COPA AMÉRICA

Neymar la sacó muy barata

Muchas voces consideraron exagerada la sanción de cuatro partidos a Neymar, pero lo cierto es que el Tribunal de Disciplina fue muy benévolo con él: agarró al juez por el cuello en el túnel, lo insultó varias veces y podían haberle caído 10 partidos o cuatro meses de suspensión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Neymar en la práctica de Brasil. Foto: EFE

La sanción de cuatro partidos que Neymar Júnior recibió tras el incidente con Carlos Bacca tras el Brasil-Colombia pareció en un principio algo desmedida ante los ojos del gran público.

Sin embargo, lo peor que hizo el crack brasileño fue en el túnel de acceso de los vestuarios, lejos de los focos de las cámaras de televisión, lo cual quedó reflejado en el acta arbitral y fue tomado muy en cuenta a la hora de sancionar al jugador. O no tanto... 

Enrique Osses sacó la roja a Neymar cuando este ya estaba entrando en el túnel, acompañado de varios compañeros que lo sujetaban para que no pudiera seguir metiéndose en líos.

Según relataron medios de distintos países, el crack de Brasil esperó a Osses en el túnel y lo agarró del cuello en cuanto lo vio. Lo llamó "hijo de puta" una vez, y otra, y otra... hasta cinco veces, mientras el árbitro mantenía el tipo a la vez que, con la otra mano, iba contando con los dedos las veces que el futbolista repetía el insulto.

Hasta que David Luiz apareció en escena para agarrar a su compañero, obligarlo a soltar al juez y llevarlo al interior del vestuario.

¿Eso se podría considerar una agresión al juez? Según el Tribunal de Disciplina no, y por eso le aplicó el castigo considerándolo una conducta antideportiva. 

Los castigos para las agresiones a oficiales están fijados en el artículo 10.2 del Código Disciplinario de la Conmebol y manejan dos castigos posibles: más leves para la conducta antideportiva y más duros para la agresión (o escupir):

a) Suspensión como mínimo por dos partidos o por un periodo de tiempo determinado por conducta antideportiva contra un oficial de partido tomando en consideración la gravedad de la falta.

b) Suspensión como mínimo por diez (10) partidos o por un periodo de tiempo determinado de como mínimo cuatro (4) meses por agredir escupir a cualquier oficial de partido.

¿Qué hubiera pasado si el Tribunal hubiera considerado los actos de Neymar como una agresión al juez? Que el brasileño hubiera recibido una sanción como la de Luis Suárez tras lo de Chiellini: mínimo 10 partidos de suspensión o 4 meses de inhabilitación.

Queda claro que Neymar cometió un grave error al atacar al juez en el túnel, donde se creía a salvo de las miradas indiscretas, pero también es cierto que el Tribunal de Disciplina fue benévolo con él: si hubiera querido un castigo más severo, tenía todo el reglamento a su favor para hacerlo.

Jugaría las Eliminatorias

En el caso de que Brasil no llegue a la final y no dispute los cuatro partidos que durará la sanción, Neymar cumpliría los duelos restantes en la siguiente Copa América Centenario, que se celebrará el año próximo en Estados Unidos.

Según las fuentes consultadas por este diario, esto se debe a que las sanciones de Conmebol no afectan a las competiciones FIFA, mientras que al revés sí por una cuestión de jerarquía.

Las Eliminatorias mundialistas son oficialmente competición FIFA y por lo tanto esta sanción no tiene vigencia en ellas, debiéndose agotar en las próximas ediciones de la Copa. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º