Campaña mundialistas en Egipto.

2011: Matías Vecino estuvo en el Sudamericano de Perú y en el Mundial de Colombia.

2013: José María Giménez, Diego Laxalt y Giorgian De Arrascaeta estuvieron en Argentina y en Turquía.

2015: Nahitan Nández, Marcelo Saracchi y Gastón Pereiro estuvieron en Nueva Zelanda.

2017: Rodrigo Bentancur, Marcelo Saracchi y Federico Valverde estuvieron en el Mundial de Corea del Sur.

Algunos se saltearon las clases.

Solamente cuatro de los 23 jugadores que Óscar Tabárez nominó para disputar la Copa América no tuvieron la suerte de integrar ninguna de las categorías juveniles de la Selección uruguaya.

Los futbolistas que recién encontraron su lugar en la categoría absoluta son Jonathan Rodríguez, Giovanni González, Maximiliano Gómez y Lucas Torreira.

Los últimos dos ya formaron parte del plantel que compitió en la Copa del Mundo de Rusia 2018, mientras que los primeros dos recién confirman su lugar en una gran cita ahora en Brasil 2019.

Torreira es el único de los cuatro que ya supo ganarse un lugar en el once titular. De hecho hoy lo vuelve a conseguir tras la ausencia de Matías Vecino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)