COPA AMÉRICA

Tras la huella de Diego Forlán

“Los jóvenes jugadores de Japón pueden sentir el nerviosismo de tener a Suárez y Cavani enfrente”, dijo el mejor jugador del Mundial 2010, quien vivió un año y medio en el país asiático

Diegui
En Japón. Forlán defendiendo al Cerezo Osaka donde jugó un año y medio y se llevó una gran impresión del país y  los japoneses. Foto: archivo El País.

Diego Forlán ha vuelto a trabajar como comentarista. En este caso, analiza la Copa América para Telemundo internacional junto a Sebastián Abreu.

El mejor jugador del Mundial de Sudáfrica 2010 defendió en la temporada 2013-2014 al Cerezo Osaka de Japón. Dejó una huella imborrable y se llevó una magnífica impresión de la nación del sol naciente. Conoce el fútbol asiático y opinó sobre el joven equipo nipón al que Uruguay enfrentará mañana.

“Japón se caracteriza por jugar rápido, hacer un buen fútbol y tener la posesión de pelota. Son jugadores muy jóvenes y les falta experiencia. Y ese jugador punzante, de cara al gol, el que hace la diferencia. Ese que ha tenido Uruguay a lo largo de su historia”, afirmó.

“Igual hay que tener cuidado, no hay que confiarse porque pueden ser decisivos en las pocas llegadas que tienen y te pueden complicar”, agregó.

“En general, y como se vio frente a Chile, el arquero y la línea de cuatro suelen cometer errores. Les pasa también en la selección mayor. Y te dejan de cara a algunas situaciones de gol. Más contra Uruguay, que tiene a Suárez y a Cavani. Pueden sentir el nerviosismo de enfrentarlos. Hay que ver también como les cayó la goleada. Sobre todo teniendo en cuenta que son muy jóvenes y están jugando una Copa América en la que les tocó primero Chile y luego Uruguay”.

Forlán quedó muy conforme con el debut de la Celeste en Brasil. Y según le aseguró a Ovación, no le sorprendió el gran partido que hizo. “Viendo los jugadores que hay y lo que se viene haciendo, no me sorprendió que haya tenido el despliegue futbolístico y la solvencia que tuvo en el partido frente a Ecuador. Era de esperarse”, dijo.

“Lo que más destaco es que Uruguay llegaba a la Copa América como candidato y en un partido debut, donde siempre hay mucho nerviosismo, mucha adrenalina, hizo un gran juego. Sobre todo ofensivamente. No digo defensivamente, porque a eso estamos acostumbrados. Pero sí en cuanto a creación, a las situaciones de gol y a la calidad de asociaciones que tuvo de tres cuartos hacia arriba”, explicó.

“Y lo confirmó contra un rival como Ecuador, aunque es cierto que podía haber estado un poquito mejor. La actitud de los jugadores fue rara y ese gol que recibieron en los primeros minutos les chocó y luego vino la expulsión. Pero previo a la expulsión tampoco se veía a Ecuador muy metido en el partido. Estaba muy impreciso. Pero eso también fue por Uruguay, por lo que es, por el respeto que le tienen. Y eso hace que a la hora de enfrentarlo lo sientan”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)