Copa América

¡Que Messi no haga foul!

La amarilla que vio en el minuto 90 lo condiciona para el partido semifinal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mal momento. Messi se enojó y fue amonestado. Mascherano ya había visto la amarilla.

Argentina está en alerta amarilla. El riguroso arbitraje del mexicano Roberto García en el partido por cuartos de final entre la Albiceleste y Colombia pasó factura, porque la columna vertebral del equipo del "Tata" Martino está a una amarilla de perderse la eventual final.

La que más preocupa, sin dudas, es la que vio Lionel Messi en el minuto 90 en una jugada bastante curiosa. El "10" se fue por la derecha, llegó a la línea final, comenzó a dejar rivales por el camino a prepo, más que gambeteando, hasta que uno le tocó el balón al córner. En esa milésima de segundo de frustración, "La Pulga" decidió dejar la pierna un poquito más arriba y el árbitro interpretó que fue un intento de agresión. Ergo: córner para Argentina, pero tarjeta amarilla para su estrella.

Finalizada la fase de grupos de la Copa América, las fojas disciplinarias de los futbolistas se habían limpiado. Messi no había visto ninguna amarilla durante la primera fase, pero sí les vino bien a algunos de sus compañeros que comenzaron de cero, entre otros Javier Mascherano y el "Kun" Agüero. Sin embargo, ambos vuelven a estar "en capilla".

El jugador de Barcelona fue amonestado en la primera mitad por una falta contra James Rodríguez, en tanto el delantero del Manchester City había sido el primero en ver la amarilla por la protesta de un supuesto penal que le cometieron y que García desestimó. La cuestión es que si en el partido semifinal uno de los tres (que no son cualquiera) ve una amarilla, quedará afuera del siguiente juego, ya sea la final o por el tercer puesto.

Lo que aportan.

Mascherano ha sido el jugador táctico por excelencia de Argentina a la hora de defender, pues es el que cubre todos los huecos que dejan sus compañeros cuando pasan al ataque. Es, además, la referencia a la hora de salir jugando la pelota, ya sea con pases corto o con aperturas hacia las bandas y cambios de frente.

Agüero ha sido el mejor delantero de Argentina, con un gol ante Uruguay y llegadas constantes a posiciones de gol. De cualquier manera, no ha estado a la altura de lo que se esperaba.

Y Messi no ha sido para nada el jugador desequilibrante de Barcelona, pero siempre genera algo. Si no es una gambeta, es un pase filtrado o saca una falta que luego ejecuta con peligro. Messi es Messi y su sola presencia inquieta al rival.

Revancha de Tevez.

Colombia había fallado el cuarto penal y si Argentina metía el quinto, ganaba. Llamó la atención que el designado fuera Lucas Biglia y no Carlos Tevez. El volante llegó, remató y falló. Luego Colombia marró el sexto y otra vez la Albiceleste podía ganar. Ahora sí, va Tevez. ¡No! Fue Marcos Rojo y erró. Murillo falló y otra vez Argentina tenía para ganar. Entonces sí, fue Carlos, anotó y le dio a su selección el pase a semifinales. Así, se tomó revancha del penal que falló en 2011 ante Uruguay y que costó la eliminación.

Por ese motivo no había estado entre los cinco primeros ejecutantes ante Colombia. El "Tata" Martino no le había querido tirar la responsabilidad, pero él pidió el séptimo y no le pesó.

RANKING.

Argentina será el número 1.

Luego del empate 0-0 con Colombia y el triunfo por penales (5-4) que le dio el pasaje a la semifinal de la Copa América, Argentina se aseguró recuperar el primer puesto del ranking FIFA, al cual ya había accedido en 2007. En esa posición figurará el 9 de julio, cuando se publique la nueva clasificación. Superará así a Alemania (1°) y Bélgica (2°). ¿Y Uruguay? Desaparecerá del top 10, según los cálculos de Mr. Chip.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º