SELECCIÓN

Otero: "Estamos en el camino que nos va a permitir asombrar al mundo"

El entrenador alterno de la Celeste aceptó que el resultado los exponga ante la crítica, pero remarcó que Uruguay sigue evolucionando y que dentro del cuerpo técnico las valoraciones se hacen por encima de una eliminación provocada en la definición por penales.

Celso Otero
Celso Otero, entrenador alterno de la Selección uruguaya de fútbol. 

El entrenador alterno de la Selección uruguaya de fútbol, Celso Otero, reveló que al final del partido ante Perú a “los futbolistas” se les agradeció “la grandeza con la que se asumió la derrota”. Tras reconocer que “el resultado final” los “expone frente a la crítica”, y también los expone “si es válido lo que se está haciendo como cuerpo técnico”, consignó que hay que manejarse de otra manera “tratando de generar la grandeza de la competitividad”.

También insistió: “Estamos evolucionando. Estamos en el camino que nos va a permitir salir campeones de la forma que va a asombrar al mundo, eso es lo que podemos prometer, y lo vamos a seguir intentando”.
Otero resaltó que el cuerpo técnico evalúa el desarrollo de la Copa América “de diferentes puntos de vista” y que eso le permite establecer que están “conformes a pesar de no estar contentos”.

En su primer balance de la eliminación señaló: “No veo una grieta que haya generado esta pérdida de continuidad en la Copa América. No se pudo vencer a un rival que vino a defenderse en forma extrema, que no llegó a patear ni un tiro al arco, que sobrevivió el partido de la manera que pudo y con mucho esfuerzo y que en los penales fue más efectivo que nosotros para ganar”.

Otero destacó también que “contra Perú se generaron 20 opciones, se anularon tres goles, se malograron algunos en las puertas del arco” y comentó luego “se produjo un traspié, sí. Produce desazón, sí. Produce frustración, no”.

En diálogo con 100% Deporte (890 Sport), el entrenador alterno de la Celeste indicó: “Lamentablemente no pudimos seguir adelante por una cuestión deportiva y nosotros asumimos esa situación”.

El integrante del cuerpo técnico que encabeza Óscar Tabárez consideró que no es correcto hacer el análisis desde una sola perspectiva. “Lo que pasa es que hay una tendencia de quedarse solo con el resultado, ya lo vi en la Copa del Mundo y lo veo ahora en la Copa América. Periodistas, exfutbolistas, entrenadores quieren adjudicar a esta organización por tener organización la obligación de ser campeón como único elemento válido para encontrar cosas positivas a lo que se hace. Adjudicar objetivos únicos y máximos, que en definitiva cuando no se logran producen desazón. Nosotros evaluamos de diferentes puntos de vista, que nos permitan continuar con cierto modelo de competencia. En ese sentido, estamos conformes a pesar de no estar contentos”.

Selección Uruguaya. Foto: Gerardo Pérez
Godín y Cavani reclamando por la amarilla mostrada al Faraón. Foto: Gerardo Pérez

En rechazo a esa forma de valorar la tarea, Otero indicó: “Nosotros sí valoramos otras cosas. Desde el ángulo de los resultados es obvio que no son satisfactorios. Pero yo digo que los resultados son circunstanciales, tan circunstanciales como puede ser perder contra el campeón del mundo en cuartos de final o quedar eliminados por penales. Si creemos que solo por dar organización pretendemos ser los únicos candidatos o los más importantes candidatos al título le estamos errando, porque nos estamos llevando por una situación que no es real. Así como nosotros tenemos futbolistas de fuste también los tienen los demás selecciones y hoy tienen su valía. Nosotros vamos a la cancha tratando de obtener el resultado, cuando no lo obtenemos nos produce dolor, pero nos deja tranquilos la forma en la que se compite. Y ahí es donde trazamos nuestra valoración”.

Admitió luego que tienen “como obligación máxima dar el máximo esfuerzo” y reconoció lo que sucede cuando no se gana. “Aceptamos que el resultado final nos expone frente a la crítica, nos expone si es válido lo que se está haciendo como cuerpo técnico, pero tenemos que manejarnos de otra manera tratando de generar la grandeza de la competitividad”.

Sobre las decisiones que se fueron tomando sobre la marcha en el campeonato, Otero dijo: “La forma que tenemos de responder a los imponderables es con los recursos que tenemos y elegimos dentro de ellos. Nosotros estamos muy conformes con tener en el centro de la cancha muchachos con 21 y 22 años, donde la madurez es fundamental”. Y añadió: “No veo una grieta que haya generado esta pérdida de continuidad en la Copa América. No se pudo vencer a un rival que vino a defenderse en forma extrema, que no llegó a patear ni un tiro al arco, que sobrevivió el partido de la manera que pudo y con mucho esfuerzo y que en los penales fue más efectivo que nosotros para ganar”.

Al igual que Tabárez dijo que las evaluaciones finales todavía no estaban hechas, pero subrayó con fuerza: “Nosotros creemos en los jugadores y si no les damos oportunidades no sabemos si están a la altura”.

Ante la demora que se tuvo para tratar de darle al equipo otra vitalidad frente a Perú, consignó: “Podríamos haber optado por un cambio o dos, pero no visualizamos por quiénes podrían ser. Vimos que el equipo intentaba, con nuestros dos puntas buscábamos romper la línea defensiva de Perú. Nos pareció bastante válido la posición de Giorgian (De Arrascaeta). Pudimos haber hecho otra cosa, sí, porque siempre se puede, y que no se pudo romper el cero está a la vista. Pero no fue el único caso el de Perú y Uruguay, porque Brasil estuvo 75 minutos intentándolo y no lo consiguió. Hoy hay una paridad grande y nosotros quedamos afuera en la ejecución de penales, que es un instante fatal o una virtud de un arquero”.

Giorgian de Arrascaeta en acción frente a Perú. Foto: Gerardo Pérez.
Giorgian de Arrascaeta en acción frente a Perú. Foto: Gerardo Pérez.

En lo que respecta a los mensajes entregados a los jugadores, Otero narró: “Les agradecemos a los jugadores el esfuerzo y seguimos creyendo en ellos. Siempre les decimos que todos pateamos los penales, todos atajamos los penales, todos vamos a la cancha apoyando lo que se hace. En función de eso encontramos la justificación de nuestra presencia. A los futbolistas después del partido lo que les agradecimos fue la grandeza en la que se asumió la derrota. No buscando excusas, ni siquiera en el arbitraje, que pudimos haber empezado por ahí, buscando la explicación de por qué convertimos tres goles y los tres fueron anulados. Por qué creernos que somos infalibles, cuando lo que ofrece el fútbol y el deporte es la incerteza del resultado final”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)