RIO DE JANEIRO

En el Maracaná hubo duelo de hinchadas

Los celestes estuvieron en clara desventaja numérica, pero hicieron respetar su pasión y los 15 títulos

Hinchas uruguayos en el Maracaná
Foto: Gerardo Pérez

De los partidos que jugó Uruguay hasta ahora, donde más se vivió el clima de Copa América fue anoche en Río de Janeiro. A Porto Alegre fueron casi 30.000 fanáticos celestes, pero casi no había hinchas de Japón y ese hecho generó que el clima durante el partido no fuera tan caliente, más allá de que los uruguayos se hicieron sentir durante los 90 minutos y que tanto en las horas previas como en las posteriores, armaron una fiesta en toda la ciudad gaúcha.

El duelo de hinchadas entre uruguayos y chilenos empezó en la noche anterior, cuando en una distancia de unas 15 cuadras, ambas hinchadas hicieron el banderazo en apoyo a su selección. Cada vez que se cruzaban por la playa de Copacabana empezaban los cantos, aunque siempre con respeto, sin generarse incidentes.

Lo mismo aconteció en las horas anteriores al inicio del juego en Maracaná, donde todos los fanáticos llegaban juntos al escenario con un clima de verano espectacular, que rondaba los 30 grados. Muchos de los hinchas arribaron al escenario en el metro y hacían el recorrido en rampa que deriva en el mítico estadio. Ese fue uno de los puntos de encuentro de los fanáticos y el lugar en donde se dio un lindo duelo de parcialidades previo al juego, que luego se extendió durante el partido.

Fueron cerca de 35.000 chilenos los que asistieron anoche al Maracaná, y poco más de 7.000 uruguayos, según dijo el presidente de la AUF, Ignacio Alonso. Pese a esa diferencia numérica, los celestes se hicieron sentir con fuerza durante el juego; eso sí, cuando los trasandinos se unían en los cantos, se hacía difícil competir.

El caballito de batalla de los uruguayos, y con razón, fueron las 15 Copas América que Uruguay ostenta. Fueron varias las veces que los hinchas entonaron hasta llegar al número 15. El “volveremos, volveremos...” fue otras de las canciones que más se escucharon, así como el “soy celeste”. Los del Pacífico se afirmaron al canto de “bicampeones” haciendo referencia a los títulos continentales obtenidos en 2015 y 2016.

Sin dudas que la rivalidad de los últimos años que hay entre Uruguay y Chile pesó para que el clima de Copa se viviera tan intensamente ayer, aunque este duelo está muy lejos de considerarse un clásico. A destacar que ambas hinchadas estaban juntas en todas las tribunas y convivieron en paz.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)