FÚTBOL FEMENINO

La selección de Brasil que el público eligió apoyar

A pesar de estar en cuartos de la Copa América, la selección masculina de Brasil no tiene un total apoyo. En cambio, el femenino, tuvo gran identificación en un fenómeno que desean que se traslade al fútbol local.

Marta Viera, la futbolista ídola de Brasil. Foto: Mateo Vázquez

La clasificación de la selección masculina de Brasil a semifinales fue de forma ajustada y bastante emocionante para los hinchas. Tras empatar con Paraguay, la serie de penales definió la clasificación brasileña en el último tiro pero, al menos en Salvador de Bahía, las celebraciones fueron leves. Un par de bombas de estruendo, algunos gritos y el silencio.

Esta Copa América, al menos para los locales, no ha sido un gran incentivo y se ve reflejado tanto en los estadios como en las calles. La verdeamarela no ha cautivado al público y no existe mucho compromiso. Basta hablar con brasileños para ver que el sentimiento hoy está un poco apagado.

Algunos cuestionan los criterios de Tité para escoger que jugadores citar, otros no se enamoran del estilo de juego y la mayoría coincide que Neymar y sus actitudes popstar generaron rechazo en los hinchas.

Pero el último domingo, en la tarde, al caminar por las calles de cualquier ciudad brasileña se podía ver a la gente con camiseta puesta, dedos en la boca y mirando fijo el televisor. La selección brasileña de fútbol femenino jugó ante Francia por los octavos de final del fútbol femenino y ellas sí tuvieron el apoyo popular.

El compromiso generó empatía

Luiza Sá, periodista del diario Lance de Brasil, afirmó que esta situación sucede “porque el equipo femenino ha conseguido cautivar un público que tiene un sentimiento extraño con el masculino”.

Luciana y Bianca, mientras bajan la derrota ante Francia con una cerveza en un bar cerca de Maracaná, cuentan que en sus 26 años no habían visto un movimiento así relacionado al fútbol femenino, aunque todavía hay un largo camino por recorrer a nivel local.

La pasión por el fútbol femenino  en Brasil. Foto: Mateo Vázquez
La pasión por el fútbol femenino en Brasil. Foto: Mateo Vázquez


La selección de Brasil es referencia en América Latina ya que ha ganado siete de las ocho Copas América que se han disputado, también ha participado en las ocho Copas del Mundo y ha tenido grandes jugadoras en sus filas, entre ellas la considerada mejor futbolista en la historia del fútbol femenino, Marta Vieira da Silva.

Al nivel de los grandes

El museo del estadio Maracaná en Río de Janeiro repasa la historia grande del fútbol brasileño y tiene, entre otras cosas, un paseo de mojones en la historia. Ronaldinho y Pelé son números puestos pero entre ellos dos, para sorpresa de gran parte del público que solo da importancia al fútbol masculino, está Marta.

Esta futbolista conquistó seis veces el premio Fifa World Player y una vez el premio The Best, galardones que se le dan a la mejor jugadora del año. Además ha anotado 17 goles en Copas del Mundo, la mayor goleadora en este tipo de competición tanto femenina como masculina.
“Marta con certeza ayudó para que el fútbol femenino creciera. Debemos mucho a ella, por el crecimiento que el fútbol brasileño. Ella se emocionó en una entrevista por lo que ha crecido el fútbol desde que ella comenzó. Tardíamente fue reconocida como una de las mayores jugadoras brasileñas”, afirmó Luiza Sá.

Además de Marta hay otras jugadoras brasileñas que han sido referencia a nivel mundial como Formiga y Cristiane, actualmente en la selección. Gran parte de las jugadoras de esta convocatoria para el Mundial está conformada por futbolistas que juegan fuera de Brasil.

A pesar de tener una selección fuerte, Brasil no escapa de los problemas que tiene el fútbol femenino en muchos países y que son consecuencia de un enfoque machista de este deporte. La liga local, según cuenta Sá, es muy débil y tiene poco incentivo.

En 2013 la Confederación Brasileña de Fútbol comenzó a organizar el Brasileirão de fútbol femenino y ha venido creciendo aunque la situación está lejos de ser la ideal.

Tal como sucede en Uruguay, la infraestructura no es la adecuada y tampoco se acompaña con inversiones de parte de la mayoría de los clubes. Existen excepciones pero por lo general las condiciones no son las necesarias para el desarrollo del deporte, según cuenta Sá, periodista de Lance.

Actualmente el Brasileirão cuenta con dos divisionales de 16 equipos cada una, pero para que esto suceda se implementó una regla de parte de FIFA y acompaña por CBF. Cada club masculino de primera división debió tener obligatoriamente un equipo femenino para poder competir desde 2019.

Algunos equipos debieron formarse desde cero mientras que otros optaron por un camino más fácil e hicieron asociaciones con clubes femeninos ya existentes que solamente adoptaron los nombres.

Más allá de esta nueva medida, hay muchas carencias que hacen que al público le sea difícil acceder al torneo local, una de ellas la poca difusión. Hasta hace pocos meses los partidos solo podían ser vistos por internet, pero ahora el canal Band firmó un contrato y se hizo de los derechos de televisación de un partido por fecha, aunque todavía creen que es poco.

“Los jueves en Brasil son los días de cerveza y fútbol”, cuentan Luciana y Bianca mientras cumplen el ritual pero un domingo, motivadas por la selección femenina. “ Ojalá en un futuro podamos venir al bar un jueves a tomar cerveza y ver por televisión al fútbol femenino local”, dicen, ilusionadas con un deporte que crezca y tenga público que lo acompañe, más allá de la eventual situación de la selección masculina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)