COPA AMÉRICA

La hinchada oficial de Uruguay está en el hotel de los celestes

Una joven pareja decidió alojarse allí para estar cerca de los futbolistas

Cada vez que los jugadores de la selección hacen una actividad que requiera pasar por el hall del hotel Deville en Cuiabá los ven. Sentados en una de las mesas de la cafetería que está dentro del hall tienen un altar formado por una matera, un álbum de figuritas, una camiseta de Uruguay y algunos otros objetos celestes.

Gabriel y Paula, una joven pareja que vive en Cuiabá, es la hinchada oficial de la selección en el hotel. Cuando el plantel sale hacia el entrenamiento Gabriel se acerca y los saluda nombrándolos uno por uno. Cuando regresan Paula, un poco más tímida, los filma y saca fotos. Respetando los protocolos e intentando no invadir, los dos acompañan a su manera.

Todo comenzó en Porto Alegre cuando ambos estudiaban. Él es oriundo de Río Branco, Uruguay, y ella de Cuiabá. Se conocieron, se enamoraron y tras recibirse se instalaron en la ciudad brasileña y abrieron una empresa constructora.

Cuando se confirmó que la Copa América se jugaría en Cuiabá intentaron averiguar en que hotel se iba a quedar Uruguay. Tras conocer que iba a ser en el hotel Deville ella tuvo la idea de hacer una reserva. En principio iba a ser un solo día pero decidieron quedarse hasta el viernes, día en que la selección partirá y ellos volverán a su casa a seis kilómetros del hotel.

“Al estar acá cerca, más allá de los protocolos y de la burbuja, está siendo muy emocionante”, cuenta Gabriel en una mesa del comedor del hotel minutos después de ver la llegada desde el último entrenamiento antes de Bolivia.

El protocolo de Conmebol es estricto con las selecciones y no permite la presencia de terceros en la burbuja. A pesar de eso, los hoteles en los que se quedan hay otros huéspedes. Gabriel y Paula no pueden tener contacto con los jugadores y tampoco lo intentan. “Nosotros hemos tenido una disciplina muy grande y respetamos los protocolos, no queremos de forma alguna perjudicar a la selección”.

“Hemos tenido algunos momentos que nos marcaron, pequeños momentos pero que son muy importantes”, dice Gabriel, que recuerda con cariño haber hecho reír a Edinson Cavani con un chiste.

“Cuando veo las oportunidades que él esta teniendo me emociona”, dice Paula .

Hinchas de la selección
Paula y Gabriel con un álbum de figuritas celestes en la puerta del hotel. Foto: Nicolás Pereyra
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error