copa américa

Hoy se pierde por lo que antes se ganaba

El partido con Chile dejó una enseñanza: disciplinados sí, pero no ingenuos ni tampoco pasarse de la raya

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay

Tal vez sea desproporcionado, o fuera de lugar, hacer una reflexión: Suárez muerde a Chiellini y la FIFA lo juzga —y lo peor, no sólo como jugador, sino como persona, lo trata— igual que si hubiese cometido un asesinato; Jara provoca a Suárez y ahora hace lo mismo con Cavani, y no pasa nada.

Es que se trata de… Jara. ¿Quién es Jara? ¿A quién le ganó, o qué ganó, para darle tanta importancia? Sin embargo, el caso del zaguero chileno no puede soslayarse, porque resulta que de un tiempo a esta parte se ha convertido en el "vivo" que, con cámaras, cuatro árbitros interconectados por circuito cerrado, tribunales de oficio, y vaya uno a saber cuántos recursos más para penar la conducta de los jugadores adentro de la cancha, hace "entrar" —y, por lo tanto, agarra "de bobos"— a las principales figuras de Uruguay; o las más renombradas.

Ya ahí, sin fanatismos ni sentimientos nacionalistas, cambia algo el panorama; porque es como dijo Tabárez en Sudáfrica cuando un periodista inglés le preguntó si los celestes que habían ido al Mundial pertenecían a la casta de sus gloriosos antepasados: "Y… allá, en el fondo, algo tendremos que ver", contestó el maestro, como aludiendo a un parentesco genético-futbolístico, aunque más no fuera lejano.

Pues bien, "si algo tendremos que ver" con la parte "buena" de aquellos que escribieron las más grandes hazañas del fútbol uruguayo, digámoslo sin hipocresía: también con la parte, sino "mala", la que también hizo que la Celeste, y los cuadros de nuestro país, fueran respetados, admirados, temidos, y a veces hasta odiados en todas partes, sobre todo en el ámbito sudamericano.

Entonces, no es que los uruguayos sean más hombres ni valientes que nadie, pero… ¿cómo Jara va a manosear y hacer "entrar", primero a uno y después a otro, a dos "parientes lejanos" del "Manco" Castro, del "Tano" Porta, de Obdulio Varela, del "Tito" Goncalves y el "Peta" Ubiña, por citar unos pocos ejemplos, que comprenden picardía, fuerza física y garra?

Si se parte de que Tabárez le dio a la selección un estilo sobre la base de la forma de actuar, correcta, disciplinada, adentro y afuera de la cancha- y que ese no fue solo un sello, sino la piedra fundamental de los resultados obtenidos por un grupo solidario, tanto en los partidos como en el trabajo y la convivencia diaria, no se puede cuestionar esa especie de identidad moderna del fútbol uruguayo; vale cuando se pierde, como cuando se gana.

Sin embargo, esto de Jara en 2013 con Suárez y ahora con Cavani, parece que merece una reconvención: está bien que el maestro tenga alumnos aplicados, pero no que los tomen por tontos el resto de los de las demás clases. Quizá lo del miércoles en el estadio Nacional de Santiago pasó, al menos en parte, por el estado espiritual que atraviesa Cavani ante lo que sucedió con su padre; pero… una vez, sí; dos son demasiado.

En suma, está bárbaro que al fútbol uruguayo lo elogien, admiren y aplaudan por su conducta sana, pero no por eso después de recibir una bofetada en una mejilla, hay que poner la otra; porque así hasta se cae en un engaño: los demás elogian, admiran y aplauden a ese "nuevo" jugador uruguayo porque, como rival, es menos fiero y duro que antes; y hasta pierde por los mismos "trucos" con los que antes ganaba.

Disciplinados, pero no ingenuos. A no pasarse de la raya. Como alguna vez dijo Mujica: "No sea nabo". Si no, crecen los "vivos" como Jara, aunque nunca le ganaron a nadie.

Anuncian la salida de Ricci.

Tras el partido del miércoles, parece haber terminado el torneo para el árbitro brasileño Sandro Ricci. ESPN Brasil publicó que "ya no pitará en la Copa América después de la desastrosa actuación en la victoria de Chile sobre Uruguay". Luego de relatar cómo se sucedieron los hechos, el medio brasileño indicó que, según su información, el Comité de Arbitraje no contará con Ricci para lo que queda del torneo haciendo alusión a que no quieren repetir jueces en la siguiente fase. Además, ESPN señala que Wilmar Valdez, presidente de la AUF, fue al vestuario de los jueces tras el encuentro a enseñarle a los árbitros las fotografías de lo acontecido entre Jara y Cavani.

La Asociación buscará minimizar la sanción.

En marzo de 2013, la Asociación Uruguaya de Fútbol quedó envuelta en una situación compleja, cuando FIFA abrió un expediente a Luis Suárez por una agresión a Gonzalo Jara en el partido Chile-Uruguay por Eliminatorias, después que el chileno tocara los genitales al salteño. Los presididos en ese entonces por Sebastián Bauzá, presentaron las pruebas en las que mostraba la provocación del zaguero, y el 8 de mayo comunicaron que la única sanción que debía cumplir era un partido de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas.

La situación de Edinson Cavani, que ayer retornó con la delegación a Montevideo, es similar y la AUF tiene previsto proceder de la misma forma, presentando los documentos que confirman la provocación de Jara, el miércoles.

En caso de que se confirme un partido por las dos amarillas, Cavani no podrá jugar en el debut de Uruguay en las Eliminatorias para 2018. Si le aplican más partidos, los cumplirá en las fechas siguientes.

Por su parte, el técnico de Argentina, Gerardo Martino, calificó ayer de "lamentable" la actitud de Jara. "Lo hecho con Cavani, con la semana que había vivido el futbolista, me parece que no tiene ningún tipo de justificación y encima la reacción del futbolista es mínima", dijo, y señaló que para todo hay "unos límites".

Además, en Chile anuncian que Jara será sancionado y no continuará en la competencia.

Ahora, preparate para las Eliminatorias.

La Copa América venía bien en materia de arbitrajes. No habían surgido mayores polémicas. Tampoco nada que hiciese pensar que decisiones erróneas favorecieron al local o a los países considerados "grandes". Es más, con los dos goles anulados a Chile y la roja y consecuente sanción a Neymar, hasta pareció que a la luz de "la nueva Conmebol", era todo como debía ser, caiga quien caiga.

Sin embargo, no; y… ¡oh, casualidad!: y en la primera que corrió en otra dirección, ¡cayó Uruguay! Porque si Cavani reaccionó, está bien expulsado. Incluso, si el juez brasileño lo vio, era roja directa, no para que lo amonestara. Pero… ¿y Jara? ¿No hizo nada? Si no lo vio Ricci, ¿no lo vieron los asistentes, y tampoco el cuarto árbitro?

Es raro. O no. Igual que lo del línea Rodney Aquino, sacado de la Copa América de Chile por las escuchas de conversaciones de Grondona. Sacaron al "pobre" paraguayo, ¿y al que lo designaba y lo mandaba? ¿Actuaba como el "Llanero solitario"?

Por eso, es prudente pensar qué será de Uruguay en el primer tramo de las Eliminatorias sin Suárez; pero con los árbitros… porque la estructura directriz de la Conmebol cruje; pero… ¿y la del arbitraje sudamericano? Esa, ¡ni el FBI y el Scotland Yard juntos la desbaratan!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º