COPA AMÉRICA

Neymar dice adiós a la Copa

La estrella brasileña fue sancionada con cuatro partidos de suspensión por la Conmebol por los incidentes que protagonizó junto a Bacca. Ambos también fueron multados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Neymar Júnior fue expulsado tras el Brasil-Colombia. Foto: EFE

Neymar Júnior va a pagar muy caro el incidente violento en el que se vio envuelto con Carlos Bacca tras el Brasil-Colombia.

El Tribunal de Disciplina de la Conmebol sancionó a la estrella brasileña con cuatro partidos de suspensión, por lo que se perdería todo lo que queda del torneo en caso de que su selección consiguiese llegar a la final. En el fallo, la Conmebol informó que entre esos cuatro partidos ya tuvo en cuenta la sanción por acumulación de tarjetas amarillas que recibió antes de los incidentes, por lo que serían tres partidos como castigo por el incidente con Bacca y otro por recibir la segunda amonestación en el torneo.

Además, deberá pagar una multa de 10.000 dólares. Todo esto podrá ser recurrido por el jugador y la CBF ante la Cámara de Apelaciones.

Lo que no queda claro, por ahora, es si el brasileño deberá seguir cumpliendo la sanción hasta los cuatro partidos en las Eliminatorias, en caso de que Brasil sea eliminado de la Copa América antes de llegar a la final.

Para Bacca serán dos partidos de suspensión y una multa de 5.000 US$, sin posibilidad de recurrirla.

El motivo de tan dura sanción es que, además de la trifulca vista en la cancha, Neymar esperó al final del túnel que da acceso al vestuario al árbitro chileno Enrique Osses para insultarlo, según informó el juez en el acta arbitral.

Según informó también Globoesporte, el Tribunal de Disciplina, que generalmente está compuesto por cuatro integrantes, en esta ocasión tuvo a solamente dos. El presidente del organismo, el brasileño Caio César Vieira Rocha, no pudo participar por ser compatriota.

El otro integrante excluído fue el chileno Carlos Tapia, compatriota de de la terna arbitral. Una terna que tampoco escapó de la polémica, ya que uno línea asistente catalogó de “piscinero” al astro de la selección brasileña tras el partido.

"Tienen que usar las reglas contra mí", había declarado Neymar tras lo sucedido. Quien tampoco escondió su enfado con el juez fue su entrenador, Dunga, que dijo que "no invitaría al árbitro ni a un partido con mis amigos".

Más directo fue Daniel Alves, quien afirmó que "todos están en contra de Brasil".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º