WILMAR VALDÉZ

"Messi es impredecible; hay que enfrentarlo sin traumas"

El presidente de la AUF baja de la habitación 410 del Hotel Enjoy y la charla con Ovación transcurre junto a los ventanales del restaurante “La Barquera”, a una altura desde la que se divisa la oscuridad del Pacífico adornada por la guirnalda de las luces de los buques cargueros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Presidente. Wilmar Valdez ayer por la mañana en las afueras del hotel, previo a la partida de Antofagasta a La Serena. Foto: Francisco Flores

El dirigente estuvo en el congreso y la elección del presidente de FIFA en Zurich, luego asistió a la final de la Champions en Berlín y pasó fugazmente por Montevideo. Acaba de ganar Uruguay y se viene el partido con Argentina. Justo vio a Messi “en vivo” el sábado pasado, así que habla como dirigente e hincha.

—¿Qué le dejó, como dirigente, haber asistido invitado por la UEFA a la final de la Champions?

—Como dirigente sudamericano, y uruguayo, ¿piensa que hay algún aspecto del espectáculo que vio que es trasladable a nuestro fútbol?

—Todo, desde la organización del espectáculo hasta el partido mismo es un evento de elite, pero hay cosas que pueden trasladarse, porque no todo pasa por lo económico, sino de voluntad y acciones.

—¿Por ejemplo?

—Una de las cosas que más me llamó la atención es que, si bien es un espectáculo muy profesional, la gente es muy pasional. Estaban italianos y españoles enfrente, de los cuales la mayoría de nosotros somos descendientes. Se gritó y se alentó mucho, pero cada uno sabiendo los límites que le correspondía. Festejó el que ganó, se calentó el que perdió, pero nada más. Todos disfrutaron del espectáculo.

—¿Estuvo en contacto con Luis Suárez?

—No, simplemente le mandé un mensaje después del partido; él estaba con su club, nosotros con todos los dirigentes de UEFA y por eso no bajé al vestuario a saludarlo, pero él sabía que estaba en el estadio porque unos días antes nos habíamos mensajeado y quedé muy contento por él, como también por ver después del partido la bandera uruguaya corriendo adentro de la cancha junto a Suárez. Ahí uno comprende lo grandioso que es el fútbol uruguayo, que a veces no se valora como es debido; porque el mundo de hoy es competitivo y nosotros lo vemos desde nuestro rinconcito y nos parece que el mundo no ha cambiado, e igual que en todo lo demás, el fútbol ha cambiado muchísimo. Esas experiencias, entonces, hacen que uno empiece, a tener otra óptica.

—Ya no como dirigente, sino como hombre de fútbol, como hincha: usted que viene de ver a Messi en vivo y ahora será rival de Uruguay. ¿Piensa que es controlable?

—Y… bueno, hay momentos que parece incontrolable, tiene una técnica para llevar la pelota en velocidad que parece un jugador de Play Station, porque juega a una altísima velocidad y lleva la pelota controlada al pie, por lo que se hace muy difícil marcarlo; pero Uruguay lo ha enfrentado otras veces. Por eso pienso que hay que enfrentarlo sin traumas, porque sabemos que es impredecible, así que si anda en una noche inspirada es probable que nos lastime. Esa es la realidad, pero también que Uruguay tiene armas para controlarlo y más aún: contrarrestarlo, explotar algunas falencias que puede tener Argentina.

—Es como dijo Tabárez en la conferencia de prensa antes del partido con Jamaica: "Hay que esperar que ese día no se levante bien".

—No lo escuché, pero… sí, claro; es igual a lo que dijo Guardiola antes de jugar la semifinal de la Champions entre Barcelona y Bayern. Le preguntaron cómo parar a Messi y respondió: "No hay fórmula para parar a Messi; como está jugando actualmente, es inmarcable". Pero cada partido tiene su historia, yo lo ví en un entorno distinto, con muchos grandes futbolistas al costado, así que yo creo que el partido contra Uruguay en ese aspecto va a ser muy diferente, por ejemplo, a la final de la Champions.

—¿Y a Uruguay? ¿Cómo lo vio y "vivió" contra Jamaica?

—Lo viví muy normal, sabiendo que era un partido muy difícil para nosotros, recordando permanentemente antes de ir al estadio esa historia de que los rivales que en los papeles son fáciles a Uruguay después siempre lo complican y más aun en los debuts de campeonatos. El propio Tabárez me lo decía después del partido mientras conversábamos en el vestuario. Así que, sin dejar de ser autocrítico —porque no fue el mejor partido de Uruguay—, creo que ante un rival desconocido, ese tipo de rivales que son ellos los que dan el plus para enfrentar a un adversario grande, el triunfo y los tres puntos en el arranque fueron muy importantes,

—¿Lo mejor de Uruguay?

—Algo que para mí no hay que perder de vista: que era el primer partido en competencia oficial, importante, donde comienzan a aparecer figuras nuevas, para las que siempre es difícil entrar a una competencia de esta importancia y puedan hacerlo bien. Hubo casos.

—¿Quién le gustó?

—Y… por ejemplo Diego Rolan; me gustó muchísimo. Estuvo a la altura; y eso nos hace pensar que, con mesura y calma, podemos tener esperanzas, aunque digo que esta Copa América es la más difícil de las últimas ediciones, con cinco o seis selecciones de altísimo nivel que pueden ganarla. Por eso yo creo que Uruguay tiene que jugar tranquilo: en la Copa América anterior llegó en la cresta de la ola, después de hacer un excelente Mundial en Sudáfrica, con muchos jugadores en un momento excepcional. Hoy se mantiene la base de ese proyecto, pero con esa base se está recorriendo el camino del cambio generacional.

EMPATE RIVAL

"UN BUEN RESULTADO"

n "Argentina y Uruguay es un partido clásico-clásico". Así lo definió Wilmar Valdez el encuentro que protagonizarán mañana los países del Río de la Plata. Consultado sobre si fue conveniente o no que Paraguay le empatara a Argentina, pues un triunfo albiceleste podría haber significado un choque más calmo para la Celeste mañana, respondió: "Eso nunca se sabe. Además, creo que entre Uruguay y Argentina nunca hay un partido calmo. Igual, pienso que siempre es mejor que los rivales pierdan la mayor cantidad de puntos posibles, más si Uruguay ha ganado como ocurrió en este caso. Después se verá cuál es la historia; pero, en principio, el empate de Argentina y Paraguay lo tomo como un buen resultado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)